Sucesos

Registran primera víctima mortal por las lluvias que afectan al territorio hondureño

Un hombre murió al ser arrastrado por una quebrada en Olancho, mientras que el norte varias familias han sido evacuadas debido a las crecida de ríos

25.10.2017

Tegucigalpa, Honduras
Una primera víctima mortal por las lluvias que afectan a Honduras se registró este martes en una comunidad de Talgua, Olancho, al oriente del país.

La persona fallecida fue identificada como José Solis Meza, de 45 años de edad, quien fue arrastrado por la quebrada La Cañada, de Talgua, Olancho.

Asimismo, las lluvias han comenzado a dejar una serie de daños principalmente en la zona norte del país.

En Villanueva, Cortés, fueron evacuadas las familias de unas 50 viviendas en zonas de alto riesgo que resultaron anegadas por el desbordamiento del río aledaño.

De igual manera, en la colonia Flor de Cuba, sector Rivera Hernández, la estructura de un puente amenazaba con ceder ante la fuerte corriente. Copeco anunció que ha habilitado algunos albergues para garantizar que la población afectada esté en zonas seguras.

Vea aquí: Primeras lluvias dejan anegados varios sectores de San Pedro Sula

Alertas vigentes
El Comité de Alertas de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco)
determinó extender la alerta roja por 24 horas más para Islas de la Bahía, Cortés, Atlántida y Colón a partir de las 12:00 del mediodía de este miércoles.

Además se determinó declarar alerta amarilla para el departamento de Olancho y mantener en ese mismo nivel de alerta a Yoro, Santa Bárbara y Gracias a Dios por el mismo período de tiempo.

El Comité también decidió emitir alerta verde por 24 horas para los municipios de la parte baja del río Choluteca que incluye a Marcovia, Morolica, Apacilagua y la ciudad de Choluteca y para los departamentos de Francisco Morazán y El Paraíso que se verán también expuestos a lluvias de moderadas a fuertes.

Deslizamientos y crecidas
El mayor deslizamiento de terreno hasta el momento se registra en Omoa, sector de Cuyamel, donde el alud interrumpió el paso vehicular.

En Quimistán, Santa Bárbara, al occidente de Honduras, las autoridades de Copeco evalúan la situación de riesgo de 150 familias que han quedado completamente incomunicados, como en una isla, debido a la crecida del Río Naco.
Copeco junto a Tercer Batallón de Infantería coordinan una evacuación.

En el caso de Tegucigalpa, capital de Honduras, varias viviendas del barrio Morazán y Los Jucos resultaron inundadas tras las lluvias de anoche.

En la colonia Reparto por Arriba y el sector de Los Pinos se produjo igualmente algunos deslaves menores de terrenos. En colonia El Pedregal igualmente se reportaron vecinos afectados por el agua.