San Pedro Sula
1 de Octubre de 2013

Masacre en Chamelecón: cinco muertos

05:41PM  -  Redaccion  

Una niña de cinco años fue asesinada junto a cuatro adultos por supuestos pandilleros. Cinco niños sobrevivieron tras esconderse en un ropero.

El terror volvió a estremecer a la capital industrial del país.

La zona de Chamelecón fue el escenario de los minutos de horror que se vivieron en horas de la madrugada de ayer cuando cinco personas, entre ellas una niña de cinco años, fueron acribilladas dentro de una vivienda en la cual funciona un centro educativo.

El sangriento hecho se produjo en la colonia 10 de Septiembre alrededor de la 1:00 de la mañana.

Según información policial, la masacre fue cometida por al menos tres integrantes de la mara 18, ya que la colonia es dominada por ellos.

Las víctimas fueron identificadas como los hermanos David Edgardo Rivera Carías (31), Delmi Rosaura Rivera Carías (38), Helen Araceli Rivera Carías (42), su hija Daniela Alejandra Martínez Rivera (5) y Carmen Valdiviezo (36), amiga íntima de la familia.

Los cadáveres de las víctimas quedaron en el corredor, la sala y uno de los dormitorios de la vivienda donde funciona el centro preescolar Mi Segundo Hogar, el cual era dirigido por Helen Araceli Rivera Carías, quien la heredó de su madre que falleció hace dos meses.

Los hechos

Según el reporte preliminar de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC), los supuestos pandilleros llegaron a la casa preguntando por David Edgardo y luego dispararon contra las personas que estaban en el lugar.

Un familiar de los fallecidos, quien por seguridad omitió su nombre, contó que en la vivienda se encontraban varios niños que estaban dormidos al momento en que sus parientes fueron atacados por los antisociales.

Agregó que una adolescente junto a cuatro niños de entre dos y nueve años que estaban en durmiendo se despertaron asustados al alboroto y se salvaron de ser acribillados porque se escondieron en un ropero.

Comentó además que a esa hora sus parientes se encontraban en la sala platicando cuando los homicidas llegaron a la casa y acabaron con sus vidas.

“Nos dijeron que escucharon que los mareros les dijeron cuando llegaron: ‘Así que fueron a denunciar, esto es por denunciar’. Y comenzaron a disparar, ella (una de las sobrevivientes) abrazó a los niños y cuando ya no escuchó nada salieron corriendo saltándose los muros de las otras casas”, dijo la pariente.

Un rapto

Según la versión del familiar, hace tres días fue raptada Celma Argentina Rivera Carías, hermana de los fallecidos, y a raíz de su desaparición se interpuso la denuncia, acción que enojó a los pandilleros y decidieron matarlos, según la versión de los familiares.

“Nosotros solo hablábamos por teléfono porque ahí donde ellos vivían es muy peligroso y no podíamos visitarlos, pero nunca me comentaron que los estaban extorsionando”, comentó el familiar.


Agregó que tres personas más que vivían en la casa también se salvaron debido a que no estaban ahí.

Hipótesis

Las autoridades policiales manejan dos versiones, una de ellas es que se trataría de pleito por territorio entre ambas pandillas, ya que algunos familiares de las víctimas residen en zona de la Mara Salvatrucha. La segunda sería un crimen derivado por el cobro de extorsión.

Según lo manifestado por parientes de las víctimas, Celma Argentina era propietaria de un taller de reparación de motocicletas aledaño al centro educativo y acudió a denunciar que estaba siendo extorsionada por pandilleros y cuando regresaba la privaron de su libertad.

Al parecer Celma fue hallada muerta en las cañeras en la colonia Ebenezer.

Una fuente policial informó que en la posta de Chamelecón nadie ha acudido a interponer denuncias sobre extorsiones o desaparición de personas, en este caso el rapto de Celma Argentina Rivera Carías.

Tampoco dan fe de que su cuerpo haya aparecido en las cañeras tal y como lo afirma la familia.

Las pesquisas policiales establecen que las puertas de la casa no fueron violentadas, por lo que se presume que las personas que ingresaron eran conocidas de las víctimas y ellos mismos les abrieron.

Durante las inspecciones que la Policía de Investigación realizó en la casa se halló una caja de preservativos con marcas que se identifican la mara 18. Por lo que se presume que eran simpatizantes de la misma.

En la escena los técnicos de Inspecciones Oculares de la DNIC recogieron varios casquillos de pistola nueve milímetros.

El teniente del Ejército Marco Augusto Ibarra manifestó que lastimosamente las personas que cometieron este hecho no tienen conciencia.

“Se supone que esto fue un problema entre pandillas, siempre por el pleito de territorio, una de las muchachas salió a avisar lo del problema y en el momento que ella salió ocurrió la masacre”, señaló Ibarra.

El pasado 10 de septiembre, una mujer y sus cuatro hijos
fueron asesinados

mientras dormían en la comunidad de Mezapa, Atlántida, al norte de Honduras.

De acuerdo a las autoridades policiales, la matanza puede estar relacionada a una venganza en contra del esposo y padre de los ahora occisos.

Según el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), en el primer semestre de 2013 se registraron unas 57 masacres,
las cuales continúan en la impunidad.

Ver más noticias de Sucesos

( )
Edición Impresa      2014-10-30 22:54:15

Térmicos venden más caro a ENEE y compran barato para sus casas

ver la edición en pdf