Investigación

Identifican modus operandi de barcos para evadir monitoreo GPS

Embarcaciones artesanales y de langosta por nasa se están prestando para sostener las balizas de otros pesqueros por un precio de 50,000 lempiras o pagos con bolsas de 100 libras de langostas

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- Luego de seguir detenidamente los movimientos de los barcos pesqueros Del Caribe 1, Sea Dream 1 y de una tercera embarcación en el mar Caribe, el Departamento de Análisis y Control Marítimo de la Dirección General de la Marina Mercante identificó el modus operandi para burlar el monitoreo satelital.

El 10 de agosto de 2021, a las 9:48 de la mañana, la Armada de Colombia reportó a la Marina Mercante que habían detectado a dos naves hondureñas pescando ilegalmente, en las coordenadas latitud 15°48.3061”N, longitud 080°03.1575”W, territorio marítimo colombiano.

Con los datos aportados, la Marina Mercante confirmó que uno de los barcos era Del Caribe 1 (con matrícula 1814899) y el otro era el Sea Dream 1 (con registro 1812552), los cuales según su sistema de posicionamiento satelital aparecían navegando en aguas hondureñas.

LEA: Incidente entre pesqueros hondureños y naval colombiana evidencia manipulación de GPS

La baliza Del Caribe 1 reportaba que estaba en la Latitud 1600 N, longitud 80.10 W; mientras que el Sea Dream 1 aparecía en la latitud 16°14’30.12”N, longitud 81°19’38.28”O.

Según disposiciones de la Marina Mercante, la baliza o sistema de GPS instalado en los barcos debe reportar cada hora la posición en que el portador navega. En el sistema de monitoreo todo parecía en orden; sin embargo, los pesqueros supuestamente realizaban pesca ilegal en aguas colombianas.

+: Abogada presenta manifiesto ante Cancillería hondureña, tras incidente marítimo

Desconexión

¿Por qué el GPS indicaba que los dos barcos hondureños estaban en aguas nacionales cuando realmente estaban en un área colombiana?, fue la pregunta que no respondió con certeza Distech, representante en Honduras de la empresa francesa CLS, proveedora del equipo de rastreo.

No obstante, una investigación de la Marina Mercante reveló el modus operandi de los botes Del Caribe 1, el Sea Dream 1 y una tercera embarcación para eludir el sistema satelital y así viajar a aguas extranjeras a cometer ilícitos sin ser detectados.

Lo que hacen, dijo Geovanny Ochoa, asesor de la Marina Mercante, es que desmontan la baliza y la conectan a la corriente de otra embarcación en un periodo no mayor de una hora, ya que es el tiempo en que los equipos envían sus transmisiones al Centro de Información Marítima. En ese espacio los movimientos no son detectados en primera instancia.

ADEMÁS: La Mosquitia es un hervidero de traficantes de droga

Luego que el equipo es conectado simula una transmisión normal y los oficiales del Centro de Información Marítima no descubren a simple vista las inconsistencias, explicó.

Según la investigación, una vez que la embarcación ha desmontado la baliza, navega libremente a efectuar cualquier actividad ilícita en alta mar sin ser revelada en los sistemas de monitoreo.

De acuerdo con los análisis, el 27 de julio de 2021 el pesquero Del Caribe 1 tuvo un punto de encuentro con una embarcación sospechosa en la latitud 16°00’20.16” N y longitud 81°15’25.56” W a las 18:00:09 horas (6:00:09 PM), siendo este punto y hora donde se detectó la desconexión, según el mensaje del sistema de CLS que indica desconectada la alimentación.

+: Sin mayores rastros del botín incautado al Cartel de los Valle

Igualmente, el 29 de julio de 2021, la embarcación Sea Dream 1 se encontró con la misma embarcación sospechosa, en la latitud 16°03’36.72” N y longitud 81°22’35.76” W a las 15:09:54 horas (3:09:54 p.m.). Es en esta ubicación y a esta hora que se ejecuta la desconexión, registra el sistema CLS.

De acuerdo con el informe investigativo, el 11 y 12 de agosto los barcos infractores todavía no habían recuperado la baliza. Esto fue descubierto porque no se registró ninguna traza hacia las coordenadas donde el barco Sensación llegó a entregarles a los pescadores que dejaron abandonados en la huida.

“En el sistema de monitoreo satelital se visualiza que nunca hubo acercamiento entre ambas embarcaciones”, dice el informe.

La Marina Mercante tiene conocimiento de que ciertas embarcaciones artesanales y de langosta por nasa se están prestando a esta actividad ilícita de sostener las balizas de otros barcos “para simular navegación autorizada, por un periodo de 10 días, siendo remunerados con 50,000 lempiras” o, en su defecto, con pagos de bolsas de langostas de 100 libras cada una.

ES DE INTERÉS: En el olvido millonario proyecto de megacárcel en La Acequia, Santa Bárbara

Tags: