Copyright (C) 2017 ElHeraldo.hn El Heraldo Mon, 22 Jan 2018 06:33:48 GMT ElHeraldo RSS Feeds - Siempre La inspiración del pintor Jesús Valladares Tejeda Las dad.



Tegucigalpa, HondurasJesús nació para pintar.

Cuando era muchacho, mientras sus amigos no podían dejar de lado la pelota, él se decantaba por el pincel y por el mundo mágico que se puede recrear a través de la pintura.

Miraba vívidos paisajes en todos lados, todo lo quería plasmar en sus cuadros; los árboles, los caminos, las casas.

.

.

todo para él era arte.

Su sensibilidad creció con el pasar del tiempo.

Ahora, Jesús Valladares Tejeda vive rodeado de cuadros; su casa parece una galería.

En su memoria lleva guardadas imágenes de calles y construcciones de antaño, pero estas también han quedado plasmadas en sus cuadros, que se convierten en piezas de gran valor histórico y sentimental.

“A través de las pinturas de hace décadas nos podemos dar cuenta cómo han cambiado nuestros pueblos, por ejemplo en Cane antes todas las casas eran de bahareque”, comenta.

Y es que don Jesús conserva una serie de fotografías que muestran cómo ha sido la evolución de este municipio con el paso del tiempo.

Comenzó a pintar en 1974 y todavía guarda algunos de sus primeros trabajos, “en este, por ejemplo, todavía no tenía mucha experiencia con el tema de la perspectiva”, admite, mientras muestra un cuadro del puente de La Isla, de Comayagüela, que pintó en la década del 70.

Inició pintando al óleo, pero luego se decantó por el acrílico.

Su primera pasión fueron los paisajes, aunque posteriormente se aventuró con los retratos, autorretratos, arte figurativo y hasta tuvo su momento de inspiración al estilo Fernando Botero, que quedó plasmado en su colección “Gorditas”, teniendo a las mujeres con grandes proporciones físicas como inspiración.

Esta serie está compuesta por 18 piezas, entre las que destaca una pintura realizada en acrílico sobre tela de “La maja desnuda”, inspirada en la emblemática obra de Goya.

Don Jesús lleva más de 40 años en el arte de la pintura, la evolución se ve en sus cuadros y en sus sueños.

Aspira a fundar su propia galería en Cane, La Paz (su pueblo natal), “lamentablemente, en la actualidad los artistas no tienen muchos lugares dónde exponer, no hay galerías”, meditó.

Pero él se ha empeñado en juntar todas sus pinturas para exhibirlas en una galería permanente.

“Sería una forma de atraer el turismo cultural a este municipio”.

El sueño de fundar esa galería nace del apego sobrenatural que tiene con sus creaciones, tanto que le es difícil venderlas, pues no le gusta esa sensación de “deshacerse” de su obra.

Don Jesús y su pincel han viajado por varias ciudades y pueblos de Honduras.

Paisajes de su natal Cane, Cedros, Tegucigalpa, Comayagüela, Santa Lucía, Valle de Ángeles, Ojojona, Ocotepeque, Pespire, Gracias, Potrerillos, Yuscarán, entre otros, se pueden apreciar en su obra.

Imagen del parque y la iglesia de su pueblo natal, Cane, La Paz.

Colección de fachadas de iglesiasOtro de sus proyectos es realizar una colección de fachadas de iglesias, que compile las diferentes estructuras de arquitectura religiosa que hay en el país.

“Cada iglesia tiene detalles que la hacen especial, única, y son esos elementos los que quiero destacar en mis pinturas”.

Para trabajar en esta colección, don Jesús ha visitado varios pueblos con el propósito de retratar la belleza de nuestras iglesias.

Siendo pintor presencial, le gusta instalarse frente a la imagen que quiere recrear, por lo que evita, en su mayoría, recurrir a fotografías.

Su instinto está muy desarrollado, sus ojos son capaces de ver la belleza -a veces oculta- en todo en su entorno, siendo capaz de recrear colores e imágenes casi exactas con una habilidad sorprendente.

Es fiel admirador de la obra del pintor José Antonio Velásquez, pero, ¿cuál es su verdadera inspiración? Sin duda, su esposa, doña Lorena Machuca, una musa a la que ha inmortalizado en numerosos cuadros.

Ella es la inspiración de Jesús y la pintura, su pasión.

]]>
http://www.elheraldo.hn/revistas/siempre/1144947-466/la-inspiraci%F3n-del-pintor-jes%FAs-valladares-tejeda /Revistas/Siempre/ 15061761 Mon, 15 Jan 2018 10:23:43 GMT
El último gol de Eduardo Galeano Eduardo Galeano, un inmortal de las letras. 
 
 “Cerrado por fútbol” es una antología dedicada a la memoria del uruguayo.



Prologado por una exquisita semblanza del periodista Ezequiel Fernández Moores, la editorial mexicana Siglo XXI publicó una antología que reúne textos, entrevistas y conferencias en las que el narrador uruguayo Eduardo Galeano aborda su fascinación por el deporte rey.

“Cerrado por fútbol” contiene la mayoría de escritos de Galeano, dispersos en su obra publicada, pero también varios inéditos y verdaderos hallazgos como la crónica con la que, apenas a sus 23 años, llama “traidor” en su cara al revolucionario argentino Ernesto el Che Guevara por haber adquirido en Cuba la pasión por el béisbol.

O como cuando decía que a los malos equipos se les conoce como “Pinochet” porque “encierran a la gente en los estadios para torturarla”.

Jugador frustradoEduardo Galeano fue autor de célebres libros como “Las venas abiertas de América Latina”, “Memorias del fuego”, “El fútbol a sol y sombra”, “Espejos y los hijos de los días” y “Días y noches de amor y guerra”, que fueron traducidos a 20 idiomas y por los que fue distinguido en países como Suecia, Argentina y el resto de América.

El escritor uruguayo dejó constancia de su vocación no consumada cuando en distintas entrevistas y relatos confesó que su verdadero deseo era ser jugador de fútbol, pero que impedimentos vinculados principalmente con la falta de talento lo llevaron a dejar de lado ese sueño y convertirse en escritor e hincha del club Nacional.

]]>
http://www.elheraldo.hn/revistas/siempre/1144944-466/el-%FAltimo-gol-de-eduardo-galeano /Revistas/Siempre/ 15061728 Mon, 15 Jan 2018 10:22:07 GMT
El artículo de Octavio Carvajal: El filo del crimen El Estado invierte millones de lempiras en la lucha contra el crimen organizado y sus tentáculos fuera.



El ataque al crimen organizado ha dejado al Estado millonarios decomisos entre diversos peculios que pasan a subasta sin ver oficialmente logros extraordinarios ni beneficios sociales ni dónde para el billete.

Mansiones, autos, aeronaves, ganados, animales exóticos expropiados al mundo ruin, los gatos presos y los de grandes libres, muertos de risa.

Tras la reforma de leyes que permite la extradición de hondureños a Estados Unidos por su alianza con el narcotráfico, la Fiscalía y la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) han confiscado –según datos oficiales– más de dos mil bienes muebles e inmuebles de los cuales unos cuantos eran de funcionarios corruptos que asaltaron el seguro social.

CachosA Los Cachiros –sagrados del régimen de Porfirio Lobo Sosa– les retuvieron más de cien feudos, entre haciendas, palacios y ganado, igual sucedió con el cartel de Los Valle a quienes les doblaron millones de dólares en unas caletas y una parte habría “desaparecido”.

Los embargos no paran pero los “dueños” o los poderosos están fugitivos.

En la comarca de Gracias a Dios hay casas y edificios que ocuparon comercios y quedaron como salón de baile.

Sus rentistas o propietarios “volaron” bajo el ataque de la Oficina para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés).

Por aire, mar y tierra los capos locales han estado en agite.

Se mudan de un lado a otro por despiste o soplos.

En la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI) tienen ringlera de peculios despojados a capos de la droga, pero –aunque quieran negarlo– pocos clientes le apuestan al momento de rematarlos.

Nadie quiere andar en autos ni vivir en casonas o haciendas de narcos.

¿Dónde está el dinero de los narcos? ¿Está en el Banco Central de Honduras? GozosNo queremos juzgar que más de alguna posesión la disfruten burócratas tal como ocurrió con el extinto director de la OABI, Humberto Palacios Moya quien muy “bondadoso” cedió una vivienda incautada a su yerno por un irrisorio y supuesto alquiler que nunca pagó.

Inaceptable que el arrojo humano y económico estatal no tenga retribución.

El Estado invierte millones de lempiras en la lucha contra el crimen organizado en sendos combates de rastreo, localización, captura y decomiso de todo tipo de bienes muebles e inmuebles.

