Copyright (C) 2017 ElHeraldo.hn El Heraldo Fri, 28 Apr 2017 08:16:27 GMT ElHeraldo RSS Feeds - Columnas Multilateralismo, clave para potenciar agenda para el Desarrollo Sostenible   El Heraldo



El cierre del año pasado y el inicio del actual llevan impresa la huella de cambios muy significativos y enormes incertidumbres, aunque también registran algunos avances notables y grandes oportunidades tanto a nivel global como para América Latina y el Caribe.

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y sus 17 Objetivos (ODS), aprobados en septiembre de 2015 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, representan una importante hoja de ruta hacia la construcción de un nuevo y ambicioso consenso de la comunidad internacional en torno a la necesidad de mayor cooperación para corregir asimetrías y sentar las bases de un sistema multilateral abierto, sostenible y estable.

La Agenda 2030, civilizatoria, universal e indivisible, pone en el centro la dignidad e igualdad de las personas y por lo tanto requiere la más amplia participación de todos los actores, incluyendo los Estados, la sociedad civil y el sector privado.

El actual contexto, marcado por el debilitamiento del multilateralismo, el retorno del proteccionismo y el ascenso de movimientos políticos extremistas, merma los avances de dicho consenso global, presenta un grave desafío para la economía mundial y pone en riesgo el cumplimiento de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible.

En nuestra región enfrentamos un escenario complejo de menor crecimiento económico, con avances notables como el proceso de paz en Colombia, y también grandes incertidumbres en el futuro político y económico de la región, en un año de elecciones y antesala de comicios claves.

La coyuntura económica desfavorable y los bajos niveles de inversión que impactan en la productividad y limitan el cambio estructural necesario para avanzar hacia un nuevo estilo de desarrollo amenazan los logros sociales alcanzados por los países de nuestra región en las últimas décadas, en particular la reducción de la pobreza y de la desigualdad.

Esto es preocupante ya que hoy en día la pobreza aún afecta a 175 millones de latinoamericanos y caribeños, 75 millones de los cuales encaran cotidianamente la indigencia.

Por ello resulta apremiante que la agenda civilizatoria para la igualdad que entraña la Agenda 2030 tenga identidad y domicilio en América Latina y el Caribe.

Que desde nuestra historia y condiciones, desde nuestra rica diversidad y esperanzas compartidas le demos rostro nuestro, instituciones nuestras, le imprimamos las urgencias que nuestra realidad reclama.

La CEPAL ha enfatizado que no solo en lo social se juega lo social y que el manejo macroeconómico y las políticas industriales, de innovación y tecnológicas son cruciales para resolver los problemas sociales.

Tampoco la productividad y el cambio estructural se juegan solo en el campo económico.

De hecho, la inversión social aumenta la productividad y genera externalidades positivas en todo el sistema, mientras que su falta acarrea costos y pérdidas de ingresos.

En la dimensión ambiental, los países de la región deben orientar sus esfuerzos por elevar la inversión y fortalecer las capacidades tecnológicas en los países en desarrollo, con el objetivo de desacoplar el crecimiento del producto interno bruto del aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero y otros contaminantes a través de un gran impulso ambiental.

En este contexto, los países de nuestra región, comprendiendo la urgencia de los desafíos que enfrentan en esta coyuntura y la necesidad de potenciar la voz de la región en los foros globales sobre desarrollo sostenible, crearon el Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre el Desarrollo Sostenible que busca propiciar, a través del intercambio de experiencias, buenas prácticas y aprendizajes compartidos, la colaboración entre pares e impulsar una implementación íntegra, coherente y más eficiente de la Agenda 2030.

El Foro, que celebrará su primera reunión del 26 al 28 de abril en México, es un mecanismo anual que pone en marcha una nueva metodología de participación multi-actor y sus resultados serán una contribución regional al Foro Político de Alto Nivel, que sesiona cada mes de julio en Nueva York.

Este Foro proporciona un espacio en el que los países de la región pueden reflexionar sobre cuáles van a ser sus estrategias y prioridades de desarrollo a mediano y largo plazo, fortaleciendo asimismo la integración regional como una herramienta esencial para enfrentar los desafíos del contexto global.

Hoy más que nunca debe ser promovida y ampliada la cooperación y la integración sobre bases multilaterales.

La Agenda 2030 y los ODS son universales no sólo en el sentido de que buscan incluir a todos los países y de que su cumplimento sólo hace sentido si es pensado a escala planetaria.

Lo son también porque los esfuerzos nacionales pueden ser potenciados o severamente comprometidos si no hay cooperación global y regional.

*Secretaria Ejecutiva de la CEPAL

]]>
http://www.elheraldo.hn/opinion/columnas/1066148-466/multilateralismo-clave-para-potenciar-agenda-para-el-desarrollo-sostenible /Opinion/Columnas/ 12888775 Thu, 27 Apr 2017 07:42:05 GMT
Violencia sexual y aborto El Heraldo



Cuando una niña o mujer es víctima de agresión sexual es importante definir quién es el agresor y qué tan cercano al entorno familiar está para determinar la magnitud del fenómeno en Honduras.

El boletín No.

44 del Observatorio Nacional de la Violencia establece que el 75% de los casos de violencia sexual son perpetrados por conocidos de la víctima, mientras que el 15.

9% (3,075) del total de las evaluaciones realizadas por la Dirección de Medicina Forense son víctimas de delitos sexuales, de estas, el 88.

5% (2,722) son mujeres y de estas 1,771 son menores de 14 años y 797 entre 15 y 19 años.

Esto es un problema grave.

Me imagino que usted se ha detenido a analizar los graves daños físicos y psicológicos en la vida de las niñas y mujeres que han sido víctimas de violencia sexual y que además han quedado embarazadas.

Las repercusiones en sus vidas y la ansiedad son una constante con que viven por haber sido violadas y revictimizadas, sin contar que en este país no se tiene un buen servicio de salud pública, que debería convertirse en un elemento básico del bienestar y que escasamente se brinda la atención integral a las afectadas.

Quizá se cuestione sobre la base de que una niña está embarazada porque así lo quiso, pero también podría analizar la posibilidad de que esa niña es su hija y que ha sido abusada sexualmente, ¿tendría los mismos argumentos? ¿De qué sería capaz si está en riesgo la vida de su hija? No solo las condenamos a vivir eternamente en la pobreza, siendo menor de edad, sin concluir su ciclo escolar y sin expectativas, sino que es muy difícil que ella obtenga un empleo bien remunerado para mantener a su menor y es así, en estas condiciones, que se perpetúa el ciclo de la pobreza en uno de los países más desiguales de América Latina.

Por eso, cuando los diputados y diputadas discutan la despenalización del aborto, deben pensar en las niñas en riesgo que son obligadas a ser madres.

Recuerden, es fácil criticar y tomar posturas desde una posición de poder, pero piensen en las marginadas y excluidas, las que no tienen nada, ni siquiera la capacidad para decidir sobre su cuerpo.

A favor de la vida de las mujeres.

*Coordinadora de los Observatorios de la Violencia de la UNAH

]]>
http://www.elheraldo.hn/opinion/columnas/1065894-466/violencia-sexual-y-aborto /Opinion/Columnas/ 12881105 Wed, 26 Apr 2017 11:24:49 GMT
La universidad que teníamos y la universidad que tenemos ahora El Heraldo



No hace una década, la situación de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) era deplorable.

Había quienes pedían se cerrara ante escándalos de corrupción e ineficiencia.

Pasar un día en la universidad era deprimente, sobre todo para quienes esperamos de una universidad un centro de enseñanza de la más alta calidad, con planes y programas de estudios actualizados, con bibliotecas modernizadas, laboratorios, profesores manejando todos los recursos pedagógicos de enseñanza.

Las condiciones físicas no solo eran limitadas, las mismas estaban afectadas por equipos de sonido que en alta voz promovían consignas estudiantiles, mariachis y puestos de ventas de productos varios.

Por muchos años me desempeñé como profesor, no vi en la Ciudad Universitaria la construcción de una instalación física, ya sea de tipo administrativo o de aulas, un edificio que se construyó en aquel momento fue un escándalo de corrupción, al mismo tiempo los estudiantes de manera graciosa le quedaron llamando el “Titanic” porque con el pasar del tiempo se hundía con el peligro de provocar una desgracia humana.

El gobierno universitario, empezando por la Rectoría, decanaturas y directores, se constituían por razones de política partidaria; algunos sostienen que la universidad era parte del botín que se distribuían los partidos políticos; las cosas estaban tan arregladas que existía el gobierno universitario, pero el mismo estaba supeditado a formas de corrupción que los que elegían habían sido electos de manera fraudulenta, cubriendo todas las formalidades aparentes de legalidad.

Por presiones vino la reforma de la Ley Orgánica, lo que permitió la constitución de una Comisión de Transición y luego una Junta de Dirección que abrió los espacios necesarios para que llegaran unas autoridades donde la maniobrabilidad partidaria recibió un revés.

Llegó la actual rectora, Julieta Castellanos, quien cesa en su gestión en septiembre del presente año.

En poco tiempo, la situación de la universidad ha cambiado.

Existe un proceso de reforma en marcha; los escándalos de corrupción han desaparecido, la obra física es visible, se han mejorado los controles de personal, se trabaja en la reformulación de planes y programas de estudios, se abren nuevas carreras y posgrados.

La rectora entendió que la universidad es parte del Estado y que por tal razón tiene límites y si supera las políticas estatales es para mejorar y no para confrontar.

La UNAH hoy goza de consideración y prestigio ante la comunidad nacional y la cooperación internacional, participa en el ranking de las mejores universidades latinoamericanas.

La institución está en plena expansión de sus facultades señaladas en normativa.

La preocupación que existe en amplios sectores de la comunidad universitaria y nacional es si esos cambios que se han dado tendrán sostenibilidad con la salida de la actual rectora, sobre todo en un país donde lo bueno y noble tienen menos fuerza que la perversidad, ignorancia e interés de grupos, mismos que no son capaces de diferenciar entre el trigo y el abrojo.

*Docente universitario

]]>
http://www.elheraldo.hn/opinion/columnas/1066146-466/la-universidad-que-ten%EDamos-y-la-universidad-que-tenemos-ahora /Opinion/Columnas/ 12888800 Tue, 25 Apr 2017 11:28:21 GMT
Estereotipos y sus efectos El Heraldo



Muchas personas crean estereotipos que se graban de tal forma en su mente que comienzan a tomar decisiones como si esos conceptos correspondieran a la realidad.

Los sicólogos definen los estereotipos como una construcción subjetiva que alguna persona realiza sobre otra persona o grupos de personas, a menudo inadecuados o sesgados.

Es una simplificación de la realidad, que carece de fundamento científico y que puede tener una valoración positiva, neutral o negativa, cuyos orígenes pueden ser el resultado de un incidente conocido o experiencias pasadas, o simplemente de rumores prevalentes.

El estereotipo produce una generalización de las cualidades o defectos de una persona que se extiende hacia todas las que muestran coincidencias comunes, o incluso puede ser que se asigne una cualidad o defecto a un grupo del que no se tiene ningún contacto o información.

En este caso, los medios de comunicación tienen una gran incidencia como principales formadores de opinión en la sociedad.

Cuando se genera un estereotipo es muy difícil eliminarlo, y por lo general casi siempre deriva en algún tipo de discriminación o acción punitiva.

La psicología ha analizado a los estereotipos y les ha encontrado una función en el contexto social en el que vivimos: la necesidad humana de contribuir a la unión con los semejantes a partir de la caracterización de los que son diferentes, simplificando la realidad que de por sí es compleja, para definir concretamente las características de un grupo determinado.

Según los analistas, los estereotipos ejercen una gran influencia sobre nuestra opinión hacia las otras personas debido a las generalizaciones sobre las características típicas o predominantes de los miembros de diversos grupos sociales, sugiriendo que todos los miembros de estos grupos poseen rasgos similares y, por lo tanto, se comportan en forma similar.

Los estereotipos, en parte, se corresponden con la realidad, lo que sucede, y esta es una de las características, es que tienden a exagerarla.

Otra de las características de los estereotipos es su gran resistencia al cambio ya que, incluso, pasan de generación en generación.

Además, los estereotipos generan expectativas que no se modifican a pesar de disponer de una adecuada información para validarlos.

Una de las principales funciones de los estereotipos sociales es la función cognitiva de sistematizar y simplificar el entorno, así como de predecir conductas, cosa que facilita una comprensión más coherente y la adaptación al entorno social.

