Estructuras

Narcos 'juniors' asumen el control del tráfico de drogas en Honduras

Al ser capturados los grandes señores que por años manejaron el negocio de la droga junto al poder político, están surgiendo nuevas generaciones de estructuras delictivas, pero sin un líder supremo

COPÁN, HONDURAS.- Aquellos cipotes que sirvieron de gatilleros, conductores de confianza, lugartenientes o jefes de seguridad de los poderosos narcotráficantes en Honduras son los que ahora están peleando por el nuevo liderazgo.

El occidente de Honduras, entre los departamentos de Copán, Ocotepeque, Santa Bárbara y Lempira, ha sido por años una de las principales rutas de la droga hacia Estados Unidos, y quienes han estado en ese mundo lo saben.

En la empresa del tráfico de drogas los ascensos son inesperados, después de una captura o el asesinato de las cabezas, las piezas por inercia buscan su lugar y en eso están los narcos 'junior'.

LEA: 'Narcos' operan bajo las sombras en El Paraíso, Copán

La historia de las estructuras delictivas ligadas al tráfico de droga en Honduras siguen la misma línea de Colombia y México.

Muchos de los grandes “señores” han sido capturados, asesinados y otros se entregaron a la justicia norteamericana porque no aguantaron la presión, pero el negocio sigue.

Desde La Entrada, Copán, se puede percibir el imperioso desarrollo de esta parte de Honduras, con lujosas viviendas, enormes fincas, imponentes hoteles y la circulación de modernos vehículos.

El carro que transportaba a la Unidad Investigativa de EL HERALDO Plus cayó en un enorme agujero de la carretera CA-4 que de San Pedro Sula conduce al occidente, la cual está destruida.

VEA: El peligroso recorrido de EL HERALDO en El Paraíso, Copán, tierra de 'narcos' en Honduras

Una vez cruzando el río El Infiernito en El Paraíso, Copán, se entra a territorio de peligro. Foto: El Heraldo

Una vez cruzando el río El Infiernito en El Paraíso, Copán, se entra a territorio de peligro. Foto: El Heraldo
De la nada apareció un carro modelo Camaro, color negro, lucía como nuevo, al punto que los agujeros de la carretera se reflejaban en su intacta pintura, mostrando el nivel económico de esos pueblos remotos hondureños. Desde que se pisa el corredor de la droga en Copán, hay sujetos en motos, en carros y hasta en mototaxis que avisan la presencia de personas o vehículos extraños. Esa fue la primera advertencia que hizo al equipo de EL HERALDO Plus un agente de investigación que ejecuta operaciones especiales en contra del narcotráfico en el occidente de Honduras.

Con el vacío que dejaron las capturas y extradiciones de los poderosos narcotraficantes y otros que se han entregado a la DEA, se han creado pequeñas células, que libran una batalla a muerte por el control del territorio. La Unidad Investigativa de EL HERALDO Plus recién había salido de El Paraíso, Copán, con el alivio de no sufrir ningún incidente que lamentar.

Los antecedentes hablan por sí solos: en mayo del 2020 fue asesinado el exdiputado del Partido Nacional, Hugo Pinto, junto a otra persona en el barrio El Centro de ese municipio.

ES DE INTERÉS: Wilkin Montalván también se dedicaba al tráfico de vacunas contra covid-19

Pinto fue ligado al cartel de los Valle Valle, a “Don H” y a organizaciones criminales colombianas, quienes demandan mantener las rutas ya ganadas.

Todo indica que se está viviendo una guerra de poder entre grupos violentos.

Un reporte del sitio especializado en narcotráfico InSightCrime indica que Javier Erazo y Orlando Noé Pinto Espino, alias “El Rey del Norte”, fueron los primeros herederos del imperio de los Valle Valle.

No obstante, Erazo fue ejecutado en diciembre de 2018, se presume que por “El Rey del Norte”, quien después fue arrestado en Guatemala.

Con estos antecedentes violentos, ya de regreso de El Paraíso, Copán, por el puente del río El Infiernito, la tensión que cae sobre el cuerpo como la espesa neblina en las montañas occidentales se comienza a disipar.

Las operativos solo se ven la carreteras. Foto: El Heraldo

Los operativos solo se ven en las carreteras. Foto: El Heraldo
+: ¿Quién era Wilkin Montalván? Sus vínculos con los gobiernos y el narcotráfico

El temor que genera entrar a una tierra gobernada por el narco recorre los huesos y la sensación de ser interceptados por escuadrones ilegales armados es inevitable.

A cada segundo se miraba hacia atrás en la solitaria calle y en ese momento cualquier ser humano se da cuenta que está desprotegido, a merced de las nuevas generaciones delictivas.

