Copyright (C) 2018 ElHeraldo.hn El Heraldo Tue, 20 Aug 2019 23:23:19 GMT ElHeraldo RSS Feeds - Columnas Una lucidez periodística necesaria El Heraldo



Si repasamos, aunque sea muy brevemente, los inicios del ejercicio periodístico en Honduras nos encontramos con figuras de la altura de Juan Ramón Molina, Froylán Turcios, Álvaro Contreras, Salatiel Rosales, Rómulo E.

Durón, Carlos Alberto Uclés, José Antonio López entre otros grandes pensadores hondureños que a pesar de que no eran egresados de una escuela de periodismo sí fueron pioneros en el ejercicio de informar.

Todos ellos tienen como particular característica su alto vuelo intelectual, su continua alimentación de las ideas más avanzadas de la época y por supuesto una lúcida visión del acontecer nacional y mundial y de la humanidad misma.

Poco a poco ese tipo de periodismo de grandes intelectuales fue apareciendo cada vez menos y el perfil del comunicador ha evolucionado.

Por supuesto, los tiempos también son otros y no podría yo pretender que el periodista como figura en el ideario social se quedara estático por siglo y medio; sin embargo, también debemos lamentar que el ejercicio de una profesión tan delicada haya caído en más de una ocasión en un tipo de pensamiento más vulgar.

El gremio periodístico tiene en sus manos el manejo de la opinión pública o al menos es un elemento clave en la formación de ella.

Esta es a su vez, según Ortega y Gasset, la raíz de toda autoridad y poder, ya que no ha habido nada ni nadie que lo ejerza en plena libertad si no goza de la aprobación pública.

No quiero que se entienda aquí el poder como una persona o una institución, sino hechos más simples como la costumbre que a la larga se convierte en cultura.

Se trata sobre todo de aprobar o no lo que sucede en un grupo social.

Entendiéndose así, el periodismo configura costumbre y creencia.

Vamos ahora al otro lado, a lo que también Ortega y Gasset reconoce como masa u hombre masa, que es más o menos una sociedad con cierto grado de degradación intelectual, incapaz de decidir por sí misma, que sigue modas y no criterios y que está a merced de lo que un comunicador diga, es decir, que necesita que manejen su opinión, aunque no lo sepa.

¿Y qué tienen que ver estos postulados de Ortega y Gasset con el antiguo periodismo intelectual y el actual? Lo explico.

No tiene que ver con el buen o mal periodismo, ese es otro tema, sino con un tipo de ejercicio en materia de comunicación.

Desde mi punto de vista, la sociedad hondureña, que se parece bastante a la masa de Ortega y Gasset, carece en la actualidad de referentes intelectuales que le ayuden a ver con lucidez su propio panorama.

Creo que es posible que ni siquiera sea consciente de su ausencia de referentes.

No sienten que les hace falta y eso es lo más grave.

Cuando aquellos ilustres personajes hacían labor periodística, dicha labor era en prensa escrita, que era el único medio masivo, en consecuencia, era el único alimento informativo de la población.

Hoy la prensa se ha extendido a la radio, televisión e internet, que son espacios de menor rigor en el pensamiento que la palabra escrita.

No es grave que un rebaño no conozca el camino, lo gravísimo es que el pastor no lo conozca.

Y digo esto en la época de los “influencers”, en la que se puede manejar la opinión pública solo por ser famoso y no por ser intelectual.

Y no es que solo los intelectuales deban manejar estos asuntos, sino que la lucidez no se consigue en las redes sociales.

]]>
http://www.elheraldo.hn/opinion/columnas/1311658-466/una-lucidez-period%EDstica-necesaria /Opinion/Columnas/ 19885560 Mon, 19 Aug 2019 13:50:27 GMT
Polvo blanco El Heraldo



No se alarmen, no voy a hablar de drogas.

Al menos no del polvo blanco que entra ilegalmente a Estados Unidos y que tanto daño hace a una buena parte de la población norteamericana, sino del polvo blanco que sale de Estados Unidos a Honduras de manera legal y con mucho potencial de causar daño.

Me refiero a la leche en polvo o leche deshidratada.

Hace unos días participé en la Mesa de la Leche, que congrega a organismos como la SAG, Aproleche, Cahle, SDE y asociaciones de consumidores, entre otros.

La reunión era para negociar la importación por parte de la industria de una importante cantidad de toneladas de leche en polvo desde los Estados Unidos amparados en el TLC.

Todo iba sobre ruedas al aprobarse la importación del mentado polvo blanco hasta que pocas horas después llegó a nuestras manos el reciente reportaje del diario mexicano Reporte Índigo llamado “Invadidos y olvidados”, que en una de sus partes alertaba: “La importación de leche en polvo nos tiene en jaque a los productores.

Mientras nosotros solamente tenemos un tipo de leche, ellos (los norteamericanos) tienen cuatro tipos de comercialización: La leche clase 1 es la leche fluida, la leche clase 2 es la que utilizan para el yogurt, la leche clase 3 es la que utilizan para el queso y la clase 4 que es su excedente, es la que mandan a secar”.

Continúa el informe: “Las leches que exportan muchas veces son las quemadas.

Por calentamiento la leche no puede ir para consumo humano, sin embargo, entra como para consumo humano.

No está a ojos ocultos.

Además de ser un producto excedente, es la que está próxima a caducar y que Estados Unidos no vuelve a hidratar para convertirla en leche fluida”.

La denuncia de los productores mexicanos preocupa, porque el encanto de los bajos precios motivados por la sobreproducción de las grandes compañías norteamericanas ha generado un efecto nocivo en los precios al productor y tiene la capacidad de hacer lo mismo en nuestro país.

Las dudas surgen y las preguntas no se hacen esperar: ¿Existen regulaciones a la importación de leche en polvo? ¿A qué empresa se está comprando? ¿Está por vencerse el producto? ¿Una producción nacional diaria de 1.

5 millones de litros no atiende la demanda interna? ¿Qué va a pasar con los productores cuando las importaciones sigan creciendo?Debemos ser más agresivos e intencionales en la protección del sector productivo nacional para asegurar el abastecimiento interno de leche y que estos reciban precios justos y competitivos todo el año.

No nos gustaría terminar bebiendo leche reconstituida de por vida porque los productores cerraron sus granjas para entrarle al rentable negocio de los políticos hondureños de exportar polvo blanco en lugar de importarlo.

]]>
http://www.elheraldo.hn/opinion/columnas/1311657-466/polvo-blanco /Opinion/Columnas/ 19885556 Mon, 19 Aug 2019 12:07:41 GMT
El mercado de pulgas El Heraldo



El Congreso Nacional se ha convertido en un antro de vividores, vándalos y rufianes, donde suelen disfrazarse de mercaderes ideológicos que venden baratijas al peor postor.

Allí se canjean las voluntades por favores, se trafican las ganancias y la conciencia, todo lo que suma intereses particulares a cualquier “persona” a fin que la ley pueda blindar estructuras corruptas, así son los políticos que tenemos; además hay diputados “honorables” con la finalidad de no dejarse sobornar y sí lo hacen, tenemos una entidad que debe emitir normas y si ya no hay, pues hay que inventárselas, total, la democracia paga.

Y en nombre de ella se crean negocios, y en menos de que cante el gallo tres veces, se aprueban artículos que se inventan en la Ley Especial para la Selección y Nombramiento de Autoridades Electorales, Atribuciones, Competencias y Prohibiciones.

Cosas que solo son de mecanografía pueril, porque al momento de tomar el poder, se hace al estilo Honduras.

La mayoría de congresistas aprobaron los 44 artículos de la iniciativa, mediante la cual elegirán a los representantes del Consejo Nacional Electoral (CNE) y del Tribunal de Justicia Electoral (TJE).

La discusión de esa ley inició en la sesión legislativa del pasado miércoles, cuando se decretaron 20 y recién se culminó el proceso.

Es decir, hubo unos días de “receso” que dicen ellos para acomodar las piezas que encajen exactamente en los vacíos de los líderes, que están detrás de la cortina, controlando con sus hilos seudodemocráticos.

Nos han vendido desde el día de hoy esa nueva Ley Electoral y de las instituciones con miras a ir sazonando y cocinando una melcocha de trampas y mejunjes con el objetivo de las elecciones de 2021.

De acuerdo al decreto, el CNE estará integrado por tres consejeros propietarios y dos suplentes y los “ahijados” del sistema corrupto negociarán las parcelas de poderío.