Existen varios tipos de estereotipos, dentro de los cuales se pueden mencionar los religiosos: los valores y las costumbres de una religión que la mayoría no practica son sujetos de cuestionamiento, y a partir de allí se lanza una crítica a cualquiera que profese esa religión; políticos: algunas personas se identifican tanto con el pensamiento de algunos políticos que pierden el criterio para elaborar pensamientos propios y estigmatizan a los que no piensan en forma similar; raciales: las diferencia vienen por temas como el color de la piel o la pertenencia a una cultura.

Los estereotipos condicionan nuestras relaciones con la gente y los utilizamos para justificar o racionalizar nuestra conducta hacia la categoría que representa, es decir, sirve para justificar nuestra aceptación o rechazo o la toma de acciones hacia un grupo específico.

El problema se presenta cuando las personas actúan guiándose únicamente por los estereotipos que han creado, porque entonces las decisiones que se toman surten efecto sobre todos los componentes del grupo así definido, sin considerar que no necesariamente las mayorías se comportan de la forma generalizada.

Para el caso, no todos los políticos o los diputados son corruptos; ni todos los funcionarios públicos son arbitrarios y prepotentes; no todos los empresarios ni los profesionales independientes son evasores del fisco; no todos los deportados son delincuentes; no todos los vecinos de un barrio marginal son mareros.

Como dice un refrán: “La gente con prejuicios solo ve aquellos que coinciden con sus prejuicios”.

Para finalizar, es importante reconocer las falencias que se originan de las generalizaciones y las posibles repercusiones negativas que pueden tener sobre la mayoría de las personas que generalmente se salen del molde que hemos creado en nuestras mentes.

Solo así se podrá tratar a las otras personas en forma justa y equitativa.

*Exministro de Finanzas

]]>
http://www.elheraldo.hn/opinion/columnas/1066147-466/estereotipos-y-sus-efectos /Opinion/Columnas/ 12888801 Tue, 25 Apr 2017 11:28:08 GMT
Neoliberalismo y populismo derechista El Heraldo



Esas son las dos alternativas por las que deberá votar el electorado francés tras los sorprendentes resultados de la primera vuelta en que, por vez primera desde 1958, cuando se fundó la V República, ninguno de los dos grandes partidos políticos, el Socialista y el Republicano, logró obtener suficientes votos para estar presentes en la última ronda electoral.

Ello revela el desencanto del pueblo galo con el tradicionalismo, visto como más de lo mismo.

Así, se enfrentarán el banquero Emmanuel Macron y la exparlamentaria Marine Le Pen, con dos visiones sociales y económicas divergentes: el primero representa el establishment, el europeísmo, la globalización, el neoliberalismo, al igual que Hillary Clinton en Estados Unidos, en tanto la segunda simboliza el nacionalismo, el retorno a las fronteras nacionales, la xenofobia e intolerancia, similar a los planteamientos de Donald Trump.

Los candidatos perdedores, con una excepción, han exhortado a sus seguidores a votar por Macron, lo que le otorga a este mayores posibilidades de alcanzar el triunfo y convertirse en el nuevo jefe de Estado.

Le Pen, cuyo padre ya había logrado clasificar para la segunda ronda, en la que sufrió una avasalladora derrota, apela al sentimiento de inseguridad de sus compatriotas debido a los repetidos ataques terroristas perpetrados por el islamismo fundamentalista, además de enfatizar la identidad francesa cimentada en la etnicidad blanca de las mayorías, que ve con mezcla de temor, resentimiento y rechazo a los migrantes provenientes de las excolonias africanas, tanto árabes como negros que en altos porcentajes profesan la religión musulmana.

Sus mensajes propagandísticos contienen una dosis de intolerancia hacia la diversidad racial y cultural, encontrando receptividad entre sectores de clase baja y media.

Tomando en cuenta los desenlaces recientemente ocurridos en Estados Unidos y Gran Bretaña, no debe automáticamente descartarse la posibilidad de una victoria de esta dama, que de alcanzar el triunfo, sería la primera mujer en conducir los destinos de su patria.

Macron, por el contrario, enfatiza la integración continental, el euro como moneda y los valores de la cultura europea de la que Francia es uno de sus principales pilares, por sus aportes intelectuales.

No es casual que la canciller alemana y la burocracia integracionista han manifestado su apoyo a este joven outsider, rostro fresco en la política francesa.

Las dos alternativas también están presentes en otros países del Viejo Continente: así, en Polonia y Hungría, la ultraderecha dirige sus gobiernos, y en otras naciones esta opción política va sumando adicionales apoyos, en Austria, Grecia, Suecia, Holanda, pese a haber sido derrotada recientemente en las urnas.

