La fiebre puede ser el indicio de una enfermedad.
La fiebre puede ser el indicio de una enfermedad.

No use hielo ni alcohol en casos de fiebre

Un problema muy frecuente en los niños es la fiebre, pero es importante que la madre sepa qué hacer cuando aumenta la temperatura de su hijo pequeño.

La fiebre es el aumento temporal en la temperatura del cuerpo, en respuesta a alguna enfermedad o padecimiento.

La pediatra Gina Grande indica que es importante que la madre conozca cómo debe actuar ante un episodio de fiebre en el niño, porque puede estar padeciendo de una infección.

Es importante que en todo hogar se cuente con un termómetro ya sea convencional o uno de barra, para poder tomar la temperatura del niño.

La fiebre es una parte importante de las defensas del cuerpo contra la infección.

La especialista explica que por lo general el niño puede mostrarse inquieto y su cuerpo caliente, “la madre debe usar el termómetro para medir la fiebre, si es un bebé, y usara el convencional, debe colocarlo en la axila o en la boca para que pueda indicarle qué temperatura tiene, si sobrepasa de los 38 grados debe buscar ayuda médica”.

Especial

Si se encuentra en un rango de 37.5 a 38 grados puede darle un medicamento antipirético como el acetaminofén, “no debe usar medicamentos como ibuprofeno y diclofenaco porque puede ser que sufra de dengue y se complique su salud”, explica la pediatra.

“Cuando le dé el medicamento debe asegurarse que le da la dosis indicada, según el peso y edad del pequeño. Se puede dar cada cuatro o seis horas”, recomienda Gina Grande.

Además, se pueden usar algunos medios físicos para bajar la fiebre; colocar paños húmedos con agua en la zona de la cabeza y estómago.

También puede darle un baño de agua tibia por unos 20 a 30 minutos. “La temperatura comienza a descender en una hora, si ya le dio el medicamento y le aplicó los paños”, recalca la pediatra.

Vista al pequeño con ropa fresca, desabrigado y a la temperatura ambiente. “Muchas madres tienden a abrigar al niño, eso no es correcto, porque aumenta la temperatura y algunos niños son susceptibles a presentar convulsiones”, explica.

No use baños fríos, hielo ni fricciones con alcohol. Estos enfrían la piel, pero con frecuencia empeoran la situación causando estremecimiento o escalofríos.

Emergencias

En caso que un niño presente una convulsión se debe acostar y colocarle la cabeza para que se calme. Luego busque asistencia médica.“Esas convulsiones pueden llegar a producir varias alteraciones en el organismo y hasta producir la muerte”, detalla.

Una fiebre en un bebé puede ser señal de una infección desde urinaria o de cabeza.

“No toda fiebre va ser indicativa a un proceso severo, pero no se deben subestimar, es necesario que busque asistencia médica de inmediato”, recalca.

Recuerde que si persiste la fiebre busque ayuda médica, para establecer buscar la causa que la está produciendo y seguir un tratamiento médico.

comentarios