Gráficos

Más muertes, hospitales saturados y récord de PCR: Así impacta la segunda ola del covid en Honduras

Desde mediados de enero el sistema sanitario de Honduras vive la presión de la segunda ola del coronavirus. Crecen los casos positivos, las hospitalizaciones y las muertes

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- La temida segunda ola del covid embiste a Honduras. La relativa calma que imperó entre septiembre y noviembre de 2020 como agua en reposo se esfumó de un golpe por una explosión de casos y muertes en enero de 2021.

No se puede afirmar que fue una sorpresa: expertos y médicos advirtieron a la saciedad que el relajamiento de la población (más en Navidad y Año Nuevo) podría disparar los casos de coronavirus.

De pronto, los triajes -que amenazaron con cerrar por falta de consultas- volvieron a llenarse de pacientes con síntomas. Y en las redes sociales resurgieron las fotos de duelo y las dolorosas fotografías acompañadas con un listón negro.

Aunque Honduras tiene la particularidad de cargar con un desfase en su registro de diagnosticados -los casos no se detectan con prontitud-, hay indicadores que ayudan a leer la evolución de una segunda ola en el país. En los siguientes gráficos explicamos los más importantes.

Lea además: Honduras registra más de 100 médicos y enfermeras fallecidos por covid

Hospitalizados por covid

En Honduras quizás es el indicador más fiable para medir la evolución de la epidemia. Además de que los hospitales reportan a diario la cantidad de pacientes que atienden por covid-19, ayuda a ilustrar el número de casos graves producto de la enfermedad.

Aunque el coronavirus no carga con una letalidad alta comparado otras enfermedades, el problema se origina cuando muchos pacientes se enferman de forma grave en poco tiempo, lo que termina por saturar los hospitales y centros clínicos.

En ese sentido, aquí también se mide la capacidad de un país para responder ante tal avalancha de ingresos. Cuando los casos sobrepasan a la infraestructura hospitalaria generalmente se traduce en más muertes. Lo mejor, por ende, es prevenir.

En el monitoreo de la Unidad de Datos de EL HERALDO se da un seguimiento a la cantidad de pacientes estables, graves y en cuidados intensivos (UCI). En enero se aprecia un repunte en los tres niveles.

Casos diarios detectados

La curva de casos diarios también experimenta un aumento a inicios de año, aunque suele ser un parámetro muy engañoso, porque Honduras no ha destacado precisamente por aplicar la suficiente cantidad de pruebas para detectar la enfermedad.

Nótese que la curva es muy irregular, mientras que en otros países es más suave y constante, con movimientos que cambian como lo debería ser una curva epidemiológica (crecimiento y descenso exponencial).

Sin embargo, es de resaltar que los dos días cuando más casos se reportaron corresponden a 2021: el 3 febrero con 1,312 positivos y el 21 de enero con 1,190.

Lea también: Tegucigalpa: ¿Hay casos de coronavirus en tu colonia? Consulta nuestro buscador

Pruebas PCR

En el bloque anterior dejamos claro que la cantidad de pruebas PCR condiciona a veces el número de enfermos diagnosticados de manera oficial y el crecimiento de un subregistro de casos que impide gestionar la emergencia de mejor manera.

Al menos 2021 trajo la buena noticia que (finalmente, tras la presión de muchos sectores) las autoridades sanitarias aumentaron el número exámenes para diagnosticar el covid-19.

Nuestro gráfico ilustra cómo el año pasado una ola de pruebas PCR también movía la curva de casos diarios detectados. En este año, hay un incremento notable de test, lo que ayuda a detectar la mayor cantidad posible de nuevos registros.


Casos activos

Si hay otro indicador que nos ayuda a ver si la pandemia está bajo control es el de casos activos. Honduras no marcha muy bien al respecto.

Se puede afirmar que un país comienza a ver la luz cuando la cifra de recuperados de la enfermedad sobrepasa a lo de personas que todavía sufren el virus.

De mantener un número estable entre septiembre y octubre de 2020, el país superaba este año la barrera de los 80,000 casos activos.

Muertes

La pesadilla de junio y julio está presente a inicio de año. Los listones negros que abundan en redes sociales y los anuncios diarios de que más doctores y enfermeras mueren coinciden con los registros de la Unidad de Datos de EL HERALDO.

A finales de enero se puede apreciar cómo vuelve a crecer la curva de muertes diarias, confirmando la segunda ola del covid-19, sumado a que pueden ser -incluso- registros desfasados.

Ya EL HERALDO había revelado en exclusiva que el pico de decesos reportado por el Sistema Nacional de Gestión del Riesgo (Sinager) en julio en realidad había ocurrido un mes antes, al cotejar la fecha exacta del fallecimiento, en un reportaje sobre la cifra real de muertos.

Mapa de incidencia

El covid-19 no siempre golpea frontal; a veces los brotes ocurren en zonas específicas. Mantener vigilados estos sitios ayuda a imponer cercos epidemiológios para evitar el avance de la enfermedad.

A través del siguiente mapa podemos cuáles son los sectores más aquejados por el virus en los últimos 14 días, y con las cifras ajustadas al tamaño de su población.

Tags: