Acribillados en la Soto
7 de Febrero de 2013

Repudio e indignación por crimen de sicarios en capital de Honduras

02:56PM  -  Redaccion  

Video transmitido
en exclusiva por EL HERALDO muestra cómo ocho criminales disparan contra cinco jóvenes, de los cuales dos pierden la vida, uno resulta herido y dos salen ilesos.

Repudio e indignación. Los calificativos eran insuficientes, entre la sociedad, para describir la forma en que varios sicarios acabaron con la vida de dos jóvenes hermanos en la colonia Soto la noche del 21 de noviembre de 2012.

¡Qué horrible!, decía Juan en su comentario enviado a www.elheraldo.hn

Y es que EL HERALDO publicó, en exclusiva, un video que muestra cómo estos jóvenes fueron acribillados.
Pero lo peor de todo es que, dos meses y medios después, el hecho sigue en la impunidad.

“Qué jungla en la que se convirtió Honduras. La clase política es responsable mayormente”, dijo otro lector.

“Estamos cosechando lo que hemos sembrado”, afirmó otro ciudadano indignado por la negligencia del gobierno para dar seguridad a los hondureños.

“Qué clase de ser humano puede hacer eso”, dice otro hondureño identificado como Toby.

El crimen contra estos jóvenes, que en la vorágine de violencia que vive el país pasó desapercibido en noviembre pasado, hoy se ha convertido en un escándalo de negligencia que vuelve a salpicar a la policía.

Y es que, aunque existen evidencias contundentes, como ser la filmación del hecho criminal, casi tres meses después la policía no reporta ni una sola captura por este hecho.

De hecho, es EL HERALDO quien revela, con detalles producto de una minuciosa investigación periodística, quiénes son estos jóvenes filmados por las cámaras de seguridad que le costaron al pueblo 650 millones de lempiras y que hoy están apagadas porque el gobierno no ha honrado deudas con la empresa que las instaló.

En su edición del miércoles,
EL HERALDO revela que los jóvenes son estudiantes universitarios y del instituto Hibueras, que se ganaban el pan de cada día como obreros en el sector de los mercados de Comayagüela.

Esa noche del 21 de noviembre, apenas tres días después de las elecciones primarias, el terror se apoderaba de las calles capitalinas con hechos que la policía no fue capaz de frenar.

En el video se muestra cómo al menos ocho sujetos fuertemente armados se bajan de dos vehículos para disparar a mansalva contra la humanidad de Jeffry Joel Canales (21) y su hermano Pedro Yoel (18), este último muere al ser trasladado a un hospital de la capital.

También es trasladado a un hospital el primo de ambos, quien logró correr unos metros pero se detuvo, presumiblemente por los disparos o al ver que sus parientes fueron detenidos por los criminales.

En el video se observa cómo los sujetos disparan sin piedad contra los tres jóvenes.

Por el nivel de indignación que ha provocado la impunidad y la negligencia policial para garantizar la vida de sus ciudadanos, muchos medios nacionales e internacionales también reprodujeron las imágenes de cómo se mata en Honduras.

Las imágenes claramente muestran a sujetos con elevado adiestramiento, logísticamente bien equipados y ordenados en sus actuaciones criminales.

Triple crimen

El derramamiento de sangre siguió pocas horas después, cerca de donde perecieron los dos jóvenes, porque varios malhechores fuertemente armados asesinaron a una anciana y sus dos hijos.

Según las investigaciones de EL HERALDO, a las 5:00 de la mañana del jueves 22 de noviembre se registró otro triple crimen en la misma colonia Soto, en contra de la señora Lidia Marina Velásquez Hernández, de 86 años, y sus hijos César Augusto y Víctor Manuel Mejía Velásquez, de 53 y 45 años de edad.

El hecho criminal fue protagonizado por malhechores que ingresaron a la vivienda de las víctimas disparándoles con escopetas y otro tipo de armas.

Los cuerpos de investigación policial realizaron averiguaciones orientadas a establecer si el triple asesinato tenía alguna relación con la muerte de los dos hermanos.

Igual que en el caso de los jóvenes, del triple crimen tampoco se ha informado de capturas por parte de la policía.

Recorrido

EL HERALDO realizó un nuevo recorrido por el lugar donde ocurrieron estos asesinatos.

La zona es una de las más conflictivas de Comayagüela, al grado que aun en horas del día transitar por el lugar provoca un alto grado de temor.

En una de las esquinas y a la par de una bodega de dos pisos se encuentra un poste de concreto donde se instalaron siete modernas cámaras, entre ellas una que tiene capacidad de grabar por los 360 grados y seis que captan imágenes a 180 grados.

Las personas que transitan por la calle que da acceso al cementerio General y por la que comunica a la colonia Soto sienten temor de que en cualquier momento pueda ocurrir otra tragedia similar a la del pasado 21 de noviembre.

EL HERALDO también visitó la casa donde vivían los dos hermanos que fueron abatidos a balazos por los sicarios, a escasas dos cuadras antes de llegar.

En la parte baja está ubicada la pequeña bodega donde guardaban los aguacates que vendían, mientras que unas estrechas gradas dan acceso a la segunda planta y a la parte posterior del inmueble, donde residían los hermanos Jeffry Joel Canales Cruz y Pedro Yoel Canales Cruz.

El inmueble está ubicado entre comercial Las Cumbres y la escuela Leovigildo Pineda Cardona.

Han pasado 47 días y lo más concreto que ofrece la Secretaría de Seguridad es investigar quién filtró el video a EL HERALDO, único medio de comunicación que tuvo acceso al mismo.

Ver más noticias de Sucesos

( )
Edición Impresa      2014-10-30 22:54:15

Térmicos venden más caro a ENEE y compran barato para sus casas

ver la edición en pdf