Construcción

Como cuarto de milla son usados los aeródromos construidos por los militares

05.07.2022
Más de 532 millones de lempiras fueron invertidos en la construcción de pistas de aterrizaje en Honduras, pero las autoridades locales no hayan qué hacer y con el paso del tiempo se deterioran

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- Las huellas en forma de círculo producidas por llantas quemadas en la cabecera de la deteriorada pista de aterrizaje en el aeródromo de Choluteca evidencian el abuso y desconocimiento de las autoridades en el uso y mantenimiento de esta importante infraestructura.

En la franja de pista de la obra construida para el aterrizaje y despegue de aeronaves habían latas y botellas de vidrio de cervezas, así como cajetillas de cigarrillos vacías y bolsas de basura, como si el lugar fuera un centro de diversión y no una terminal para recibir vuelos locales.

Uno de los empleados del aeródromo comentó que las autoridades anteriores de las Fuerzas Armadas (FF.AA.) autorizaron para que en el lugar se realizara un evento de rally o cuarto de milla, donde decenas de vehículos hicieron competencia, es decir, carreras y apuestas.

No son las huellas del frenado de los aviones que están marcadas en el aeródromo de Choluteca, sino las llantas de los carros que llegan a las competencias

Las autoridades informaron que el proyecto sería ejecutado por el Batallón de Ingenieros de las FF.AA., no obstante, se pagaron 35,192,274.44 lempiras a la empresa contratada.

El equipo de la Unidad Investigativa de EL HERALDO Plus y La Prensa Premium llegó a la pista. Cuando la comenzó a recorrer una ave planeando aterrizó en el pavimento agrietado, luego estiró la cabeza y nuevamente se elevó entre el cálido aire de la zona, evidenciando que son las que más vuelan por esa superficie .

Un informe del Departamento de Certificación y Vigilancia de Aeródromos de la Agencia Hondureña de Aeronáutica Civil (AHAC) del 2019 encontró 21 deficiencias que deben ser reparadas en esta pista.

El mismo personal de la AHAC que hizo el levantamiento hace un poco más de dos años y que acompañó a los equipos de periodistas, aseguraron que las deficiencias siguen siendo las mismas.

La recomendación es informar de manera urgente a todos los usuarios del aeródromo para que tomen todas las medidas de precaución y evitar accidentes.

A menos de dos kilómetros de una de las casas del expresidente, Juan Orlando Hernández, al pie de la montaña de Celaque se encuentra el aeródromo de Gracias, Lempira, cercado por una maya ciclón y custodiado por efectivos militares.

“Aquí nadie entró cuando don Juan era presidente, había militares en toda la entrada y le solicitaban información o permiso para acercarse”, aseguró un ciudadano que ayudó como guía al equipo periodístico.

En el pavimento solo brillaba el imponente sol y desde lejos se pueden apreciar las deficiencias con que se construyó la pista y el deterioro que ha sufrido por el abandono desde que se construyó.

LEA: Presidente del TSC insta a investigar corrupción militar en construcción de aeródromos

La historia se repite, la misma empresa fue contratada por las FF AA para la ejecución del proyecto de construcción del aeródromo de celaque en el municipio del exmandatario.

El pago por la construcción del aeródromo fue de 81, 199,996.12 lempiras, este valor incluye 10.5 millones de lempiras por concepto de Impuestos Sobre Ventas (ISV), pese a que las FF AA está exentos establece el documento en poder de la Unidad Investigativa de EL HERALDO Plus y La Prensa Premium.

Las condiciones físicas del aeródromo pueden empeorar, ya que se ha anunciado que el actual alcalde, Pedro Escalante, autorizó para que a finales de este mes se desarrolle un evento de cuarto de milla.

Ya se hizo el reconocimiento de la pista y los carros fueron probar el costoso pavimento, mientras los aviones brillan por su ausencia.

Los pavimentos de la mayoría de los aeródromos construidos presentan grietas y en algunos hay enormes baches, pese a que son poco utilizados por las aeronaves.

