Deportes

¿Qué reveló la autopsia de Wilson Pérez, joven que agredió a mujer policía?

Según la versión de las autoridades, el joven de 21 años murió tras un enfrentamiento con agentes de la FNAMP, sin embargo, sus familiares niegan estas afirmaciones
01.06.2022

SAN PEDRO SULA, HONDURAS.- Hemotórax, laceración pulmonar y heridas por arma de fuego son las causas de muerte reveladas por la autopsia realizada por Medicina Forense al cuerpo de Wilson Ariel Pérez Hernández (21), aficionado agresor de una subinspectora de policía durante la final del fútbol hondureño entre Real España y Motagua.

En las imágenes que circularon en las redes sociales, se puede apreciar que el joven presentaba varias heridas por impacto de bala en su cuerpo.

DE INTERÉS: Las contradicciones en las versiones de la Policía, familia y DDHH en la muerte del agresor de sub inspectora

Según el reporte forense, el joven de 21 años fue víctima de homicidio la noche del martes 31 de mayo en un hecho que ha dejado muchas dudas a raíz de las diferentes versiones que han brindado autoridades y familiares de la víctima.

Versión de las autoridades

De acuerdo con la Policía Nacional, Pérez Hernández murió tras un enfrentamiento con agentes de la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (FNAMP) en la colonia Municipal de Villanueva, Cortés, mientras los elementos de dicha institución realizaban un operativo para capturar a miembros de la Mara Salvatrucha (MS-13).

El reporte indica que Wilson disparó contra los agentes, por lo que ellos respondieron en defensa propia hiriéndolo de gravedad. Él fue llevado hacia el hospital Mario Catarino Rivas de San Pedro Sula, en donde murió horas más tarde.

En el informe dado por el portavoz de la Policía Nacional, Miguel Martínez Madrid, indicó que los agentes que formaron parte del operativo se encontraban en la zona con la intención de cubrir una denuncia que involucraba a miembros de la MS-13 y que fue hasta que los médicos intentaron salvar la vida de Wilson que les entregaron los documentos personales que él portaba, cuando se dieron cuenta que se trataba del mismo individuo que atacó a la oficial.

Estas declaraciones también fueron sostenidas este miércoles por el director de la institución, Gustavo Sánchez, quien dijo que “El equipo andaba ahí haciendo investigaciones sobre la MS-13 y cuando (los mareros) identificaron el vehículo policial fueron recibidos a balazos. Hay un miembro de la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas que recibió un balazo en el pecho, afortunadamente él portaba su chaleco antibalas y está en observación en el hospital”.

Agentes de la Atic quisieron llevarse el cadáver, denunciaron los familiares

Mientras se encontraban en la morgue del Ministerio Público en San Pedro Sula, familiares de Wilson Pérez dijeron que agentes de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic) se querían llevar su cuerpo, aunque sin detallar para qué fin.

“Se lo querían llevar, que alguien me expliqué por qué, por qué. Inspección de qué, si ya las cosas ya están dadas, pudimos ver las cosas solucionadas de otra forma, pero ahora para qué”, denunció Paola Pérez,, hermana de la víctima.

“No había necesidad de matarlo, si yo hubiera tenido oportunidad de comunicarme con él, le habría dicho que se entregara”, manifestó.

“Mi hermano no hacia daño a nadie, tal vez se equivocó, los jóvenes toman a veces decisiones que los adultos no sabemos”, agregó.

Familiares niegan la versión de la policía

Luego de la muerte de Wilson Pérez han surgido muchas dudas y especulaciones en torno al caso, pues los familiares del joven de 21 años han desmentido el informe policial que asegura que su pariente era miembro de la estructura criminal, negando incluso que tuviera armas con las cuales comenzar un enfrentamiento.

“Han dicho que él era pandillero y que tenía armas, cosa que no es verdad”, dijo una de las hermanas de la víctima, quien agregó que desde el día del golpe a la sub inspectora él no había regresado a la vivienda que compartía con su familia, ubicada en los bordos de Villanueva.

Un hermano de Wilson, denunció ante los medios de comunicación que el martes recibieron dos visitas de la DPI, en la primera “Yo le pedí (al oficial) un documento extendido por un juzgado, una orden de allanamiento y me dijo: ‘no, es que hay una denuncia’, entonces le pregunté en contra de quién y no me contestó y se fueron, eso fue a las 12 del día. A la 1 de la tarde vinieron los de la DPI y ahí fue cuando vino la persona violenta que atentó contra mi integridad”, aseguró.

Según el hombre, que es no vidente, dijo que un agente violentó a una de sus hermanas y a él cuando intentó defenderla, pues quería que ella le brindara información sobre Wilson, pero ellos no sabían dónde encontrarlo.

La madre de Wilson también contó su versión de los hechos y denunció que, al igual que sus hijos, sufrió un golpe a manos de un policía. “Estuvieron peleando con él (con su hijo no vidente), cuando se logró safar de él (el policía) salió corriendo para allá, entonces dijo: ‘voy a buscar un leño para matar a este hijo de tantas, es que lo voy a matar’. No encontró un leño y entonces agarró una barra y con esa barra decía que lo venía a matar y yo me le paro ahí en la puerta y me dijo: ‘quitate, vieja’ y me deja ir el chingazo (golpe) acá (en el pecho)”, dijo entre lágrimas la mujer de avanzada edad.

ADEMÁS: Búsqueda implacable, enfrentamiento y tiroteo: así murió agresor de policía en el Olímpico