Adquisición

Solo 5,000 de 200,000 tablets se entregaron a los alumnos

Alrededor de 15 millones de lempiras se invirtieron en la compra de 5,000 tablets, pero muchas ya están dañadas

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- Un alumno del centro educativo Santa Rosa en Güinope, El Paraíso, dañó una de las pocas tablets que entregó el gobierno anterior.

Los padres llegaron angustiados donde la directora del centro de enseñanza, pues las autoridades anteriores los obligaban a firmar un acta donde se comprometían a pagarla si la arruinaban.

“Yo tuve que recibirla, levanté un acta explicando en qué condiciones estaba y la gente no la pagó, son muy pobres para cobrársela”, expresó con preocupación la docente, que ya abrió su centro a las clases presenciales.

La Unidad Investigativa de EL HERALDO Plus comprobó que la estrategia del gobierno anterior de dotar de tablets a 200,000 estudiantes de una población de casi dos millones fue un total fracaso.

Con el surgimiento de la pandemia de covid-19, los centros educativos fueron cerrados y los alumnos se fueron a sus casas, sin ninguna posibilidad de estudio.

VEA: Ministro de Educación: Tablets tienen ‘características de última generación”

Las autoridades del gobierno anterior salieron con la idea de dotar de tablets a los estudiantes, en un afán de simular la estrategia de El Salvador, que entregó computadoras y aparatos de marcas reconocidas a los alumnos en todos los niveles.

En primer lugar, el gobierno anterior solo compró 5,000 dispositivos electrónicos, no 200,000 como se había dicho, este generó exclusión de centros educativos y alumnos, siendo algo negativo, consideraron expertos en educación consultados por EL HERALDO Plus.

Además los aparatos eran de baja calidad, no tenían conexión a internet y tampoco se entregaron a la población estudiantil que se había definido como prioridad, al grado que algunos niños las usaban para jugar, comprobó EL HERALDO Plus.

Mediante la orden de compra número 50-1-5-2643-2021 la Secretaría de Educación compró 5,000 tablets a un precio unitario de 2,999.29 lempiras.

La inversión total de todos los aparatos fue de 14,996,450 lempiras. Las tablets eran marca Alpha de siete pulgadas y de 2 gigabytes de memoria RAM.

Arnaldo Bueso, exministro de Educación, en entrevista con EL HERALDO Plus en aquel entonces afirmó que las 5,000 tablets eran el primero paso para equipar a la población estudiantil y que recibirían clases virtuales sin problemas, ya que las tablets llevan los libros en formato PDF.

La Unidad Investigativa de EL HERALDO Plus detectó que las tablets no eran de una tecnología reciente o con la capacidad para operar plataformas educativas y descargar archivos.

El exfuncionario aseguró que eran de última generación y que eran de utilidad para la población estudiantil que no tenía acceso a tecnología.“

De un día para otro dos de las ocho tablets que me entregaron no encendieron, están malas, las tengo guardadas”, aseguró a EL HERALDO Plus el maestro Jorge Pacheco del centro educativo Marco Tulio Portillo, de la aldea La Abisinia, Tocoa, Colón.

VEA TAMBIÉN: El gobierno de Honduras entrega tabletas desfasadas y bloqueadas

El docente del Programa Hondureño de Educación Comunitaria (Proheco) expresó que las otras seis tablets las sigue utilizando.

“Las que no funcionan están guardadas, si las autoridades las solicitarán se las devolvemos, pero ya hablé con los padres de familia y vamos a intentar repararlas”, aseguró.

Lo mismo pasó en el Instituto Polivalente Nuevo Paraíso, de Morocelí, El Paraíso, donde les entregaron 85 tablets, pero muchas ya no encienden.

En algunos centros educativos aseguran que las van a recuperar porque son útiles.

“A muchos cipotes se les dañaron, ahí están guardadas en Dirección, muchas sirvieron, pero solo dieron 85 para 1,200 estudiantes que tenemos, eran muy poquitas”, expresó Óscar Escalante, subdirector de ese instituto.

El otro problema es que muchos de estos dispositivos siguen intactos, tal y como los entregaron las autoridades, debido a que los padres no los aceptaron por el miedo a dañarlos. Esto porque los obligaban mediante un acta a pagarlos si no los devolvían en buen estado, pese a no ser de alta calidad.

En las actas de entrega se establece que los aparatos pasan a estar bajo la responsabilidad de cada director que la recibe, “quien acepta que a partir de la fecha es responsable del buen uso de los bienes descritos”.

ADEMÁS: Alumnos de grados superiores son los que más repiten curso

“Muchas las tengo guardadas, así como me las dieron, porque los padres no se quisieron hacer responsables si las dañan”, afirmó la maestra Martha Castro, del Instituto Santa Rosa en Güinope.

Faltante

La entrega de los aparatos electrónicos era coordinada por Javier Enrique Donaire, coordinador general de la Unidad del Sistema Nacional de Información Educativa de Honduras (Usinieh) y la Dirección de Bienes Nacionales de la Secretaría de Educación. Los datos proporcionados por la Secretaría de Educación, mediante la solicitud de información SOL-SDE-2581-2022, no coinciden.

El documento establece que se compraron 5,000 tablets y se entregaron un total de 4,976 en los 18 departamentos de Honduras. En ese sentido, harían falta 24 tablets, pero el mismo cuadro detallado establece que hay dos dispositivos en custodia de Usinieh, es decir, estarían faltando 22.

El ex ministro de Educación, Arnaldo Bueso, decía que eran de última generación.