Los funcionarios estatales de ese ente deberán ser elegidos por el voto afirmativo de los dos tercios de la totalidad de los miembros del CN por un período de cinco años, pudiendo ser reelectos.

Tan enemigos que son de la reelección, que a ellos les “asquea” ese beneficio.

Mientras, el TJE es uno de los órganos que se creó a inicios de 2019 por lo que el decreto establece que “es la máxima autoridad en materia de justicia electoral”.

Este es como adornar el chiste y no hacerlo tan político, si ya sabemos que aquí no funciona ningún tipo de esas porquerías, peor la electoral, donde se atropella con la bolsa todo aquel que se ponga enfrente.

Ese mercado de pactos se aseguró bien de que la sociedad civil no esté representada por nadie, querían ellos garantizar que los “ahijados bonitos” sean bautizados en las pilas de las fuerzas políticas con el propósito de ser beatos a la hora de poner la cara ante los fraudes y zancadillas.

Esos son nuestros gobernantes, ya que deben cuidar el carnaval electorero y los que no tienen dinero, ni influencias para comprar, que vayan a echar pulgas a la calle: es en ese lugar donde pertenece la historia de las democracias.

]]>
http://www.elheraldo.hn/opinion/columnas/1311344-466/el-mercado-de-pulgas /Opinion/Columnas/ 19875622 Sun, 18 Aug 2019 12:07:40 GMT
Otra puñalada El Heraldo



Cuatro períodos como diputados al Congreso Nacional, dos de suplente y dos de propietario, le dan a cualquier ciudadano de la oposición activa una visión clara de cómo se desarrollan las maniobras politiqueras en las entrañas de ese poder del Estado.

En Honduras, nuestro sistema republicano, definido en la Constitución de la República, no funciona en la práctica.

Hoy tenemos un poderosísimo poder Ejecutivo, con un presidencialismo que ha sojuzgado a todos los demás poderes del Estado; no solo el Legislativo y el Judicial, sino que a todas las demás instituciones del país.

Esta tesis no es caprichosa, es una opinión generalizada que refleja el sentir y el pensar de no menos del 70% del pueblo hondureño, incluyendo miles de militantes del mismo partido gobernante.

Si esta situación no fuera suficiente, Honduras sufre de una carencia, casi absoluta, de un liderazgo genuino, tanto político como gremial.

Hasta un sector de la Iglesia ha caído bajo el influjo del “Tilín Tilín”.

Abundan ciertos líderes religiosos que han abandonado su responsabilidad pastoral para bañarse en las frescas aguas de las regalías que a manos llenas reparte el gobierno.

La ofensa cotidiana de la autoridad hacia los gobernados, así como la subestimación de la inteligencia ciudadana, cada día es más intolerable.

Los últimos arreglos turbios en el Congreso Nacional, para repartirse el pastel de dos instituciones electorales que ni siquiera han sido creadas formalmente, porque sus leyes y reglamentos respectivos no han pasado por el molino del legislativo, es una muestra de hasta dónde la ambición corroe los pensamientos y las acciones de nuestros políticos; que se pelean, como fieras, puestos y salarios para gratificar a las mismas caras de aquellos correligionarios privilegiados de siempre; muchos de ellos que brillan por su nula contribución a la solución inteligente de la problemática nacional.

“Lo que no es lógico es inmoral o ilegal”, me decía mi entrañable amigo Florentino Álvarez Alvarado, y eso es precisamente lo que se dio en el procedimiento legislativo seguido para aprobar el adefesio de ley con el que se nombrarán de dedo (porque no será elección) los funcionarios del CNE y el TJE.

Un proyecto que se entregó a las 6:00 de la tarde del martes, a una comisión de dictamen, previamente negociada a conveniencia con una oposición sumisa e indolente, que tuvo la capacidad de preparar un “sesudo” informe en un plazo perentorio de 24 horas, (quítele seis horas de sueño, dos de alimentación, dos de transporte y una de novelas) y usted deducirá que el grupo de supersabios contó con solo ocho (8) o nueve (9) horas máximo para redactar con toda “responsabilidad patriótica” una de las piezas legislativas de superlativa importancia para la vida política y electoral del país.

Bienaventurados aquellos ya escogidos por el dedo de los propietarios de los antiguos partidos políticos y sus engendros, porque ellos serán bendecidos mensualmente con más de “cien mil bolas” de sueldo más guaruras, motoristas, viajes, celulares y gastos de representación.