Moviliza patrullas, nutridos grupos de policías y militares, perros amaestrados en detectar alucinógenos, armas, combustible pero todo sigue igual.

Arrestos de grandes, cero.

Solo se informa y ratifica que la mayoría de embargos atañen a Los Cachiros (los lobos del narco), a Los Valle y a sus “asociados”, quienes al final son unos perfectos desconocidos.

Ni la Fiscalía ni la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) detallan qué personajes de traje y corbata salen como testaferros del mundo ruin.

Han confiscado hoteles, ferreterías, tiendas de todo tipo, almacenes, furgones, autos de diverso modelo, moteles y mucho dinero que debería servir –a nuestro juicio- para proyectos sociales que urgen a la población.

Del primer remate de la OABI a finales de 2016 apenas un 25 por ciento se vendió.

De 256 lotes solo 60 fueron adjudicados.

RapiñasBuena porción de lo quitado está abandonado.

Igual pasa con animales exóticos retenidos.

Lejos de obtener una ganancia, dudamos que la OABI tenga porte para mantener en buen estado sinfín de caudales.

Tampoco aclara el paradero de miles de cabezas de ganado.

¿Se las comieron los cocodrilos o las vacas se hartaron a los lagartos?Camino a Valle de Ángeles se investiga por parte de los gringos sobre unas viviendas con caletas repletas de billete.

Están resguardadas por hombres fuertemente armados.

Parece que ahí les cayó la lotería.

En el Ministerio Público, en la ATIC y en la OABI no saben ni pito de estos fondeaderos de pisto con rastros de cocaína y desfalcos.

Ojalá el segundo régimen del indómito done estos bienes para hospitales, centro de salud, compra de medicinas o a entes caritativos.

Nadie quiere que lo manden al otro mundo por adquirir artículos del bajo mundo.

Al crimen le enoja el filo de las letras.

¿Quién de ustedes pone el pecho?

]]>
http://www.elheraldo.hn/revistas/siempre/1144943-466/el-art%EDculo-de-octavio-carvajal-el-filo-del-crimen /Revistas/Siempre/ 15061726 Mon, 15 Jan 2018 10:21:15 GMT
Dilcia Cortés y su muestra “El vidrio de Pandora” Dilcia Cortés es una artista joven, sabe que hay mucho que recorrer y que aprender, no solo 
de fotografía, sino de la vida, hoy posee como mérito tratar con altura este tema de la niñez.



Una noticia cultural alentadora es la inauguración de la muestra de fotografía contemporánea “El vidrio de Pandora”, de la artista Dilcia Cortés, este martes 23 de enero a partir de las 6:00 de la tarde en el Centro Cultural de España en Tegucigalpa.

Esta es una de las colecciones de fotografías más trascendentales de nuestro arte, la considero de una importancia esencial por la calidad de la obra, pero también por la temática que aborda: la protección infantil y la violencia que se ejerce hacia los niños desde múltiples ámbitos.

Las exposición presenta niñas y niños en posiciones que evocan orfandad, desolación o habitan el terror del sepia con que la artista las añeja, que casi raya en la nostalgia, para crear una distancia entre objeto artístico y espectador.

Estas fotografías poseen una enorme fuerza poética y una discreta violencia, son aterradoramente conflictivas.

El crítico de arte Carlos Lanza ha visto la colección de fotos de Dilcia Cortés y ha escrito un texto en el que reconoce su calidad y vigencia; en su ensayo “La metáfora del vidrio de Pandora”, Lanza opina que “no hay duda que en la propuesta de Cortés, la violencia se mueve en el orden de lo simbólico, esos niños son metáforas de un mundo atroz.

No estamos frente a una realidad reveladora de imágenes sino frente a una imagen reveladora de realidades, quizá este sea el logro más importante de la muestra”.

La colección de fotografías “El vidrio de Pandora”, de Dilcia Cortés, resulta hermosa, no causa escándalo y se lleva bien con los dilemas morales, sin embargo, es mucho más compleja que lo que el ojo del espectador ha decidido creer.

