Cómo prepararse para una vuelta ciclística

Este artículo es un conjunto de técnicas que usan los ciclistas profesionales para afrontar grandes carreras y duras etapas. Si quieres ser uno de ellos, debes seguir estas indicaciones y entrenar muy duro

Por: Redacción



Contenido patrocinado Aguazul

Si eres de los que aman la bicicleta esta información es para ti. Este artículo es un conjunto de técnicas que usan los ciclistas profesionales para afrontar grandes carreras y duras etapas. Si quieres ser uno de ellos, debes seguir estas indicaciones y entrenar fuertemente. Si lo que quieres es divertirte a bordo del caballito de metal, este es un reto que puedes afrontar y que, con seguridad, sacará lo mejor de ti.

Lo primero que debes tener en cuenta para afrontar una carrera y, en general, para montar bicicleta, es llevar una alimentación saludable y buenos hábitos de vida; de lo contrario no sirve de mucho que te sobre esfuerces porque podría ir en detrimento de tu salud. La dieta es muy importante para el ejercicio de alto rendimiento, en especial a bordo de una bicicleta, debido a que es una actividad que exige un ritmo constante y en la que el hambre y la deshidratación pueden manifestarse de una forma diferente que en otro tipo de entrenamientos.

El desayuno debe ser tres horas antes de cada ejercicio y estar compuesto de frutas, cereales, lácteos con miel, huevo hervido, jamón, queso y alguna bebida caliente. Además conviene estar muy pendiente de tu nivel de líquidos. Para esto es bueno consumir agua con una pizca de sal, una cucharada de azúcar o unas pocas gotas de limón para que tu cuerpo asimile mejor el fluido y evites pérdidas excesivas de hidratación.

Los almuerzos y las cenas por su parte deben incluir ensaladas, féculas (arroz o pasta), algún lácteo y carnes rojas que no sean muy grasosas, o pescado, pollo o algún empanizado.

Foto_Nota1.1(800x600)

Empecemos el entrenamiento
Lo primero es empezar a montar en bicicleta más de una hora y media durante tres semanas, todos los días. De esta manera tu cuerpo se irá acostumbrando al pedaleo constante. En estos trayectos debes mantener tu ritmo y no descuidar el consumo de carbohidratos de rápida digestión como las barras energéticas o los geles deportivos y mantener la hidratación; para ello es recomendable agua y azúcar.

Pasadas las tres semanas de esta rutina de pedaleo constante, debes empezar a alternar con ejercicios de gimnasio para aumentar tu musculatura. En este tiempo notarás que tu apetito incrementará y que tu cuerpo te pedirá más agua. Después de tres semanas de alternar el gimnasio con el ejercicio de ruta notarás que tus piernas cada vez podrán afrontar mayores distancias y más tiempo. Es aquí cuando empieza el entrenamiento partido, o mejor dicho, lo que diferencia a los novatos de los profesionales.

Para cuando quieras pasar a nivel profesional
El entrenamiento partido consiste en una preparación en largas distancias y largos tiempos con cambios en la ruta y los ritmos. Consiste en pedalear durante más de cuatro horas por trayectos que contendrán partes exigentes y otras fáciles, porque así cambias de ritmo exigiéndote más en los intervalos difíciles y recuperándote en las partes más sencillas. Este es un entrenamiento recomendado en equipo, porque las largas distancias se dan mejor acompañado y porque el grupo sirve de apoyo en caso de cualquier percance en la ruta.

Para estos niveles avanzados de entrenamiento conviene seguir con tu dieta, tus hábitos saludables y, en lo posible, requerir la ayuda de un médico dietista y un entrenador profesional, ya que a medida que tu entrenamiento se intensifica tu consumo de energía y oxigenación de la sangre variará, y con ello tu metabolismo y la capacidad para recuperarte de la mejor y más rápida manera. Es por esto que la ayuda de un profesional de la salud y el deporte es altamente recomendado para estas instancias de tu entrenamiento.

Ten en cuenta que la diferencia entre un ciclista profesional y un novato se logra tras varios años de dedicación, esfuerzo y hábitos saludables.

Sin embargo, para poder disfrutar tu bicicleta y desafiarte a ti mismo sólo necesitas un puñado de semanas constantes de ejercicio, mantenerte hidratado y seguir las recomendaciones de expertos para llevar una vida saludable, y eso sí, darlo todo siempre en cada uno de los esfuerzos.

Ahora, sal a la ruta y prepárate que una nueva vida te espera a bordo de tu bicicleta y deja que sea el camino el que te lleve. Y recuerda, ten muchos kilómetros de felices pedalazos.