Ese día una aeronave quería aterrizar y tuvieron que detener el evento para que el avión descendiera; luego se siguió usando la pista para los autos de carreras con motores modificados, sin importar que destruyeran el ya dañado concreto hidráulico.

La Unidad Investigativa de EL HERALDO Plus y La Prensa Premium realizaron un recorrido por los cinco aeródromos que unirían a Honduras vía aérea: Choluteca, Choluteca; Celaque, Lempira; Tela, Atlántida; Río Amarillo, Copán; y El Aguacate, Catacamas, Olancho.

En estos proyectos se invirtieron más de 532.5 millones de lempiras en la administración anterior, pero todo se empañó debido a la mala ejecución de los proyectos y los indicios de corrupción, evitando que dieran los servicios para lo que fueron creados.

Cuando se pavimentó la carretera hacia Choluteca y Valle, el aeródromo fue de mucha utilidad para el sur de Honduras, porque —al igual que todos— tiene una terminal pequeña, pero acondicionada con lo necesario para poder atender a los viajeros.

Por medio de la solicitud de información SOL-SDD-315- 2022, la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) remitió a la Unidad Investigativa de EL HERALDO Plus y La Prensa Premium la copia de los contratos de construcción de cuatro de las cinco terminales aéreas.

Es de hacer notar que, antes de ser entregados los documentos, fueron tachados algunos datos con líneas negras por las autoridades de la institución obligada a proporcionar la información.

A la empresa Constructora Cordon’s Heavy Equipment S. de R.L. se le otorgó el contrato para la ejecución del proyecto de construcción y equipamiento de la terminal aérea “Aeródromo Choluteca”, así como de todos los demás proyectos de este tipo.

Las autoridades informaron que el proyecto sería ejecutado por el Batallón de Ingenieros de las FF.AA., no obstante, se pagaron 35,192,274.44 lempiras a la empresa contratada.

VEA: Unos 220 millones de lempiras invirtió Honduras en aeródromos que no se usan

En el aeródromo de Tela, Atlántida, no llegan aviones, pero como es un campo libre, las carreras de carros modificados las realizan a lo grande sin importar el daño.

Deficiencias

El equipo de la Unidad Investigativa de EL HERALDO Plus y La Prensa Premium llegó a la pista. Cuando la comenzó a recorrer, una ave que planeaba aterrizó en el pavimento agrietado, luego estiró la cabeza y nuevamente se elevó entre el cálido aire de la zona, evidenciando que son las que más vuelan por esa superficie.

Un informe del Departamento de Certificación y Vigilancia de Aeródromos de la Agencia Hondureña de Aeronáutica Civil (AHAC) del 2019 encontró 21 deficiencias que deben ser reparadas en esta pista.

El mismo personal de la AHAC que hizo el levantamiento hace un poco más de dos años, y que acompañó a los equipos de periodistas, aseguró que las deficiencias siguen siendo las mismas.

La recomendación es informar de manera urgente a todos los usuarios del aeródromo para que tomen todas las medidas de precaución y evitar accidentes. A menos de dos kilómetros de una de las casas del expresidente Juan Orlando Hernández, al pie de la montaña de Celaque, se encuentra el aeródromo de Gracias, Lempira, cercado por una malla ciclón y custodiado por efectivos militares.

“Aquí nadie entró cuando don Juan era presidente, había militares en toda la entrada y le solicitaban información o permiso para acercarse”, aseguró un ciudadano que ayudó como guía al equipo periodístico.

En el pavimento solo brillaba el imponente sol y desde lejos se pueden apreciar las deficiencias con que se construyó la pista y el deterioro que ha sufrido por el abandono desde que se construyó.

La historia se repite, la misma empresa fue contratada por las FF.AA. para la ejecución del proyecto de construcción del aeródromo de Celaque.

El pago por la construcción del aeródromo fue de 81,199,996.12 lempiras, este valor incluye 10.5 millones de lempiras por concepto de Impuestos Sobre Ventas (ISV), pese a que las FF AA está exentas, establece el documento en poder de la Unidad Investigativa de EL HERALDO Plus y La Prensa Premium.