Es evidente que el electorado europeo, al igual que en América, busca alternativas políticas inéditas, distintas a las tradicionales, situación que abre espacios a personajes oportunistas y demagogos con el suficiente olfato para captar los signos de los tiempos actuales.

*Historiador

]]>
http://www.elheraldo.hn/opinion/columnas/1065853-466/neoliberalismo-y-populismo-derechista /Opinion/Columnas/ 12881033 Tue, 25 Apr 2017 10:36:49 GMT
JOH-Mentiras El Heraldo



Hay personas que mienten y mienten y vuelven a mentir, de modo que en ellas la mentira es una manía o mitomanía y se las llama mitómanas en psicología y psiquiatría.

Son enfermos conflictivos que deben recibir tratamiento psicológico y psiquiátrico.

Es el caso del político del Partido Nacional que ganó las elecciones para ser Presidente de la República, desde el 27 de enero del 2014 al 27 de enero del 2018, cuyo empecinamiento y tozudez lo tiene de candidato para ser reelegido en el mismo cargo por cuatro años más, aún cuando “la alternabilidad en el ejercicio de la Presidencia de la República es obligatoria”, según el artículo 4 de la Constitución de la República vigente.

Razón por la cual es un presidente de facto e inconstitucional, en flagrancia por el delito de traición a la Patria, según el artículo precitado.

Como todo paciente mental, él no se da cuenta de su enfermedad y cree que su manía es normal y los medios informan de su juego.

Así, en EL HERALDO del 20 de abril se le cita diciendo que “si resulto electo, no voy a aspirar a otro período”.

Que es como decir otra mentira sobre sus declaraciones previas diciendo que no buscaba la reelección.

Además, un proceso electoral general no es un plebiscito, como el paciente dice, cuando afirma que si resulta electo queda satisfecha la voluntad del pueblo, de modo que el mal se agrava cuando también carece de sentido común porque cree que el pueblo es tonto.

Con él son coautores del delito de traición a la Patria el Partido Nacional, que como institución de derecho público está obligada a respetar la Constitución de la República y demás leyes; los magistrados de la Corte Suprema de Justicia y los miembros del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y todos los candidatos de los demás partidos políticos que apañan con su participación este proceso nulo, inconstitucional y absurdo.

Hay actos de mala fe de los que dirigen este proceso, que son notorios y evidentes y otros -pocos- encubiertos; como estar propiciando candidatos disidentes en otros partidos políticos, sin darse cuenta que con esas acciones fraudulentas ilegitiman más lo ya ilegítimo.

Por respeto al honor y buena imagen de las personas no menciono nombres y apellidos, pero el pueblo sabe de lo que estoy hablando.

De modo que el presidente de un partido político puede desoír a los magistrados del TSE, que creen que el pueblo es tonto y se va a tragar sus cuentos.

Urdiendo la religión cristiana y la Santísima Trinidad, el paciente dice que los de un partido de oposición están a la derecha, mientras otro partido es peligroso por ser de izquierda, mientras él está al centro.

Continúa diciendo el paciente que en Consejo de Ministros dará la orden para que no se usen los fondos públicos en campañas políticas, una vez que él ya los usó en cada día de su mandato, con lo cual le está diciendo al pueblo otra mentira, esperando que el pueblo no se atragante con tantas mentiras.

El paciente quiere que el pueblo olvide que en la campaña su Partido Nacional usó fondos públicos, en un caso de malversación de fondos públicos que dicen que devolvieron, pero esa devolución no borra el delito ni este prescribe.

El paciente y presidente de facto no da ninguna explicación sobre los fondos posiblemente malversados -en tanto no se demuestre lo contrario- de la Tasa de Seguridad.

La enfermedad mental es una insania que puede invocarse como un Estado de necesidad para la destitución constitucional y juzgamiento por traición a la Patria y la suspensión o pérdida de la ciudadanía, con internamiento porque por su propio bien no se le puede dejar solo y a la deriva.

El noble pueblo comprenderá mi justa propuesta.

*Excomisionado nacional de Derechos Humanos

]]>
http://www.elheraldo.hn/opinion/columnas/1065852-466/joh-mentiras /Opinion/Columnas/ 12881004 Tue, 25 Apr 2017 10:36:35 GMT