Antes de estar frente a las fotos donde varias niñas y niños yacen en posiciones que aparentemente transmiten sensaciones, he dicho, cercanas al desamparo, la primera pregunta es ¿Son niñas y niños semidesnudos?¿Cómo es el proceso antes de la imagen? ¿Gana el sentido performático, que bien puede justificar la artista o el juicio de su trabajo nos plantea otros dilemas? ¿Cómo se maneja el tema de protección infantil? ¿Es la desnudez o el cuerpo el tema de importancia en esta muestra artística o es una metáfora que nos plantea un camino hacia una discusión inacabada que urge de nuestra reflexión?Estas preguntas son pequeñas rendijas a lo que puede ser un campo de interpretación bastante complejo ya sea porque nuestras herramientas de análisis crítico a veces están despojadas de otros aspectos que pueden ser vitales para entrar a este universo, y no hablo precisamente de los dogmas respecto a la desnudez y a esa visión retrógrada donde el cuerpo es pecado o santidad, dualidad conflictiva que induce a la obediencia a una forma unilateral de ver la vida, tampoco me detengo en el análisis solitario antropológico, esa versión paradisiaca de muchos ilusos de atraernos (exotismo cultural en ristre) sobre el desnudo.

Lo más complejo es que no solo es un desnudo lo que ya causa revuelo y reacciones decadentes, lo complejo aquí es que se trata de niñas y niños semidesnudos, y para ser honesto, como curador debo confesar que no ha sido fácil para mí, me sacó de cierta zona de confort, ha generado un conflicto entre las razones artísticas plenas de libertad y licencias, mis lecturas y mis taras humanas en una sociedad atrasada como la nuestra, donde uno es un producto cultural templado con los defectos, los mitos y los dogmas.

Aunque lo pienso mejor, creo que es miedo y no razones éticas, pues el proceso ha sido muy bien cuidado para la realización de las fotografías para asegurar que no existe en el proceso alguna manipulación o mucho menos agresión y violencia.

Es importante mencionar que el tema de la desnudez si bien ha sido tratada en nuestra pintura con cierta regularidad, idealización, distanciamiento, aún nos hemos adentrado en él muy escasamente, por no decir superficialmente, porque resulta zona non grata y a veces muchas y muchos vivarachos tocan este tema para autoatribuirse algún escandalito o cuchicheo cultural que les de alguna famita en los cafés, círculos y salones decadentes de nuestro arte.

La fotografía hondureña en cambio adolece al encontrarse con el desnudo desde la coquetería con la irreverencia, el sensacionalismo y hasta la desfachatez por tratar con inmediatez y sin ninguna reflexión el tema.

Esto me intriga pues la publicidad nos arroja en la cara todos los días estos temas y me repugna la utilización de niñas y niños semidesnudos en productos como pañales, leche, ropa interior infantil, temporada de playa, etc.

, lo peor, está validado socialmente, lo aceptamos, nos enternecemos y compramos.

La fotografía de Dilcia Cortés roza esos límites, hay certezas estéticas y conceptuales que creo merecen el reconocimiento; nos impone la necesidad de asumir con estoicismo y sin miedo los temas vinculados a la protección infantil, no verlos como temas tabú, hablar abiertamente de él, que se vuelva cotidiano para asegurar la prevención y el tratamiento de las víctimas y el castigo a los culpables.

También esta muestra agrega la necesidad de la prevención, es interesante como la artista aboga, con la compañía de las instituciones de derechos de la niñez, para la creación de un Protocolo de Protección de las niñas y los niños en el mundo de la cultura y el arte.

Esto es trascendental, normalmente ese mundo se ha sacralizado como “culto y sensible” y en el peor de los casos libre de violencia y abuso, sin embargo, es un mundo agresivo.

¿Cuántos artistas no habrán abusado de sus modelos? ¿Cuántos abusadores no se habrán enmascarado de artistas? Si ya nuestros discursos “intelectuales” están cargados de machismo y patriarcado, nuestro lenguaje mismo es violento; es bueno aceptar que las desgracias del mundo del arte han sido en gran parte porque muchos hemos cerrado los ojos como unos desgraciados ante verdades y realidades que queremos disfrazar bajo el velo del talento o la falsa sensibilidad.

La exposición de Cortés nos hace feroces preguntas de forma frontal, nos llama a recordar la imagen común en los hogares provincianos hondureños de “La Nigüenta”, esa niña semidesnuda que siempre estaba sacándose una espina en las salas de todas las casas del occidente de Honduras y que en muchas ocasiones hasta servía de amuleto para la buena suerte; estas fotografías nos confrontan y nos preguntan por el desfile de belleza infantil de las niñas adiestradas por sus padres, docentes y productores de espectáculos para exponerse con movimientos y vestuario en eventos escolares o sociales, una clara apología al canon que asigna un papel determinante a la mujer y a las niñas.

