Preocupación

En riesgo agua para represa por daños en Río del Hombre

20.04.2022
Desde 2012 hasta 2019 la subcuenca Río del Hombre perdió más de 8,000 hectáreas de bosque debido al gorgojo. Actualmente el mayor problema son los incendios forestales que ocasionan la erosión del suelo

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- Desde la parte alta de Amarateca, al norte de la capital, la vista es paradisíaca. Las pequeñas casas parecen de juguete en medio de las montañas que todavía se tiñen de verde por los bosques de pino que se resisten a desaparecer. A lo lejos sobresale el humo que expulsan varias fábricas y que fácilmente se mezcla con las nubes de color blanco y gris que -en algunas ocasiones- parecen tener forma simétrica.

En la carretera el olor a humo es casi normal, en parte por lo que expulsan las fábricas, pero también por los constantes incendios forestales que arrasan con hectáreas completas de bosque dentro de los límites de la subcuenca (aguas que conducen hacia el mismo río y que van a parar a lagos o al mar) del Río del Hombre, donde la construcción de una represa para la capital depende de su conservación.

DE INTERÉS: ¿De cuánto será el aumento con el nuevo salario mínimo de 2022?

En algunas zonas solo se observan pedazos de pinos caídos, tierra cubierta de ceniza y desolación, como si hubiese sido el epicentro de una guerra. Alrededor, los árboles que todavía están de pie cambian de color debido a las altas temperaturas a las que fueron expuestos por el fuego, aunque también los reportes del Instituto de Conservación Forestal (ICF) señalan que en algunas zonas hay gorgojo descortezador.

En la carretera CA-5, que atraviesa la subcuenca, se observa parte de estas amenazas que según el exgerente del Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillados (SANAA), Carlos Hernández, en un futuro reducirán la producción de agua en el todavía caudaloso Río del Hombre.

“El mayor problema es el crecimiento urbano”, comentó el exgerente del SANAA mientras señalaba varias viviendas que están construidas dentro de las 34,225.63 hectáreas (50,147 veces el tamaño del Estadio Nacional Chelato Uclés) que, según la ley, están dentro de las áreas protegidas.

El crecimiento urbano dentro de la subcuenca Río del Hombre también representa un problema.

EL HERALDO Plus realizó un recorrido por la zona, constatando que la subcuenca es víctima de un deterioro lento que -de acuerdo con expertos- impactará en el caudal del río, tal como ha ocurrido en las cuencas Concepción y Guacerique, las que abastecen del vital líquido a más de 1.2 millones de capitalinos.

Amenazas

La subcuenca Río del Hombre está ubicada entre los municipios del Distrito Central y parte de Lepaterique, ambos pertenecientes al departamento de Francisco Morazán.

Según el Plan de Ordenamiento y Manejo Integral de los Recursos Naturales -realizado por el ICF, SANAA y la extinta Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente, ahora MiAmbiente+-, en 2013 la mitad de esta área protegida estaba conformada por bosque de pino, latifoliado y mixto.

En números enteros esto equivalía a más de 18 mil hectáreas, que para 2019 se redujeron a 10,025 (es decir que pasó de una dimensión de 26,374 veces el tamaño del Estadio Chelato Uclés a solo 14,689 veces) solo por el gorgojo descortezador, una plaga que acabó con buena parte de los bosques hondureños desde 2012 y que, según el ICF, todavía afecta en menor escala.

El mayor problema es que estas zonas no se han podido reponer y en algunos casos esas tierras están siendo usadas para agricultura, ganadería u otras actividades que realizan personas que viven en la subcuenca.

El estudio menciona que en 1,705.10 hectáreas había asentamientos humanos, mientras que 885.25 estaban destinadas a la agricultura.

“La mayoría de los asentamientos humanos se ubican en las cercanías de la carretera CA-5, o sea que tienen muy buena accesibilidad y la constituyen las comunidades actuales, unidades militares, hospitales, conforman el 4% del área”, menciona el reporte.

El gorgojo y las fábricas también afectan la subcuenca Río del Hombre.

LEA TAMBIÉN: Cronología: Ascenso y caída de “El Tigre” Bonilla

Según el exgerente del SANAA, para este tiempo la cifra es mucho mayor, pues “a simple vista se observan construcciones que años atrás no estaban y que la ley las prohíbe”.

Para el ingeniero Daryl Medina, jefe de monitoreo forestal del ICF, el crecimiento urbano sí está entre las amenazas de la subcuenca, pero la principal causa del deterioro son los constantes incendios forestales, pues ocasionan que el suelo se erosione y el caudal de los ríos disminuya.

Desde 2014 hasta finales de 2021, el ICF reportó 1,474 incendios forestales en el Distrito Central. A esto sumamos 150 reportados desde enero hasta el 19 de abril que afectaron 4,783 hectáreas de bosque en la capital, muchas de ellas localizadas dentro de la subcuenca del Río del Hombre.

“Después de que se erosiona, toda la materia del suelo va a dar a los ríos y es el problema que estamos teniendo en las represas”, lamentó.

En otras palabras, esto significa que con la deforestación e incendios “no se logra retener la cantidad de agua que una vegetación grande puede hacer”, explicó Nabil Kawas, decano de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).El académico especificó que la función de los bosques es que cuando llueve absorben más agua y no la dejan correr, lo que humedece el subsuelo y llena los acuíferos, que a su vez llevan agua a los reservorios.

VEA: Ecocidio en Honduras: deforestaron 388 mil hectáreas de bosque en 18 años

Represa

En 2014 la subcuenca Río del Hombre fue declarada recurso de interés público y conveniencia nacional para garantizar el abastecimiento de agua a los capitalinos, quienes actualmente reciben el vital líquido cada siete días.

La AMDC afirmó, en ese entonces, que en las entrañas de la subcuenca construirían una represa, ya que el Río del Hombre tenía un caudal promedio de 1.52 metros cúbicos por segundo y en meses como octubre alcanzaba los 4.972 metros.

“La lectura más baja la encontramos durante el periodo de invierno durante el mes de marzo (0.144 metros cúbicos por segundo)”, detalla el documento.

EL HERALDO Plus intentó conseguir datos actualizados del caudal del río pero, al cierre de esta edición, el ingeniero Arturo Tróchez, gerente de la Unidad Municipal de Agua y Saneamiento de la AMDC, no respondió las llamadas.

En diálogo con varios medios de comunicación, el alcalde capitalino Jorge Aldana afirmó que la represa almacenaría 100 millones de metros cúbicos, pero con la deforestación, crecimiento poblacional e incendios que se registran en la subcuenca “se va perdiendo más bosque y más bosque, entonces cuando construyan la represa ya va a estar bien dañado el sistema hídrico del Río del Hombre y va a producir menos de lo que esperan”, lamentó Carlos Hernández.

A finales de 2021, la AMDC inició la licitación para la construcción de la represa, un proceso que se ha dilatado desde 2013 y que -de no poner atención en el daño ocasionado en la subcuenca- no dará los resultados esperados y los capitalinos no podrán liberarse del eterno problema del desabastecimiento de agua potable.

ADEMÁS: Estos son los 67 funcionarios que ganan más que la presidenta Xiomara Castro

Tags: