¿La viruela del mono es un efecto secundario de las vacunas anticovid?

Ninguna agencia de salud considera que la viruela del mono, un enfermedad detectada en humanos en 1970, sea provocada por un inoculante contra el coronavirus
Falso

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- En Twitter circulan publicaciones que afirman que la viruela del mono es un efecto secundario de las vacunas contra el coronavirus.

“Por si acaso alguien tiene el efecto adverso de la viruela del mono, es la vacuna covid. Y solo en ese tema se puede ingerir hidroxicloroquina. Hace décadas que existe la cura de la viruela del mono, por lo que no se necesita ninguna vacuna”, afirmó Fabiana Pompeya.

El equipo de Fact Checking de EL HERALDO Plus verificó con fuentes oficiales de salud para saber si la viruela del mono es un efecto de las fórmulas contra el coronavirus.

Padecimiento viejo

La viruela del mono se detectó por primera vez en los seres humanos en 1970 en la República Democrática del Congo en un niño de nueve años, en una región en la que la viruela se había erradicado en 1968.

Desde entonces, la mayoría de los casos se han notificado en regiones rurales de bosques tropicales de la cuenca del Congo, sobre todo en la República Democrática del Congo, y se han registrado cada vez más casos humanos en toda África central y occidental.

Desde 1970 se han contabilizados casos humanos de viruela símica en 11 países africanos: Benin, Camerún, República Centroafricana, República Democrática del Congo, Gabón, Côte d’Ivoire, Liberia, Nigeria, República del Congo, Sierra Leona y Sudán del Sur.

Se desconoce la verdadera carga de esta enfermedad. Por ejemplo, en 1996-1997 se notificó un brote en la República Democrática del Congo con una tasa de letalidad más baja y una tasa de ataque más alta de lo habitual.

Desde 2017, Nigeria experimentó un brote de grandes proporciones, con más de 500 casos sospechosos y más de 200 casos confirmados, y una tasa de letalidad de aproximadamente el 3%. Hoy continúan notificándose casos.

La viruela símica es una enfermedad importante para la salud pública, ya que no solo afecta a los países de África occidental y central, sino también al resto del mundo.

En 2003, el primer brote de viruela símica fuera de África se produjo en los Estados Unidos y se relacionó con el contacto con perros de las praderas infectados.

Estas mascotas habían sido alojadas con ratas de Gambia y lirones enanos africanos que habían sido importados desde Ghana.

Este brote causó más de 70 casos de viruela símica.

En mayo de 2022, se identificaron múltiples casos de viruela símica en varios países no endémicos, una situación que ha generado alarma.

¿Efecto de la vacuna?

Por el momento, las reacciones identificadas después de recibir una dosis de la vacuna contra el coronavirus son fiebre, dolor de cabeza, fatiga, malestar en el lugar de la inyección, dolor muscular y articulaciones y, en algunos casos, gripe que duran desde 12 hasta las 72 horas.

Mientras que los síntomas de la viruela del mono van desde un cuadro gripal (fiebre, dolor de cabeza, inflamación en los ganglios) hasta erupciones en la piel.

Los síntomas de la viruela del mono no coinciden con los efectos secundarios de las vacunas contra el covid-19.

El español Newtral, según los informes de farmacovigilancia de las vacunas contra el coronavirus de Pfizer de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), que monitoriza los efectos secundarios tras su administración, publicó que aparecen erupciones cutáneas por reacciones alérgicas como un efecto secundario de la vacuna de Pfizer “poco frecuente”.

Pero especialistas dicen que las reacciones alérgicas por la vacuna contra el coronavirus con erupciones en la piel producto de la viruela del mono son totalmente distintas.

Conclusiones

La viruela del mono no es una enfermedad nueva. El primer caso en humanos fue detectado en 1970.

Además, ninguna fuente oficial de salud menciona que los efectos de la vacuna contra el coronavirus es la viruela del mono.

Por consiguiente, este equipo califica como Falso que los efectos adversos de la vacuna contra el covid-19 sea la viruela del mono.

Nuestras calificaciones

Verdadero

Las pruebas apuntan, con contundencia y rigurosidad, a que lo afirmado es cierto.

Falso

Las evidencias no dejan margen a que lo afirmado es falso.

Ni sí, ni no

La expresión contiene algunos elementos verdaderos, pero en un contexto engañoso.

No verificado

No hay información pública o disponible que confirme o desmienta la expresión declarada.

¡Plop!

Además de ser falsa, la declaración cae en exageración.

Carlos Girón Pineda


Notas Relacionadas