Dilcia Cortés es una artista joven, he hablado ampliamente con ella sobre esta muestra, sabe que hay mucho que recorrer y que aprender, no solo de fotografía, sino de la vida; hoy posee como mérito tratar con altura este tema y desde luego quedamos a la expectativa para que el desarrollo final de su trabajo tenga un éxito más allá del estético (ese éxito sin duda está asegurado), hablo de la sensibilización de un discurso que nos ofrezca desde el arte interrogantes precisas que nos lleven a establecer debates que terminen en responsabilidades humanas, personales e institucionales, sobre la protección infantil, y no hablo de un arte utilitario (le quito la esperanza a los puristas diletantes), hablo de una visión sobre un mundo más seguro y de un lenguaje artístico capaz de desnudar la normalización de las imágenes de explotación infantil, la desigualdad de género, la violencia sexual ejercida sobre las niñas y las mujeres, la pornografía infantil y el machismo.

La sutil agresividad de esta muestra fotográfica nos regresa a esa orilla inacabada de nuestra existencia de la que huimos o disimulamos con alevosía: se trata de una vieja deuda que tiene que ver con la protección infantil.

Esta es una fotografía donde la llaga de la deformidad humana nos confronta.

Es verdad que por la resolución técnica, pareciera que hay una veladura casi poética, una aura que nos causa un sabor lejano, un sepia ácido que lentamente golpea en las playas de la fiebre, pero nada más estamos ante un simulacro de la ternura.

Con esta colección de fotografía, Dilcia Cortés se ubica como una protagonista de su generación en el arte hondureño, sin embargo, el afán estético queda rebasado y no se trata de la fuerza conceptual, el perfecto soporte y la resolución definida en sus fotografías, pues prefiere discursar a representar, formular un proceso de reflexión donde ella no escoge un modelo o elabora una locación, sino que indaga con transparencia ese mundo doloroso donde la inocencia no es vencida, ni se borra sino que se sostiene a pesar de la barbarie, la contrariedad y la violencia.

]]>
http://www.elheraldo.hn/revistas/siempre/1144948-466/dilcia-cort%E9s-y-su-muestra-el-vidrio-de-pandora /Revistas/Siempre/ 15061792 Mon, 15 Jan 2018 10:18:00 GMT
Toledo, una ciudad imperial para recordar Una enorme muralla protege el centro de Toledo. Al fondo, la Puerta del Sol.



Miguel de Cervantes concibió a El Quijote citando “un lugar de La Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme”.

Ese sitio no era Toledo.

No.

Toledo es tan inolvidable como para ser mezquinos en no querer recordarlo.

Antiguo corazón del imperio español y ubicado en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha, la ciudad presume de monumentos históricos, vestigios arqueológicos y calles estrechas y empedradas que detienen el tiempo para los visitantes.

Una colina encumbra los encantos del centro histórico de Toledo, mientras el río Tajo lo abraza con sus aguas mansas.

En suelo, una muralla resguarda el legado de la ciudad imperial.

El casco urbano antiguo se recuesta sobre el imponente río, formando un pronunciado conocido como torno del Tajo.

Este torno no cierra y es la única entrada natural con que cuenta la ciudad y que la conecta con la ciudad de Madrid y Ávila.

El río Tajo no duerme en su ardua tarea de proteger el casco histórico de Toledo.

Una enorme muralla se suma a tremenda misión.

Esta mágica ciudad que se remonta a la edad del bronce tiene la particularidad de compartir retazos de tres religiones: cristiana por la conquista romana, la musulmana -heredada de la invasión árabe- y la judía, sobreviviente desde los primeros asentamientos.

Sus iglesias, mezquitas y sinagogas en una perfecta y pacífica convivencia también le otorgaron el título de la “Ciudad de las tres culturas”.

De ahí que la grandilocuencia de Roma se fusionara con la sobriedad árabe.

Por un lado tenemos grandes templos, como la Catedral de Santa María de Toledo, en contraste con las accidentadas y espontáneas calles.

La ubicación estratégica también situó a la ciudad en el centro de los enfrentamientos, por eso tiene una marcada huella bélica evocada en el Museo del Ejército, situado en el Alcázar, una fortificación en la punta de la colina.

Hay que subir al lugar más alto para descender en un viaje a las guerras libradas por el reino español.

El famoso museo rinde memoria a los caballeros de la antigua España y el recinto reúne vestigios de cuatro épocas: romana, árabe, cristiana e imperial.

Una enorme muralla protege el centro de Toledo.

