Economía

En octubre espera Honduras firmar programa con el FMI

11.06.2014

Tegucigalpa, Honduras

El gobierno de Honduras dio otro paso más para negociar un programa económico con el Fondo Monetario Internacional.

La consulta del Artículo IV 2013 fue aprobada por el directorio del FMI el pasado martes en Washington, lo que abre el camino para comenzar las conversaciones para un acuerdo de tres años, el que estaría acompañado de un financiamiento de 219.5 millones de dólares.

Marlon Tábora, presidente del Banco Central de Honduras (BCH) y gobernador propietario ante la asamblea del Fondo Monetario, dijo ayer miércoles que esperaría que la próxima semana las autoridades de ese organismo financiero autoricen la publicación del informe ejecutivo de esa revisión.

La consulta del Artículo IV 2013 fue realizada por la misión técnica del FMI del 26 de marzo al 8 de abril de este año, sosteniendo una serie de reuniones con representantes del sector público y privado, entre ellos con el presidente de la República, Juan Orlando Hernández.

Después de publicarse el citado informe, el gobierno de Honduras tiene un plazo de dos meses para elaborar el programa económico que negociarán con la misión técnica del Fondo Monetario.

Para finales de septiembre o comienzos de octubre próximo, se espera que el directorio del FMI haya aprobado el programa económico 2014-2017.

“Todo dependerá de las fechas que logremos acordar, pero será más temprano en el segundo semestre que al final del año”, subrayó el presidente del BCH, quien aún se encuentra en Washington en reuniones con autoridades del Banco Mundial (BM) y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

De acuerdo con el secretario de Finanzas, Wilfredo Cerrato Rodríguez, quien también participó en las reuniones con los personeros del Fondo Monetario, a mediados de agosto próximo estarían comenzando las negociaciones del programa económico.

“Nos vamos a mover rápido y trabajar fuerte para que el acuerdo se pueda firmar a finales de este año”, subrayó.

El último acuerdo de Honduras con el Fondo Monetario estuvo vigente del 1 de octubre de 2010 al 31 de marzo de 2012, o sea durante 18 meses, no obstante, la administración del expresidente Porfirio Lobo Sosa, no pudo cumplir con los compromisos acordados en la Carta de Intenciones y, por ende, no pudo negociar un nuevo arreglo, lo que cerró las puertas al país para acceder a un préstamo por 170 millones de dólares en concepto de apoyo presupuestario, en condiciones preferenciales.

Desafíos

Las autoridades del gobierno de Honduras y del Fondo Monetario aún no han definido los parámetros sobre los cuales se negociará un programa.

No obstante, la última visita que realizó la misión técnica a Tegucigalpa dejó clara las líneas de acción que la administración del presidente Hernández deberá seguir en su administración para mejorar sus principales indicadores económicos.

“Se espera que la implementación de medidas fiscales destinadas a fortalecer las finanzas públicas reduzca el déficit del SPC (sector público combinado) en 2014”, fue una de las principales conclusiones de la última misión técnica.

Para este año, las proyecciones de déficit fiscal son -4.7% del PIB para el gobierno central y -4.5% para el sector público combinado, de acuerdo con el Programa Monetario 2014-2015.

Los últimos gobiernos no han podido cumplir con las metas de déficit fiscal establecidas en los programas monetarios debido al creciente gasto corriente, superando las recaudaciones tributarias estimadas como efecto de las reformas fiscales.

De acuerdo con Tábora, quien además es el coordinador del Gabinete Económico, la parte fiscal es uno de los retos más importantes, no el único, “pero sin duda es el que más pesa”.

Agrega que una de las empresas públicas que más impacto tiene en el déficit fiscal es la ENEE. El año anterior, la estatal eléctrica dejó de recaudar 8,300 millones de lempiras por concepto de pérdidas técnicas y no técnicas.

Para revertir la crisis financiera de la ENEE, el gobierno anterior aprobó la constitución de tres fideicomisos, los que hasta la fecha no han sido estructurados. “Este es un proceso complejo que esperáramos avance a otro ritmo”, sostiene Tábora.

El secretario de Finanzas reconoce que “tenemos grandes retos como el de reducir el déficit fiscal, que es entrarle fuerte al salvataje para recuperar las finanzas de la ENEE”. Agregó que eso conlleva una reducción del gasto para que haya una mayor disponibilidad de recursos para atender a los sectores más necesitados de Honduras.

Además, se tiene que controlar el déficit, según Cerrato Rodríguez, a través del aumento de los ingresos tributarios, lo que estará acompañado de un programa de auditorías a una serie de empresas que supuestamente no cumplieron con el pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR).

El funcionario manifestó que el gobierno trabaja para cerrar este ejercicio con las metas de déficit fiscal establecidas en el Programa Monetario 2014-2015.

No obstante, Cerrato Rodríguez aseguró que el acuerdo con el FMI no está condicionado a la aprobación de nuevas reformas fiscales y la devaluación abrupta del lempira.

“No hemos hablado de nuevas medidas fiscales, nosotros hemos hablado con los personeros del FMI y nosotros estamos conscientes que no hay más espacios, aquí el único espacio que hay es que se debe ser eficiente en la recaudación tributaria y el único espacio que hay es que debemos gastar menos para que hayan más recursos para atender a los que más necesitan”, indicó el secretario de Finanzas.

La administración del presidente Juan Orlando Hernández ha considerado el programa económico con el Fondo Monetario como una de sus prioridades para 2014, ya que es calificado por las autoridades como el visto bueno para acceder a líneas de financiamiento con acreedores bilaterales y multilaterales de crédito.

La estrategia del gobierno para negociar un acuerdo con el FMI es similar a la de la administración anterior, quien aprobó primero las reformas fiscales necesarias para mejorar los ingresos y contener el gasto, lo que le permitió a finales de septiembre de 2010 lograr la aprobación de la Carta de Intenciones 2010-2012.