Fervor y tradición
2 de Abril de 2012

Morado, blanco y rojo, los colores de Semana Santa

11:11AM  -  Redaccion  

Conozca el significado espiritual de los tonos con los que se visten los sacerdotes para participar en los diferentes actos de la Iglesia Católica durante la Pasión y Muerte de nuestro Señor Jesucristo

Llegó la Semana Santa y con ella el tiempo para reflexionar todo lo que padeció, por amor a la humanidad, nuestro Señor Jesucristo. Pero hoy vamos hablar del significado de los colores que visten los sacerdotes para los diferentes actos litúrgicos durante esta semana y que tienen un significado especial para la feligresía católica.

Los colores juegan un papel importante en esta fecha y marcan diferentes momentos en la vida de Jesús, antes, durante y después de su sacrificio en la cruz, es por ello que hoy recordamos cuál es el significado de cada uno de ellos.

Y para hablar con propiedad sobre este tema, consultamos al padre Carlo Magno Núñez, canciller de la Arquidiócesis de Tegucigalpa, quien nos explicó en qué momento se utiliza cada uno de los colores de la Semana Santa: el morado, el blanco y el rojo.

¿Por qué se utilizan estos colores?

Lo que celebramos en el año litúrgico es el misterio del Señor, entonces los colores litúrgicos van a ser medios pedagógicos que nos van a llevar al camino del misterio del Señor a lo largo de todo un año, expresó Núñez. Y el fin de estos colores es celebrar a Cristo que ha vencido la muerte, que nos ha dado la vida eterna.

El morado

La Cuaresma está marcada por el color morado y comprende desde el miércoles de ceniza hasta el Jueves Santo, día en el que se conmemora la misa de la cena del Señor.

A partir del Jueves Santo comienza el triduo pascual: la pasión, muerte y resurrección del Señor. El color morado se utiliza en los tres días feriales, que son el Lunes, Martes y Miércoles Santo por que “nos invita al ayuno, a la oración, al arrepentimiento y a la penitencia”, manifestó nuestro entrevistado.

El color blanco

El Jueves Santo se celebra por la mañana la misa solemne, que es conocida también como Misa Crismal, en esa ocasión el color que se utiliza es el blanco “por la importancia que tiene la comunión de todos los sacerdotes con el obispo y donde se preparan los óleos que van a servir durante el año”.

Por la tarde se celebra la misa de la cena del Señor, que es un evento muy solemne donde se conmemoran tres acontecimientos: la institución del Señor de la Eucaristía, la institución del sacerdocio y el mandamiento del amor que Cristo nos ha dejado como herencia donde él mismo nos ha dicho que nos amemos los unos a los otros como él nos ha amado primero”.

Ese día la decoración principal son las flores y debe resaltar la liturgia “porque es una solemnidad, es una alegría la institución de la Eucaristía, la institución del sacerdocio y el mandamiento del amor al Señor, quien nos ha dicho que el que quiera ser el primero que sea servidor de los demás”, enfatizó el padre Carlo Magno.

El color rojo

El Viernes Santo es marcado por el martirio del Señor Jesucristo, entonces entra en escena el color rojo.

Ese día “lo más importante son los actos litúrgicos en torno a nuestro pueblo de herencia española, hay toda una tradición de procesiones y de religiosidad popular, pero el Viernes Santo lo más importante son los oficios litúrgicos que son marcados por el color del martirio, el rojo; y también la sobriedad de la misma liturgia, donde se hace el recuerdo de la adoración de la cruz porque ese madero se ha convertido en un altar, donde Dios entregó la vida por la humanidad”.

De regreso al blanco

El Sábado Santo es un día sobrio, según el sacerdote, ya que por la mañana no hay ninguna actividad litúrgica, “sino hasta caída la tarde, cuando comenzaba el día para los judíos que celebran la solemne vigilia pascual marcada por el color blanco, que significa fiesta y alegría marcada por el signo de la luz y el agua, el nuevo bautismo que ha sellado Dios definitivamente para con la humanidad, entonces el color blanco es el color de la alegría”.

Núñez explicó que el blanco puede ser sustituido por el dorado, que tiene el mismo significado.

Después “durante todo el tiempo pascual que se prolonga por 50 días vamos a utilizar el blanco en la liturgia hasta llegar a la fiesta de pentecostés, en la que se vuelve a utilizar el color rojo por la infusión del fuego del Espíritu Santo que viene a los corazones de todos los apóstoles y de todos los que hemos sido confirmados”, apuntó.

Es así que usted puede identificar cada punto en la celebración de la Semana Santa, conociendo ahora el significado de cada una de la vestimenta de los sacerdotes al participar en cada uno de los actos de la semana mayor.

Ver más noticias de Vida

( )