Al fondo, la Puerta del Sol.

Un viaje al pasado.

.

.

Todas las edificaciones revestidas de color metal evocan la industria metalúrgica que ha sido su base económica.

Entre esos edificios destacan el monasterio de San Juan de los Reyes, gótico isabelino del siglo XV, y la catedral de Santa María, de estilo gótico del siglo XIII.

La ciudad mantiene estrictas normas urbanísticas en el casco histórico para preservar su historia, aunque conviven diferentes estilos de arquitectura.

Un ejemplo de ello son los elevados y hermosos edificios de piedra bien conservados que detienen el tiempo en Toledo.

Las termas romanas son otro de los vestigios de los sistemas de suministro de agua de la época cuando el territorio estuvo bajo dominio de Roma.

Las calles estrechas y empedradas son un viaje al pasado de una ciudad pujante.

Es tan común que en los negocios haya una figura del Quijote de La Mancha como un custodio de las inversiones.

En realidad, sobran las razones para que la Unesco declarada el lugar Patrimonio de la Humanidad en 1986.

Y aunque el lugar de Cervantes todavía es incierto, los escaparates de las tiendas de Toledo son el lugar perfecto para exhibir figuras del Quijote, Sancho y caballeros armados.

Para que la quieran recordar siempre.

Patio de Carlos V, donde figura una estatua de bronce fundido en honor a él.

]]>
http://www.elheraldo.hn/revistas/siempre/1144950-466/toledo-una-ciudad-imperial-para-recordar /Revistas/Siempre/ 15061828 Sun, 14 Jan 2018 15:22:58 GMT
Donald Trump, un año envuelto en tensiones, y los retos que le aguardan 20 órdenes presidenciales 
ha emitido Trump: siete órdenes ejecutivas, 11 memorandos y dos proclamas presidenciales, mientras que hasta el momento no ha enviado al Congreso ningún proyecto de ley.



Washington, Estados UnidosEl futuro político de Donald Trump puede quedar condicionado en 2018 ya que enfrenta el riesgo de perder el control del Congreso en las elecciones legislativas que definirán la batalla por la Casa Blanca en 2020.

Es una tradición que las legislativas de medio término en Estados Unidos inclinan la balanza hacia la oposición, por lo que no es improbable que Trump enfrente ese escenario en los comicios previstos para el 6 de noviembre.

En un año de presidencia, Trump se enredó en una vorágine de tensiones con Corea del Norte, irritó a aliados a causa de Irán e Israel y enfrenta acusaciones de racismo y de utilizar un discurso de odio.

Para el profesor Larry Sabato, del Centro de Política de la Universidad de Virginia, “este año está destinado a ser un año del Partido Demócrata.

Resta ver si será un año moderadamente demócrata, sustancialmente demócrata o abrumadoramente demócrata”.

Los sondeos sugieren que los demócratas tendrán en noviembre una buena posibilidad de recuperar la mayoría de la Cámara de Representantes.

En el Senado las chances son menores porque los demócratas deben defender 26 bancas, contra apenas ocho de los Republicanos.

Sabato estima que “si los demócratas recuperan la Cámara de Representantes, las posibilidades de Trump de aprobar cualquier cosa será igual a cero”.

“La manipulación en la división de los padrones electorales es prácticamente la única esperanza de los republicanos para mantener el control de la Cámara de Representantes en 2018”, dijo el historiador Allan Lichtman, de la Universidad Americana.

PuñetazosEn este cuadro, Trump y los republicanos harán campaña apoyados en la reforma tributaria y en un desempeño saludable de la economía.

Pero los bajos índices de popularidad del presidente y los cuestionamientos sobre su aptitud para ejercer la presidencia también serán tema de discusión en la campaña.

El senador republicano John Thune predijo recientemente que la campaña será “un combate a puñetazos”.

Jeff Flake, otro senador republicano, acotó por su lado que “será un ambiente difícil”.

Después de las elecciones legislativas de noviembre, los demócratas tendrán dos años de preparación para intentar recuperar la Casa Blanca.

El día de las elecciones en 2020, Trump tendrá ya 74 años de edad.

Pero una oleada demócrata en 2018 no representará necesariamente el fin de Trump.

Bill Clinton y Barack Obama sufrieron pesadas derrotas en elecciones de medio término en 1994 y 2010 y los dos fueron reelectos dos años más tarde.

Sin embargo, el desafío más embarazoso podría surgir para Trump dentro de sus propias filas.

Aun siendo el presidente, el Partido Republicano deberá escoger a su candidato a la Casa Blanca, y con la popularidad de Trump por debajo de 40% no se descarta que surjan alternativas.

¿Quién desafiará a Trump?Hasta ahora ningún líder republicano ha cometido el pecado político de declararse aspirante a la Casa Blanca en 2020 y enfrentar a Trump, pero los nombres comenzarán a aparecer después de las elecciones de noviembre.

Uno de esos nombres podría ser el gobernador del estado de Ohio, John Kasich, quien disputó la nominación en 2016 y dejó una buena imagen de hombre capaz de construir consensos en una época de polarización.

El propio senador Flake o el también senador Ben Sasse representarían un retorno al conservadurismo más tradicional que el personalismo de Trump, pero no tienen ni una fracción de su notoriedad.

También existe la posibilidad de que Trump -cuyos aliados ya iniciaron a juntar dinero para la campaña de 2020- decida no presentarse a la reelección.

La última vez que algo así ocurrió fue en 1968, cuando el presidente Lyndon Johnson abandonó la campaña para su reelección luego de pésimos resultados en las primarias.

En este caso, para ocupar el espacio político de Trump podrían alinearse el actual vicepresidente, Mike Pence, y el ultraconservador senador Tom Cotton.

]]>
http://www.elheraldo.hn/revistas/siempre/1144941-466/donald-trump-un-a%F1o-envuelto-en-tensiones-y-los-retos-que-le /Revistas/Siempre/ 15061723 Thu, 28 Dec 2017 15:41:01 GMT
Comprendiendo el éxito de la saga Star Wars en la taquilla R2D2.



Tegucigalpa, HondurasNinguna saga cinematográfica ha tenido tanto éxito como Star Wars, no solo de público y económico, sino también por el número de películas a que ha dado lugar y su extensión en el tiempo.

Todos coinciden en que es algo más que un argumento cinematográfico, y que las interpretaciones desde distintos ámbitos de conocimiento que permite su guión le otorgan una riqueza de contenido añadida.

El éxito de taquilla que desde 1977 ha acompañado a cada una de las entregas cinematográficas de la saga Star Wars, la explotación exhaustiva del merchandising, la incorporación de frases de las películas al lenguaje popular ( “Yo soy tu padre”, “Que la Fuerza te acompañe”, “Las rebeliones se basan en la esperanza”), han hecho de la saga un fenómeno de la cultura de masas.

Sin embargo, esta idea generalizada entre la mayoría de los espectadores y entre la crítica más hostil contra el universo creado por George Lucas es solo la punta del iceberg de todo aquello que nos ofrece el invento Lucas.

Más allá de las trepidantes escenas de acción, más allá de los espectaculares efectos especiales, más allá del fascinante sentido de la maravilla que revolucionó el cine a finales de los 70, Star Wars cuenta con una variedad inagotable de lecturas, mensajes e influencias culturales que amplifican su contenido y permiten al espectador adiestrado en esas claves comprender la profundidad del iceberg, disfrutando de la espectacularidad del envoltorio, pero sin dejarse cegar por él.

Darth Vader (Anakin Skywalker)es el mejor villano de la historia, solo con verlo aterroriza.

En este sentido, el historiador cinematográfico Michael G.

Cornelius define el concepto subtexto como un código que únicamente aparece en las grandes obras de arte, un mensaje que no sustituye el contenido de las películas sino que las enriquece.

Según este autor, los espectadores que descifran ese código son capaces de descubrir más mensajes que aquellos que se quedan en lo aparente.

Un ejemplo paradigmático sería el cine de Alfred Hitchcock, con un envoltorio de cine de suspenso, atractivo para el gran público, que esconde profundos elementos de psicoanálisis freudiano.

El mismo juego es el que plantea Star Wars desde su primera entrega: un envoltorio accesible y fascinante para todos los espectadores, que esconde una variedad asombrosa de referentes culturales (literarios, cinematográficos, políticos, filosóficos, religiosos…).

Analizar tanta variedad de subtextos en un solo artículo resulta complicado, pero de entre todos ellos, existe uno que posiblemente podamos considerar como la raíz y el tronco de la saga.

A la mayoría de los aficionados al cine, incluso a la mayoría de los seguidores de la franquicia, el nombre de Joseph Campbell le resultará desconocido.

Sin embargo, es un personaje clave para entender el éxito de Star Wars.