Mi respeto por los cuatro diputados del Pinu que una vez más nos han demostrado dónde es que reside la verdadera moral política.

Finalmente, debemos resaltar nuestra admiración por esos 122 responsables ciudadanos, diputados, que en un abrir y cerrar de ojos, como autómatas, levantaron sus manos (en un solo debate) para aprobar con “lágrimas de patriotismo” en sus ojos otra ley que amenaza con convertirse en otra puñalada más en el pecho del pueblo hondureño.

]]>
http://www.elheraldo.hn/opinion/columnas/1311121-466/otra-pu%F1alada /Opinion/Columnas/ 19869249 Fri, 16 Aug 2019 16:49:45 GMT
El mago

1958, es casi seguro.

La pequeña ciudad sampedrana ––creyente, ingenua, primigenia–– se alborotaba con la visita de un mago que además de dormecer por la radio e hipnotizar en la oscuridad del teatro había prometido conducir su automóvil por una calle principal con los ojos vendados.

Algarabía, al parque todos a presenciar la incógnita.

No era indio, francés ni colombiano.

El mago Alfonso Zelaya Alger era nacido en México (Agosto 1936) de padres hondureños, en exacto del hermano del ensayista y revolucionario marxista Alfonso Guillén Zelaya (1887-1947), familia exilada en México a causa de la brutal y extendida dictadura del pontífice del cachurequismo local, Tiburcio Carías Andino, quien gobernó por 16 años, doce de ellos en “sucesión presidencial”.

Como homenaje a su brillante tío agregó Zelaya a su nombre.

A los 14 años se afilió a la Juventud Socialista de México y poco tiempo después (1955), transitando en la capital por Bosques de Chapultepec, donde se trasladara a estudiar, escuchó a un encendido orador cubano cuya retórica desmenuzaba las maldades de la tiranía batistiana de Cuba, asesina y corrupta como todas las de su especie.

Intimó con el orador, un joven abogado de nombre Fidel Castro Ruz, quien concluyó reclutándolo, a sus 19 años ––al par de figuras latinoamericanas posteriormente épicas e históricas como Raúl, Camilo Cienfuegos, Ernesto Guevara, Juan Almeida, Ramiro Valdés–– para abordar el Granma (“Abuela”), yate para 15 personas en que el Movimiento 26 de Julio dirigido por Fidel embarcó 82 combatientes y navegó a derrocar la dictadura de Fulgencio Batista.

En Noviembre 1956 el Granma encalla en Oriente y varios de sus militantes son capturados, entre ellos Zelaya.

Según reportaje de Antonio Pinedo en la revista mexica “Al Margen”, tras que lo deportan a México Alfonso se dedica a la banal práctica de la magia exhibicionista pero con cierto objetivo secreto: recaudar fondos para alimentar la lucha guerrillera de Fidel y del Movimiento 26 de Julio en Sierra Maestra, Cuba.

Es así que transita por Guatemala, El Salvador y Honduras, donde hace demostraciones de prestidigitación, naipes e ilusionismo atractivas para sociedades incultas.

Estuve entre la “multitud” callejera que asistió a admirarlo pero jamás imaginé que sesenta años más tarde describiría su interesante trayectoria.

Con la ignorancia ––su mayor enemigo–– contribuimos a financiar la revolución.

Recuerda el Arquitecto Roberto Elvir Zelaya que las visitas del pariente eran deleite infantil: repartía a pedacitos nubes de magia insondable entre los niños que llenaban la sala familiar del alcalde sampedrano Felipe Zelaya, pero a la vez Alfonso era ante todo revolucionario intenso, leal como su tío a los principios del anti-imperialismo y la libertad de los pueblos.

Asesoró al ministerio cubano de educación, ejerció funciones políticas y cuando un asalto cardíaco lo tumbó en Chihuahua en 1994 era funcionario del Instituto de Amistad con los Pueblos.

Más importante, consiguió millones de donaciones de cuadernos y lápices del orbe para los niños de las escuelas cubanas, sin dejar de ser optimista, modesto y austero, vivo ejemplo de modernidad política.

Loor a quien descubre para qué sirve la vida.

]]>
http://www.elheraldo.hn/opinion/columnas/1311343-466/el-mago /Opinion/Columnas/ 19875621 Thu, 15 Aug 2019 18:15:41 GMT