Luto
28 de Junio de 2013

Murió evangelista Yiye Ávila

04:37PM  -  Redaccion  

El puertorriqueño, que llevaba 53 años sirviendo en su ministerio, falleció a sus 87 años mientras dormía.

El evangelista José Joaquín Yiye Ávila murió la mañana de este viernes en su residencia de Camuy, Puerto Rico.

Ávila, quien llevaba 53 años sirviendo en su ministerio, falleció a sus 87 años mientras dormía. Su deceso ocurrió a eso de las 9:30 de la mañana.

“Murió súbitamente. Es una pérdida para todo el mundo. El hombre alcanzó millones de personas por su testimonio. Estaba delicadito de salud, había sufrido algunos derrames cerebrales, pero dentro de todo estaba activo en el ministerio. Era un hombre jovial, alegre y feliz. Todos sentimos la pérdida”, confirmó la pastora Wanda Rolón al diario NuevoDia.com.

La comunidad cristiana y pastores de todo el mundo han expresado su dolor por la partida de Ávila.

“Nuestro Hno. Evang. Yiye Ávila está hoy caminando por las calles de oro. El siervo ha partido a morar con el Señor”, dijo la pastora Rolón.

Mientras el pastor y cantante Samuel Hernández expresó en su Facebook que "en el cielo hay una fiesta inmensa, nuestro muy querido hermano Evang. Yiye Avila partió a morar con el Señor. Peleó la buena batalla y acabó la carrera. Es un gran ejemplo a seguir, por su integridad, continua búsqueda con Dios y la pasión evangelista".

En Honduras también se expresaron por la muerte de Yiye Ávila por medio de las redes sociales.

"Fue un gran evangelista, ahora descanse en paz Yiye y a disfrutar su recompensa después de una larga jornada (VIDA) de trabajo. Alabado sea el nombre de Jehová de los ejércitos. Amén", dijo Fredal Juárez en el Facebook de EL HERALDO.

Al predicador le sobrevive su hija Doris Ávila y nueve nietos. En el 2009, el predicador sufrió la muerte de su hija, la pastora Iris Noemí Ávila Talavera, en un accidente vehicular en Venezuela. En el 1989 otra de sus hijas, Carmen Ilia Ávila, fue asesinada por su esposo.

Yiye Ávila nació en 1925, en el barrio Camuy Alto, en Camuy. Estudió premédica con intenciones de dedicarse a la medicina, pero optó por la enseñanza y fue maestro de química y biología por 22 años.

Antes de dedicarse a la religión, Ávila se destacó como deportista, jugando como pelotero en la AA con el equipo de Camuy Arenas.

Además, compitió como fisiculturista y en 1952 obtuvo el título de Mr. Puerto Rico. En 1954, alcanzó el título de Mr. Norteamérica en su categoría.

Debido a una enfermedad de la que era objeto, comenzó a tener una experiencia personal con Jesucristo y se convirtió a la fe cristiana. Pidió su sanidad, comprometiéndose a vivir para dar testimonio del poder de Dios.

A principios de los años 60 fundó su ministerio en Puerto Rico y eventualmente lo extendió a República Dominicana, Estados Unidos y a Centroamérica.

En el 1988 creó la “Cadena del Milagro”, cuyo mensaje del evangelio se transmite a más de 128 países alrededor del mundo.

Ver más noticias de Vida

( )