Honduras: Cuatro escenarios se tejen alrededor de las alianzas políticas para las elecciones generales

Próximos dos meses serán de reuniones secretas, negociaciones y reparticiones. PN no descarta alianzas

Faustino Ordóñez Baca / 20.03.2017
La primera señal de una alianza opositora ocurrió en la asamblea de enero del partido Libre en la capital de Honduras. La primera señal de una alianza opositora ocurrió en la asamblea de enero del partido Libre en la capital de Honduras.

Tegucigalpa, Honduras
Cuatro son los escenarios posibles que pueden ocurrir de aquí al 24 de mayo en el proceso de conformación de la alianza entre partidos que tienen apenas dos meses para conciliar una cadena de intereses que van desde ideológicos hasta la elaboración integral de una propuesta de país a la altura de las circunstancias.

Todo dependerá del número de partidos políticos que participarán en los acuerdos y de los intereses que al interior de cada uno se jugarán, sobre todo aquellos que tienen diferentes facciones sobre las cuales predominan intereses ideológicos, políticos y económicos, según las indagaciones de EL HERALDO.

El primero
El primer escenario es que la alianza solo la formen tres partidos: Libertad y Refundación (Libre), Partido Anticorrupción (Pac) y Partido Innovación y Unidad (Pinu).

De uno de estos tres partidos saldría el candidato o candidata presidencial. Mucho se rumora que el candidato sería Salvador Nasralla, quien ya presentó parte de su plan de gobierno.

Con este panorama se iría solo a las elecciones generales el Partido Liberal; aunque no se descarta que se le sume el partido Alianza Patriótica Hondureña (Alianza), que la dirige el general Romeo Vásque Velásquez, de afinidad liberal y quien no se ve integrado con Libre por lo ocurrido en 2009.

El segundo escenario que puede ocurrir es que el Partido Liberal se sume a la alianza que ya tienen Libre, Pac y Pinu, con lo cual formarían una fuerte agrupación opositora, pero aquí se conjugarían muchos intereses porque en el Partido Liberal, sobre todo, hay sectores conservadores que no aceptan estar juntos con Libre.

Todo lo contrario, quieren que Libre desaparezca del escenario político. Por otro lado, en esta alianza de cuatro partidos, ¿quién sería el candidato o candidata presidencial?.

“Invitación” liberal
El tercer escenario consiste en que el Partido Liberal “invite” a Salvador Nasralla y al Pinu a formar parte de una alianza tripartidista, dejando solo a Libre por razones ideológicas y estratégicas.

Este escenario se puede dar solo si Nasralla traiciona la alianza de la que ya forma parte y donde ya tiene asegurada la candidatura presidencial, cargo que no le daría el Partido Liberal, según los expertos consultados por EL HERALDO.

Hay un cuarto escenario. ¿Y acaso solo la oposición puede hacer alianzas?, se preguntan los nacionalistas, que no descartan que también su partido llegue a acuerdos con entidades que son de su afinidad como Unificación Democrática (UD) -otrora partido de izquierda-, Democracia Cristiana (DC), Va Movimiento Solidario (Vamos) y Frente Amplio (antes Frente Amplio Político Electoral en Resistencia, Faper).

Hay sectores no políticos, profesionales, agrupaciones campesinas, sindicales, populares, étnicos que también pueden sumarse a cualquier tipo de alianza partidista.

La repartición
En estos dos meses los actores tendrán que negociar la distribución de lo que históricamente se ha conocido como el “pastel”, que no es más que la repartición del engranaje administrativo del Estado, tanto a nivel de entidades del gobierno central como descentralizadas, pasando por puestos claves en el Congreso Nacional como la presidencia de este poder del Estado.

De lo menos que querrán hablar los políticos será de la distribución de puestos, pero esto es algo inevitable en toda negociación sobre todo cuando se trata de dirigir los destinos de una nación. Esta negociación tendrá su punto de partida la candidatura presidencial, en primera instancia y, en segundo lugar, la presidencia del Poder Legislativo.

Lo demás viene por añadidura. Las alianzas deberán inscribirse antes del 25 de mayo. Estos y otros escenarios se tejen en diversos circulos de la sociedad luego de los resultados que arrojaron las elecciones primarias celebradas el 12 de marzo, en las que el Partido Liberal dio la sorpresa sobrepasando en votos a Libre y recuperando la posición como segunda fuerza política.

Este resultado pone a los liberales en una clara ventaja frente a una eventual negociación para la constitución de cualquier alianza.

Notas relacionadas

Comentarios