Siempre

Brian Pagoaga, un músico a la conquista del jazz

El artista hondureño es una de las figuras fundamentales en el desarrollo del jazz en el país
20.10.2022

TEGUCIGALPA, HONDURAS.- Hace poco más de dos décadas, los pasillos de la Escuela Nacional de Música eran testigos mudos de un sueño y de una pasión.

Se cocinaba en la mente adolescente de Brian Pagoaga la idea de un proyecto: una banda de jazz.

Acompañaban sus cavilaciones un grupo de amigos, con quienes finalmente formaría la banda más sólida del jazz en Honduras: Híbriduz Jazz, una propuesta de jazz fusión que ha refrescado la escena musical hondureña con dos discos: Session Jazz, una propuesta de jazz variada, que ya daba cuenta de un trabajo que aspiraba a más, y Laremu Namule, una propuesta viva, alegre, pausada, rítmica, con una mezcla exquisita de la punta y el jazz.

A lo largo de estos años, el sueño del trompetista no ha menguado, al contrario, se ha madurado, profundizado y expandido. Lo que inició como una banda, se ha transformado en una escuela.

En 2020 emprendió el proyecto del Colectivo Big Band Juvenil con la idea de formar a la nueva generación de jazzistas en Honduras, bajo la cobertura de Híbriduz Jazz.

Hacerlo ha demandado que el músico se forme académicamente en el formato de big band, para ello este año fue parte del Jazz Summer Camp, en Bruselas, donde fue instruido por maestros de las mejores universidades y conservatorios de Europa.

Antes Pagoaga ha tenido la oportunidad de vivir otros procesos formativos a nivel académico, donde ha compartido con referentes del jazz a nivel internacional.

En 2022 también fue con Híbriduz Jazz el Jazz Embassadors de parte de Honduras en el Día Internacional del Jazz de la UNESCO, y recibieron del Herbie Hancock Institute una carta de reconocimiento por participar en una de las plataformas más grandes de jazz.

Posteriormente, fueron seleccionados para participar con la Big Band Juvenil en el programa American Music Abroad, impartido por el destacado músico y pedagogo Sam Ryder, el proceso finalizó con una grabación en conjunto.

¿Cuál es el siguiente paso de Brian Pagoaga?, seguir estudiando.

El artista visualiza enfocarse en el estudio de arreglos y composición, para ello tomará clases con Miguel Blanco, maestro de arreglo del Conservatorio Superior Musikene, en el País Vasco.

Pero como el conocimiento que no fluye se estanca, seguirá proponiendo proyectos de apoyo social y cultural para darle una oportunidad a los jóvenes que al igual que él sueñan con tener un lugar propio en la música.

“Mi deseo es que, por medio de subvenciones, el gobierno promueva más programas y otorgue fondos para poder llevar a cabo proyectos de formación musical; fondos que alivien la carga económica que muchas veces los artistas no podemos aliviar sin el apoyo necesario”, dice el artista.

“Resumo todas estas experiencias en un esfuerzo y búsqueda constante para desarrollarme musical y profesionalmente”.

Brian Pagoaga