Esas que van tomando el mando y formando carteles que están a punto de explotar como la dinamita con que las Fuerzas Armadas ( FF AA) destruyen las narcopistas.

A pesar de ser territorios con alta incidencia criminal organizada, la presencia policial es prácticamente nula en el interior, solo en las carreteras principales se ven algunos retenes policiales.

ADEMÁS: Más de 300 millones de lempiras se han pagado por préstamos del Trans 450

El equipo de EL HERALDO Plus se alistaba para hacer una segunda visita a El Paraíso y luego llegar a Florida, Copán, otro lugar estratégico del crimen organizado.

“Ustedes ya están identificados -afirmó el agente- si vuelven se exponen a que los intercepten, los secuestren, que les quiten el equipo de trabajo y sin querer alarmarlos, a que los maten”, sentenció.

La tarde anterior EL HERALDO Plus había llegado a las oficinas de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), que opera a un costado de la carretera que conduce a las Ruinas de Copán en una casa incautada.

Un efectivo militar anunció la presencia del equipo periodístico al coronel Óscar Cabrera, jefe de la Fuerza de Tarea Conjunta Maya Chortí, quien se alistaba para salir al siguiente día a rendir un informe de sus operaciones en Tegucigalpa.

TAMBIÉN: Más de 400 hectáreas del territorio hondureño comprometidas como ZEDE

Al autorizar la entrada del equipo periodístico solicitaron los carné de identificación del diario, les tomaron fotografías y luego registraron el vehículo para hacerlo pasar a la lujosa propiedad.

El equipo de EL HERALDO Plus solicitó apoyo de la autoridad militar para visitar algunas zonas e información de las operaciones, pero el coronel informó que antes se debía mandar una nota firmada, solicitando el apoyo al alto mando de Fusina.

El coronel solo precisó que ellos resguardan 256 kilómetros en toda la frontera con Guatemala donde desarrollan una serie de operaciones contra el narcotráfico en combinación con la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN) y la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) del Ministerio Público (MP).

+: Alcaldía del Distrito Central gastó L 35.6 millones en cisternas de segunda mano

El occidente de Honduras muestra desarrollo. Foto: El Heraldo

El occidente de Honduras muestra desarrollo. Foto: El Heraldo

Conocen

A simple vista las autoridades policiales, militares y de inteligencia saben que el crimen organizado se está rearmando rápidamente.

El agente especial que pidió el anonimato explicó que con las extradiciones ha quedado un vacío de liderazgo entre las estructuras del narcotráfico que nadie lo ha podido llenar. Por ejemplo, los territorios que fueron comandado por los hermano Ardón del cartel de los “AA”, por los Valle Valle y “Los Cachiros” ahora son disputados por sus sicarios, ya que algunos lugartenientes han sido asesinados.

“En toda esta zona a raíz de la captura y entrega de los grandes, se han formado varias estructuras, unas de narcotráfico, otras de contrabando y otros delitos”, aseguró el investigador.

El agente que habló en privado afirmó que hay pleito entre las nuevas estructuras porque no hay un líder, cada quien está tomando su territorio, que lo disputan y cuidan a muerte.

TE PUEDE INTERESAR: Hospital móvil de Danlí en total abandono

En sus estructuras tienen a policías que les pasan información de las operaciones, por eso, cuando hay órdenes de captura en la zona se desarrollan con equipo de Tegucigalpa o de San Pedro Sula, afirmó el agente especial.

EL HERALDO consultó cómo es que desde Estados Unidos han identificado a nuevos cabecillas del narcotráfico, como Óscar Fernándo Santos Tobar, alias “Teto”.

El agente precisó que esa es información de inteligencia de la DLCN, de la ATIC y las FF AA en combinación con la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés). Constató que las nuevas estructuras ahora no son visibles, las que están surgiendo saben que no se pueden exponer a que los identifiquen.

Para operar pagan sobornos a autoridades, tienen fuertes controles de vigilancia en los territorios y saben lavar el dinero. “La mayoría son personas jóvenes, (narcos 'juniors') que quieren aprovechar el espacio dejado por las grandes estructuras desarticuladas y muchos lo están logrando”, afirmó. En su red tiene testaferros, las propiedades no las ponen a su nombre y son asesorados por sus propios abogados para evitar ser presa fácil de las autoridades.

“Lo cierto -según la fuente entrevistada por EL HERALDO Plus- es que esta zona de Honduras sigue siendo predilecta para el tráfico de drogas”.

ADEMÁS: Hervidero en vagones del hospital móvil de Choluteca

Tags: