Cartas al editor

Un modelo para agilizar tus tareas

El principio de “Hazlo solo una vez”, también conocido como el principio OHIO (por sus siglas en inglés), es un modelo útil que te ayudará a aumentar tu productividad en tu trabajo. La idea detrás de esto es que, al empezar a trabajar en una tarea específica, la completes de principio a fin. Es decir, si empiezas una actividad, harás todo lo relacionado con ella hasta terminarla. Este enfoque es especialmente útil para las tareas pequeñas, como hacer una llamada y después tomar una acción.

En vez de dejar que ocupe espacio en tu lista de pendientes, puedes tomarte un par de minutos para hacerlo y terminarlo todo. Ni siquiera es necesario que la tarea llegue hasta tu lista de pendientes. Claro, no siempre es posible hacerlo todo en este momento. Si no puedes hacerlo de forma inmediata, coloca un recordatorio para el futuro.

El principio OHIO también es útil para agrupar tareas relacionadas que haces de forma recurrente, o sea diarias, semanales o mensuales y que puedes completar de una sola vez. Ahorrarás tiempo ya que solo trabajarás en estas tareas en un horario determinado en vez de hacerlo parte por parte en diferentes puntos del día o la semana.

Durante el día, desperdiciamos tiempo cuando trabajamos en una tarea, nos interrumpen, después la tomamos de nuevo, empezamos a trabajar en una tarea diferente, como hacer una llamada, y finalmente volvemos a la actividad original. Muchos en algún momento, y me incluyo, hemos creído que somos expertos en trabajar en varias cosas a la vez. Sin embargo, esto no es efectivo. Es mucho mejor seleccionar una tarea y trabajar en esta de principio a fin o hasta un punto aceptable.

Al trabajar, evita las distracciones o interrupciones. Después, al terminar, puedes empezar con la siguiente actividad de la misma forma. Si lo haces de esta manera, tu trabajo se volverá más ágil y la productividad al realizar tus tareas y tu trabajo será más constante.