Violencia
6 de Diciembre de 2011

Repudiable crimen contra periodista

09:41AM  -  Redaccion  

Luz Marina Paz Villalobos fue atacada a balazos por supuestos sicarios. Presidente admite que
hay "una escalada"
contra periodistas.

En medio de un ambiente en que el ejercicio del periodismo hondureño se encuentra bajo fuertes amenazas contra periodistas y medios de comunicación social, el crimen contra otra profesional del gremio ha llenado de luto a la libertad de expresión.

La periodista Luz Marina Paz Villalobos, de 38 años, perdió la vida tras ser atacada a balazos por supuestos sicarios en la entrada a la colonia San Francisco de la capital de Honduras, junto a su motorista Delmer Osmar Canales Gutiérrez, de 22 años.

Los cuerpos inertes quedaron en el interior de un vehículo marca Mazda, doble cabina, color rojo, con matrícula PBZ-4250, de donde fueron sacados tras ser reconocidos por las autoridades competentes.

Varios equipos de los cuerpos de inteligencia policial llegaron a la escena del crimen a realizar las investigaciones preliminares orientadas a establecer los móviles del atentado criminal e identificar a los autores materiales e intelectuales.

Mientras tanto, el repudio de familiares y de miembros del gremio periodístico no se hizo esperar, ya que muchos condenaron lo sucedido y demandaron que el doble crimen no quede en la impunidad.

Se confirmó que el automóvil en que se conducían las víctimas es propiedad del coronel del Ejército Marco Tulio Leiva, quien llegó al lugar y dijo que Paz Villalobos le compraría el mismo y que lo andaba en prueba.


Sangriento atentado

Eran las 9:00 de la mañana cuando la periodista Paz Villalobos, originaria de Coray, Valle, con domicilio en la residencial Francisco Morazán de la capital, se dirigía a su programa radial "3 en la noticia", que se transmite en una radioemisora capitalina.

El automotor conducido por Canales Gutiérrez circulaba por la calle principal de Los Laureles, que conecta a dicha colonia con el bulevar Fuerzas Armadas.

A la altura del desvío a la colonia San Francisco fueron atacados a tiros por dos sicarios motorizados, quienes según el comisario Róger Alberto Maradiaga, jefe del Distrito 1-7 de la colonia San Francisco, pudieron haber utilizado armas automáticas con silenciadores.

El automotor siguió descontrolado y se detuvo tras subirse a un barranco del lado izquierdo del tramo carretero, con los dos cuerpos sin vida en el interior.

En la escena del crimen quedaron varios casquillos de bala calibre 9 milímetros, los que fueron levantados por técnicos de la Sección de Inspecciones Oculares de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC).

El dolor y el llanto invadieron la escena del crimen. Familiares de Paz Villalobos y colegas que la conocían no pudieron controlar el llanto por el repudiable hecho sangriento.

En torno a lo ocurrido circularon varias hipótesis, una tiene que ver con el denominado cobro del mal llamado "impuesto de guerra", ya que la ahora occisa era propietaria del mercadito Cinedín en dicha colonia.

Los cuerpos de investigación también manejan otras hipótesis fuertes que prefirieron no revelar para no entorpecer el proceso investigativo.

Con Luz Marina Paz Villalobos son 17 los periodistas que han perdido la vida en forma violenta a nivel nacional.

Amenazas y atentados

El deceso de Paz Villalobos ocurre en medio de ataques contra la libertad de expresión y amenazas de muerte a periodistas.

El ambiente hostil contra los comunicadores sociales se intensificó después de la muerte violenta de dos estudiantes universitarios cuyos cadáveres fueron encontrados el 22 de octubre pasado en el desvío a la aldea Villa Real, carretera que conduce al sur del país.

La vinculación de policías en el doble crimen propició un remezón en el Distrito 1-6 del barrio La Granja el 26 de octubre. Fue en esa unidad policial donde agentes arremetieron contra reporteros que cubren la fuente, tomándoles fotografías y videos con los teléfonos celulares, así como diciéndoles frases intimidatorias.

Posteriormente se han dado seguimientos a periodistas en vehículos sospechosos y envíos de mensajitos, y lo mismo ha sucedido con fiscales que participan en la investigación del caso.

En una conferencia de prensa en Casa de Gobierno, el presidente Porfirio Lobo admitió que "hay una escalada" en contra de los periodistas.

Con la muerte de Paz Villalobo suman 17 los periodistas asesinados en Honduras en los últimos dos años, la mayoría en la impunidad.

El crimen contra Paz Villalobo ocurre un día después del atentado contra diario La Tribuna, lo que aumenta la incertidumbre en los sectores defensores de la libertad de expresión.

Días antes un reportero del mismo medio fue víctima de un atentado criminal del cual logró sobrevivir.

EL HERALDO, La Tribuna y Radio Globo han denunciado amenazas en contra de su personal.

Lo anterior pone al descubierto el grado de impunidad y la ineficacia de los cuerpos de seguridad del Estado en la protección de la ciudadanía.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó estos atentados
contra los medios de comunicación.

Ver más noticias de Sucesos

( )