Joseph Campbell fue, en la segunda mitad del siglo XX, uno de los máximos expertos en mitología comparada, un erudito que analizó los mitos universales a partir de los estudios de Sigmund Freud y Carl G.

Jung, llegando a elaborar una compleja teoría para comprender los mitos, una teoría conocida como monomito.

Según Campbell, todos los mitos creados por el ser humano, independientemente de la cultura de donde surjan, cuentan con una serie de estructuras narrativas comunes, siendo el viaje del héroe el esquema más habitual en estas narraciones.

Las potentes naves espaciales que aparecen en la saga son de otro mundo.

Sencillamente fascinantes.

La estructura del viaje del héroe estaría formada por una serie de etapas o hitos que el héroe mitológico debe superar para alcanzar su destino.

No se trata de un corsé férreo, no es una plantilla fija e inmutable, pero buena parte de los mitos, cuentos de hadas, películas y sueños (como diría Christopher Vogler) se basan en este modelo narrativo.

La influencia de Campbell y su teoría del viaje del héroe en Star Wars resulta evidente.

No solo porque investigadores o críticos la hayan descubierto como uno de los subtextos de la saga, sino porque el propio George Lucas lo ha reconocido en múltiples ocasiones.

Tanto la peripecia de Anakin Vader en las precuelas, como la de Luke Skywalker en la trilogía original, están adaptadas a las etapas del viaje heroico.

Esta influencia puede detectarse incluso en el personaje de Rey, en la nueva trilogía producida por Disney.

Si aplicamos las etapas del viaje del héroe campbelliano a la saga podemos descubrir que los tres personajes citados aparecen originariamente en el mundo ordinario, la región en donde surgen los héroes de los mitos tradicionales, un lugar carente de aventuras y riesgos, identificado con el ámbito familiar más básico, como La Comarca para Frodo Bolsón en la aventura del anillo único.

La llegada de un heraldo (R2D2, Qui-GonJinn o BB8) les hace adentrarse en el “mundo extraordinario”, aunque con evidentes reticencias iniciales (Luke se niega a acompañar a Obi-Wan, Anakin no quiere abandonar a su madre, Rey intenta regresar a Jakku).

A pesar de este rechazo, los tres acceden a la aventura, se enfrentan con poderosos enemigos, deben superar su propia muerte para aniquilar con ello el ego y renacer como héroes (la escena más evidente de este proceso de muerte-renacimiento es la de Luke ahogándose en el vertedero de desperdicios de la Estrella de la Muerte).

De esta forma podemos identificar a Anakin, Luke o Rey con características muy similares a los antiguos héroes mitológicos.

Pero este no es el único referente que conecta Star Wars con los mitos.

Los mitemas, o elementos constantes de los mitos, suelen ser un recurso habitual en la saga.

La búsqueda del padre por parte de Luke (obsesionado con su progenitor desde la primera entrega, algo que también descubrimos en la joven Jyn Erso de Rogue One ), le equipara con el intrépido y temerario Faetón, hijo de Helios, el que conduce el carro solar.

La obsesión de Anakin por evitar la muerte de sus seres queridos entronca con la búsqueda de la inmortalidad por parte el primer héroe de la historia humana, el sumerio Gilgamesh; mientras que la caída de la orden jedi podemos identificarla con la desaparición de los idealizados caballeros del rey Arturo y la Mesa Redonda.

Por su parte, el enfrentamiento entre Rey y Kylo.

Estos son algunos de los elementos que vinculan Star Wars con la mitología, y lo convierten, no solo en un ejemplo de cine comercial, sino en un auténtico mito contemporáneo.

Ciertamente, los mitos surgieron en las sociedades primitivas como narraciones religiosas, pero, como recuerda Carlos García Gual, también podemos encontrarnos con mitos filosóficos, como los ideados por Platón, o mitos literarios, como el ciclo artúrico medieval.

De esta forma, Star Wars sería un intento de ver las formas y los contenidos propios de los mitos tradicionales en una sociedad industrializada y globalizada.

Como resultado, Lucas creó un mito contemporáneo y uno de los iconos más importantes de la cultura popular actual: Darth Vader, el hombre máquina, un símbolo evidente del hombre posmoderno y sus conflictos.

]]>
http://www.elheraldo.hn/revistas/siempre/1140967-466/comprendiendo-el-%E9xito-de-la-saga-star-wars-en-la-taquilla /Revistas/Siempre/ 14953769 Tue, 26 Dec 2017 13:03:46 GMT