Panamá Lab, un espacio para los proyectos de cine latinoamericano

La jornada de formación se realizó en el marco del décimo Festival Internacional de Cortometrajes de Hayah, Panamá, donde se encuentra EL HERALDO como invitado especial

Por: Gustavo Banegas


En la parte final del Panamá Lab se realizó una serie de asesorías entre participantes y docentes sobre sus respectivos proyectos cinematográficos.
En la parte final del Panamá Lab se realizó una serie de asesorías entre participantes y docentes sobre sus respectivos proyectos cinematográficos.

Panamá, Panamá
En el marco del Festival Internacional de Cortometrajes de Hayah, en Panamá, cineastas de distintos puntos de Latinoamérica se sumaron de lleno a la jornada académica Panamá Lab.

El encuentro que se realiza desde hace cuatro años en el festival panameño es uno de los eventos formativos de mayor prestigio en la industria fílmica de la región y donde los realizadores reciben asesorías de expertos para sus proyectos de largometraje.

Este año no fue la excepción y talentos de toda Iberoamérica llegaron al país centroamericano para formar parte de la jornada, acompañados de expertos cineastas que ejercieron como docentes del laboratorio de cine.

gb-portada2-251116(800x600)
El encuentro se realiza desde el año 2012.

EL HERALDO fue uno de los medios internacionales invitados al Hayah, donde además de conversar con los participantes del Panamá Lab tuvo la oportunidad de presentar el cortometraje “La odisea fantástica”, del director Mario Solórzano, ganador del Festival Internacional de Cortometrajes EL HERALDO en 2015.

Este año uno de los docentes que se sumó al evento fue Diego Corsini, destacado productor y guionista de cine, nacido en España pero radicado en Argentina, que en 2015 estrenó con gran suceso su largometraje “Pasajes de vida”.

Corsini fue el encargado del apartado de producción en el encuentro académico, y conversó sobre la relevancia del mismo. “Este año hemos continuado con la premisa con la que se originó el Panamá Film Lab, que es tratar de ayudar y asesorar todos los proyectos de los participantes que están con una ópera prima, tratando de alguna manera transformarlos en películas y tratando de mejorarlos desde el área de guión, dirección y producción”, comentó el cineasta.

gb-portada3-251116(800x600)
Este año uno de los docentes se sumó al evento.

En cuanto a las propuestas de los creadores participantes que han llegado este 2016 al laboratorio, reveló que como todos los años se ha mantenido con un buen nivel y que es algo enriquecedor que estas pertenezcan a una gran variedad de países, ya que muestran una enorme diversidad de historias y el rumbo que está tomando el cine Latinoamericano.

Corsini manifestó que este año el Hayah y el Panamá Lab demostraron que el cine sigue creciendo en la región tanto a nivel técnico como en la calidad de las historias que se cuentan.

El Panamá Lab finalizó con un una exposición de los cineastas en el laboratorio sobre cómo llevar a cabo sus películas, en la que fueron evaluados por una terna de docentes.

En 2016 en este espacio de formación participaron 31 cineastas con 20 proyectos de diferentes regiones de Iberoamérica.