Hasta dos años tarda la Secretaría de Seguridad en ejecutar órdenes de captura en Honduras

Aunque Seguridad asegura que todas las órdenes de captura tienen la misma importancia, las cifras detallan que hay casos en los que pasan años antes de ejecutar la detención. Cortés tiene el promedio más tardío

Las autoridades deben localizar a las personas antes de ejecutar la captura.

Por:


3.73 min. de lectura

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- Más de cinco años pasaron antes de que la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) lo detuviera por los delitos de homicidio y asesinato en segundo grado de ejecución.

+ Regístrese y disfrute una nueva experiencia como lector

El hombre, de 29 años, era buscado desde el pasado 8 de diciembre de 2015, luego de que el Juzgado de Letras Seccional de Tocoa, Colón, emitiera la orden de captura.

La DPI informó que fue detenido el 1 de marzo de 2021, es decir, 1,910 días (cinco años y dos meses) después de que la Secretaría de Seguridad recibió el documento que pedía su aprehensión por considerarlo el principal sospechoso de la muerte de Juan Blas Moreno Zelaya y el asesinato en segundo grado de ejecución de un testigo protegido.

Pero este caso no es el único, Seguridad tarda en promedio dos años (730 días) en concretar una captura, de acuerdo con un análisis realizado por la Unidad de Datos de EL HERALDO Plus a las órdenes de captura recibidas por esta institución.

Según las cifras, facilitadas a través de la solicitud SOL-SSSS-1620-2022, la Secretaría de Seguridad concretó 29,124 detenciones desde enero de 2015 hasta noviembre de 2022, sin embargo, no todas fueron ejecutadas horas o días después de que los juzgados dieran luz verde, pues para algunas pasaron meses y hasta décadas.

$!El promedio para ejecutar una orden de captura en el país es de dos años.

Un ejemplo claro fue la detención de un hombre el pasado 30 de marzo de 2022 en el departamento de Cortés pues, según los reportes recibieron la orden de detención desde el 12 de abril de 1996, pero tuvieron que pasar 9,483 días (25 años y 11 meses) para concretarla.

Lo mismo ocurrió con la captura de una mujer en octubre de 2022; la orden había sido emitida por un juzgado de Atlántida hace más de dos décadas atrás.

Para el criminalista Gonzalo Sánchez, esto es un problema gravísimo porque “entre más tiempo (pasa) o no se capturó al criminal, las evidencias se pierden de repente, el caso puede pasar a un archivo o se olvida”.

El también catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) mencionó que para liberar esta mora, la Policía debe aumentar unidades dedicadas a las capturas.

Incluso, puso de ejemplo la forma en que funciona el sistema policial estadounidense para ejecutar detenciones en casos primordiales.

“En los Estados Unidos existe una organización que se llama VICAP (Unidad de caza criminales del FBI), que paga a personas que se encarguen de la captura de ciertas personas, son cazadores de recompensas, no son policías, pero la policía ya la tiene identificada a esa persona, les da la fotografía, cuando no la puede ubicar la policía y ellos se encargan de buscarlos, la capturan y la policía les da una recompensa”, mencionó.

Mora por departamento

La tardanza en ejecutar una orden de captura no es la misma en Francisco Morazán que en Cortés.

En el primer departamento, la Secretaría de Seguridad se tarda en promedio dos años en concretar una orden de captura emitida por los juzgados a nivel departamental, mientras que en Cortés el tiempo de demora se duplica, es decir, equivale a cuatro años (1,460 días), corroboró este rotativo.

La Unidad de Datos de EL HERALDO Plus comparó las fechas de cada una de las órdenes emitidas por juzgados -y enviadas a la Secretaría de Seguridad- con el día, mes y año en que se concretó la detención en cada departamento.

En el departamento de Atlántida, por ejemplo, el promedio de años que pasaron desde que se recibió la orden de aprehensión de los sospechosos fue de tres, al igual que en Colón, Comayagua, Ocotepeque, Santa Bárbara, Yoro, Islas de la Bahía y Gracias a Dios.

En departamentos como Olancho, Copán, Lempira y El Paraíso el promedio es de dos años, mientras que en Choluteca, Valle, La Paz e Intibucá hablamos de un año.

Edgardo Barahona, portavoz de la Policía Nacional, dijo a EL HERALDO Plus que para entender cómo funciona el proceso lo primero que se debe tomar en cuenta es que las personas con orden de detención no quieren ser capturadas.

Explicó que luego de la orden deben realizar los “procesos de ubicación y localización de la persona para dar la detención y ejecutar la orden de captura en el momento más conveniente”.

Barahona también detalló que al cometer un delito, muchos huyen del país o se esconden en áreas rurales, lo que provoca que los procesos tarden más.

$!Los juzgados son los responsables de emitir las órdenes de captura.

“Si usted va y se esconde en una área rural donde la gente no sabe que usted está involucrado en delitos, nadie lo va a denunciar”, justificó, al afirmar que hay casos en los que se van del país y se cambian hasta el nombre.

El criminalista Gonzalo Sánchez coincidió con las declaraciones de Barahona, sin embargo, dijo que en caso de que las personas con orden de captura huyan del país es la Policía Internacional (Interpol) la que procede a ejecutar la captura.

“Por eso es que existe la Interpol, que es la que se encarga de darle captura a los que en el país de origen tienen orden de captura, pero que abandonan el país para huir de la justicia”, puntualizó.

+ ¿Cuántas llamadas de urgencia y denuncias ha recibido el 911 en el 2022?

Delitos

Asesinato, homicidio, violencia intrafamiliar, robo, falsificación de documentos y hasta terrorismo son algunos de los delitos por los que fueron acusadas varias personas en los últimos siete años en Honduras (desde 2015 hasta finales de 2022).

Los datos de la Secretaría de Seguridad detallan que por el delito de violencia intrafamiliar fueron capturadas 2,656 personas. Al sacar el promedio de tiempo que pasó desde que se emitió cada una de las órdenes capturas por este delito hasta que se concretó la detención, pasaron al menos dos años.

Asesinato es el segundo delito con más detenciones, según los reportes de Seguridad, ya que desde 2015 hubo 1,288 casos. Sin embargo, al realizar la misma comparación con los reportes de violencia intrafamiliar, el tiempo promedio para la captura fue de tres años.

En el caso de detenciones por homicidio simple y usurpación, las autoridades tardaron cuatro años en concretar las capturas. Aunque se trata de un promedio, hay reportes como el de un hondureño capturado en julio de 2017, quien tenía orden de aprehensión desde el pasado 7 de marzo de 2003. Esto significa que transcurrieron 5,040 días (14 años y cuatro meses) para que la Policía concretara lo que había solicitado un juez, ya que al hombre se le consideraba el principal sospechoso de un homicidio en Comayagua.

$!Las órdenes de captura pueden ser por uno o varios delitos.

Según Barahona, todas las órdenes de captura tienen la misma importancia al momento de ejecutarlas, sin embargo, las cifras señalan que Seguridad tiene una respuesta tardía en algunos casos, mientras que en otros gobierna la impunidad.

La Unidad de Datos de EL HERALDO Plus trató de dialogar con el vocero de la Secretaría de Seguridad, Miguel Martínez Madrid, para conocer cuántas órdenes de captura pendientes tenían hasta la fecha, pero hasta el cierre de esta edición no contestó las llamadas ni mensajes.

+ ¿Cómo operan las redes de secuestro en Honduras?

Notas Relacionadas