Las condiciones físicas del aeródromo pueden empeorar, ya que se ha anunciado que el actual alcalde Pedro Escalante autorizó para que a finales de este mes se desarrolle un evento de cuarto de milla. Ya se hizo el reconocimiento de la pista y los carros fueron a probar el costoso pavimento, mientras los aviones brillan por su ausencia.

ADEMÁS: Aeronáutica Civil es la que debe administrar los aeródromos

Enormes arbustos están creciendo en el aeródromo El Aguacate, de Catacamas, Olancho, debido a la poca actividad aérea que se realiza en las zonas y al descuido.

Narcotráfico

En Catacamas, Olancho, se ubica el aeródromo El Aguacate, en medio de una amplia vegetación, con fincas de ganado alrededor, donde se rumora que la pista se ha utilizado para vuelos ilícitos.

“Aquí se dice mucho que este aeropuerto ha sido utilizado por el narcotráfico, pero no podemos asegurarlo, lo cierto es que lo hicieron y es poca la utilidad que tiene”, expresó un ganadero de la zona que no quiso ser identificado.

Un efectivo de la Fuerza Aérea Hondureña (FAH), vestido con overol azul profundo, se puso su gorra y fue a mostrar el aeródromo, afirmando que en ese lugar siempre hay un destacamento de la 115 Brigada de Infantería, quienes no permiten que se registren vuelos no autorizados.

De esta pista aérea, las autoridades de la Secretaría de Defensa Nacional no reportaron montos de inversión, pero el asfalto está completamente deteriorado, la señalización es casi nula y cuando llueve se forman corrientes de agua que provocan baches.

En tanto, el aeródromo de Río Amarillo en Copán tiene la pista más costosa que se hizo, pues la inversión superó los 335 millones de lempiras para el Estado de Honduras. A simple vista, el estado general de la terminal es óptimo, salvo detalles técnicos como la señalización en pista que no se ha completado y que la Empresa Energía Honduras (EEH) pinte las torres que están en los alrededores de la terminal.

De acuerdo con el informe de inspección de la AHAC, las señalizaciones no fueron de acuerdo con los estándares establecidos. En el Caribe se ubica la pista de Tela, Atlántida, que sirve para todo. Por las mañanas, su enorme loza de 1,500 metros de longitud se usa para que las vacas paseen libres y felices y aprovechen los nutridos pastizales de los márgenes de la pista.

Los animales como vacas se pasean por los pequeños aeropuertos hechos en las ciudades estratégicas del país, no hay ningún control por parte de las autoridades.

Casi al centro de la carpeta de asfalto hay un tramo conocido como “la frontera”. Ese es el sitio por donde decenas de ciudadanos cruzan cada día a pie, en bicicleta y moto, de un lado a otro, desde la colonia El Paraíso hasta el barrio La Curva y la Sitraterco. Esas son tres de varias urbanizaciones muy pobladas que colindan con la terminal enclavada en las cercanías del centro teleño.

Por las tardes, la pista se convierte en una villa olímpica. Personas de todas las edades la utilizan para caminar, correr y hasta para bailar zumba. Los fines de semana, sin duda, son los más extremos.

El kilómetro y medio de la pista asfaltada es el escenario para carreras de motos y de carros modificados, los famosos cuartos de milla. Los documentos en poder de la Unidad Investigativa de EL HERALDO Plus y La Prensa Premium evidencian que el costo del contrato para esta pista fue de 80,411,435 lempiras, a favor de la misma empresa.

Para la AHAC, este aeródromo es un peligro para desarrollar operaciones aéreas y lo más recomendable es informar de manera urgente a todos los usuarios para que tomen las medidas correspondientes.

Los vuelos que pueden recibir estos aeródromos son para aeronaves tipo bravo, es decir, avionetas de hasta de 19 pasajeros. Tampoco tienen torres de control.

LE PUEDE INTERESAR: Fotos: Aeródromo de Río Amarillo, Copán, la pista que tiene todo excepto vuelos