Entrevista

Migdonia Ayestas: “La opacidad tarde o temprano pasará una gran factura”

10.08.2022
Ayestas demandó a las nuevas autoridades del gobierno central información de cómo van a manejar y hacia dónde van a destinar las recaudaciones que todavía los bancos continúan realizando

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- El problema de la Tasa de Seguridad es que fue usada muy discrecionalmente, con poca transparencia, escudándose en la “Ley de secretos”, criticó Migdonia Ayestas, coordinadora del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

Muchas cosas que se compraron de forma directa, como el avión presidencial, no estaban destinadas para la seguridad de las personas, dijo.

En la Tasa de Seguridad, los recursos se manejaron como si se tratara de un botín a disposición del Presidente de la República, criticó Ayestas.

TAMBIÉN: Cada 9 días desaparece o muere un migrante en ruta a EE UU

Lamentó que el CNDS no se conformó con manejar los ingresos que los bancos iban captando, sino que se fueron endeudando con préstamos bancarios y ahora existen una serie de deudas que se tienen que pagar, pero no se sabe quién va a asumir esa responsabilidad.

Ayestas demandó a las nuevas autoridades del gobierno central información de cómo van a manejar y hacia dónde van a destinar las recaudaciones que todavía los bancos continúan realizando a pesar de que el fideicomiso ya fue derogado por disposición del Congreso Nacional.

“Si no hay transparencia, entonces la opacidad tarde o temprano le pasará una gran factura a las actuales autoridades gubernamentales”, advirtió Ayestas.

VEA: Fiscalía Anticorrupción investiga clínicas móviles