TSE espera una mayor afluencia de electores migrantes en Estados Unidos

Hay solo 47 mil hondureños aptos para votar en territorio norteamericano, según datos del TSE

Faustino Ordóñez Baca / 12.08.2017
El TSE tiene que cumplir con la ley instalando centros de votación en varias ciudades de Estados Unidos, pero se quedan sin votar otros compatriotas que viven en otros países. El TSE tiene que cumplir con la ley instalando centros de votación en varias ciudades de Estados Unidos, pero se quedan sin votar otros compatriotas que viven en otros países.

Tegucigalpa, Honduras
A pesar de la poca afluencia de ciudadanos en las urnas instaladas cada cuatro años en varias ciudades de Estados Unidos, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) se prepara para cumplir nuevamente con lo estipulado por la Ley Especial para el Ejercicio del Sufragio de los Hondureños en el Exterior, que entró en vigor para las elecciones generales de 2001.

“Vamos a hacer efectivo ese voto como lo manda la ley, hay 47 mil aptos para votar”, dijo a EL HERALDO el magistrado Erick Rodríguez.

“Le hacemos un llamado a los que están en el extranjero a ejercer el sufragio para definir el destino del país y de sus familiares”, agregó.

Por su parte, para el también magistrado Marco Ramiro Lobo, el ejercicio del sufragio en el país del norte “es un derecho adquirido” por parte de hondureños que tendrá que implementarse. Sin embargo, lamentó que miles de compatriotas no han podido obtener su tarjeta de identidad ni han logrado hacer trámites de domicilio porque el Registro Nacional de las Personas (RNP) por razones presupuestarias no ha podido mandar brigadas de identificación.

Para este año, el padrón electoral en Estados Unidos es de unos 47 mil ciudadanos que tendrán la oportunidad de ejercer el sufragio en siete ciudades: Atlanta (nuevo centro de votación), Nueva Orleans, Houston, Nueva York, Miami, Los Ángeles y Washington. Según cifras oficiales, para las elecciones generales de 2013 el censo fue de 46,331 ciudadanos.

Si es cierto que en Estados Unidos hay un millón de hondureños, quiere decir que apenas el 4.7 por ciento tiene tarjeta de identidad, lo que resulta un verdadero desafío de identificación para el Estado.

Costos y resultados

Por el hecho de no acudir masivamente a las urnas, el voto del hondureño en el exterior ha resultado cien por ciento más caro con respecto al promedio de costo del sufragio que se deposita en el territorio nacional.

El exdirector electoral del TSE, Carlos Romero, estimó que el sufragio en el exterior le cuesta al pueblo hondureño entre 50 mil y cien mil dólares.

Pero el magistrado presidente del TSE, David Matamoros, siempre ha mantenido esta teoría: “El costo de una votación en Estados Unidos es menor que lo que nos cuesta transportar las urnas a Gracias a Dios, donde se usan aviones, helicópteros, pangas o lanchas”.

Origen y el interés político

Fue el candidato presidencial liberal y presidente del Congreso, Rafael Pineda Ponce, motivado por un interés político, quien en 2001 promovió el ejercicio del sufragio en Estados Unidos dando paso a una ley cuyos resultados no han llenado las expectativas por el reducido número de votantes en cada proceso.

De un total de 11,510 hondureños residentes en Estados Unidos aptos para ejercer el sufragio, en las elecciones de 2001 llegaron a votar 4,541 o sea el 38 por ciento.

De esta afluencia el Partido Liberal obtuvo 2,144 votos; el Partido Nacional 2,169; 33 el PDCH; 105 el Pinu y 27 la UD. El resto fueron votos nulos y blancos.

Para las elecciones de 2005, según datos del TSE, acudieron a los centros de votación 11,046 compatriotas, pero para los comicios de 2009 el voto en el exterior se vino abajo: 3,005 votos, esto se debió seguramente a los efectos del golpe de Estado.

Los comicios de 2013 reflejaron unos cinco mil votos en el extranjero.

Notas relacionadas

Comentarios