Es posible que en Honduras hayan aprendido a producir cocaína con grupos de Suramérica

Las grandes incautaciones de plantas de coca indican que los narcotráficantes han pasado a una fase de producción de cocaína después de varios años de experimentación.

El investigador de la Fundación InSight Crime declaró a EL HERALDO Plus que se empieza a notar más cultivos.

Por:


min. de lectura

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- Es muy probable que los grupos de narcotráfico hondureños hayan aprendido a producir cocaína gracias a sus conexiones con grupos de Suramérica, quienes tienen décadas de experiencia y ahora estén buscando su autonomía al cultivarla y procesarla en Honduras.

Ese es el criterio de Alex Papadovassilakis, un investigador de la fundación InSight Crime, dedicada a temas de seguridad y narcotráfico en la región.

LEA TAMBIÉN: Río Amarillo: aeródromo de L 335 millones solo recibió 27 vuelos en siete años

Papadovassilakis hizo un análisis a La Unidad Investigativa EL HERALDO Plus, sobre el fenómeno del cultivo de plantas de coca en Honduras y la conversión a cocaína. A continuación sus impresiones...

¿Desde qué punto se puede ver que cada año aumente en Honduras el hallazgo de plantaciones de hojas de coca?

Se empieza a notar un crecimiento en la cantidad de plantas de coca destruidas por autoridades a partir del 2017. En 2018, por ejemplo, las autoridades destruyeron 112,000 plantas en comparación con 12,000 en 2017.

Sin embrago, el crecimiento más fuerte viene a partir del 2020, cuando las autoridades destruyeron casi 425,000 plantas de coca, seguido por 531,000 en 2021 y 543,000 entre enero y abril de 2022.

¿Se puede considerar que en Honduras se está produciendo cocaína y ya no es un país solo de tránsito?

Estas grandes incautaciones de coca indican que los narcotraficantes han pasado a una fase de producción de cocaína después de varios años de experimentación. Y en algunos campamentos de coca, las autoridades han encontrado laboratorios con la capacidad de producir modestas cantidades de cocaína.

Sin embargo, es importante mencionar que las cantidades de coca y cocaína producida en Honduras todavía son mínimas en comparación con los países productores en Suramérica, por ejemplo Colombia. En este sentido, el papel más importante de Honduras en el narcotráfico regional sigue siendo un país de transito.

¿Es posible que las organizaciones criminales de Suramérica estén buscando un territorio como Honduras para producir y acortar las rutas?

Parece que los grupos que están cultivando coca en Honduras son redes hondureñas, pero no es muy claro. Para los hondureños, la ventaja de cultivar coca dentro del país es evidente: no tienen que comprarle la droga a grupos en Suramérica y pueden tener autonomía total sobre esa parte del negocio.

No hemos detectado una fuerte presencia de grupos suramericanos cultivando coca en Honduras. Para mi eso es normal: en los países andinos hay un sinfín de espacio donde se puede cultivar coca, por lo general en lugares donde los narcotraficantes tiene control de territorio y donde las autoridades difícilmente pueden llegar.

VEA: Aeródromos tienen situaciones que generan problemas de seguridad aérea

¿Qué experiencia tiene Colombia u otros países de la región en la producción de coca, por ejemplo, qué zonas utilizan, a quienes contratan, qué control tiene la autoridad?

Hay varios zonas en Colombiana donde se produce coca: Norte de Santander, Nariño, Valle del Cauca, Norte de Antioquia, Putumayo. Por lo general, los grupos criminales contratan a cultivadores locales para sembrar la coca y luego contratan a otros lugareños para transformar la plantas en base de coca.

Las autoridades tiene poco control. Si encuentran una plantación la destruyen pero los grupos criminales encuentran otro lugar para cultivar. A veces las plantaciones se encuentran en reservas naturales donde el ejército no puede entrar.

¿Cómo evitan el cultivo de este tipo de plantas en Colombia?

Hay muy poca manera de evitarlo. Las autoridades han intentado sustituir la coca con otras plantas, pero ha sido complicado porque encuentran nuevos cultivos más pequeños y de donde se extrae más y muchos cultivadores han optado por volver a la coca.

Las autoridades también han intentado erradicar grandes cantidades de coca, pero la estrategia no ha funcionado en el largo plazo.

¿Existe alguna posibilidad de la conexión de carteles Suramericanos con hondureños y de México que estén realizando este tipo de actividades?.

Es muy probable que los grupos hondureños hayan aprendido producir cocaína gracias a sus conexiones con grupos de narcotráfico en Suramérica que tienen décadas de experiencia en la producción de cocaína. La cooperación entre redes de narcotráfico en México, Centroamérica y Suramérica es muy común para coordinar el traslado de cargamentos de cocaína y no me sorprendería si estas conexiones también llegaron a la cultivación de coca.

¿Qué puede hacer Honduras ante este fenómeno que tiene una tendencia de crecimiento?

Acabar con la cultivación de coca es un gran reto que los países andinos no han logrado durante décadas. En países como Colombia, se ha mostrado que la estrategia de erradicar los cultivos no es suficiente en el largo plazo, ya que los grupos simplemente escogen un nuevo lugar para cultivar coca.

Aunque Honduras es un país mucho más pequeño, es importante que las autoridades no solo se enfocan en la destrucción de cultivos para no cometer los mismos errores de Suramérica.

ADEMÁS: Roy Pineda: “El TSC irá hasta las últimas consecuencias con la corrupción en los aeródromos”

Notas Relacionadas