Cartas al editor

Educación sin futuro

En un país en donde muchos centros educativos están en abandono, y por ende, en condiciones precarias para que los niños y jóvenes tengan educación de calidad, es un problema que se viene arrastrando hace muchas décadas y es uno de los mayores apuros que los políticos dicen siempre en su discurso que van a solventar, pero que solamente se ha quedado en promesas. La educación es uno de los pilares fundamentales para el desarrollo de una nación, lógicamente los grandes resultados son a mediano y largo plazo, quieres evitar la delincuencia con cucharadas de educación tendríamos mucha mejoría, si quieres tener una mejor cultura con buena educación habrá más cultura, un pueblo educado tendrá mejor salud, pero por desgracia el pan del saber se lo han negado a aquellas generaciones que hoy ya no están en el país por falta de oportunidades o que hoy en día se quedaron con la ilusión de ser profesionales y que ahora tienen la esperanza que quizá sus hijos si puedan graduarse, pero la deserción escolar cada año es mayor, de los colegios la mayoría de estudiantes no se gradúa, y los que se gradúan de la universidad también son muy pocos; en las escuelas hay muchos estudiantes con un profesor para seis grados, agregando a esto los grados automáticos, similar ocurre con la educación media, en donde el sistema esta diseñado para que los estudiantes aprueben el curso aunque no tengan las capacidades necesarias para avanzar al próximo. Después llegan a la universidad y se encuentran también con muchos obstáculos, no hay suficientes carreras en las universidades públicas del país, estas se concentran solo en las sedes principales, y los estudiantes tienen que trasladarse los que pueden, hacía Tegucigalpa y San Pedro Sula, mientras que en las privadas el abanico de carreras es cada vez mucho más amplio, en la universidad pública querer abrir nuevas carreras es un trámite largo y engorroso, no hay flexibilidad de horarios, hace falta que se abran más secciones, y que a los profesores que en todos los niveles de educación llevan años trabajando para que les den su plaza, pues los profesores son parte fundamental para que la educación se prolifere.