Ruta colonial
17 de Junio de 2013

Comayagua posee un legado histórico por explorar

04:29PM  -  Juan C. Diaz  

Unas 25 iglesias que datan de los siglos XVI y XVIII forman parte de los tesoros religiosos coloniales de Comayagua.

Miles de adobes forjados con tierra y paja se convirtieron en los cimientos de una comunidad que en la actualidad presume de su vasta historia.

La arquitectura religiosa colonial, así como las construcciones civiles de épocas más recientes, se juntan para ofrecer un legado que lleva más de 400 años en pie desde su fundación en 1537 por el capitán Alonso de Cáceres.

La comunidad estuvo gobernada bajo la corona española por más de 300 años, según historiadores, tiempo que marcó sus diseños arquitectónicos de gobierno, religión y construcciones civiles.

Es así que plazas, iglesias, casas de habitación y viviendas utilizadas para negocios guardan una riqueza única en la historia local y nacional, parte de esta aún casi inexplorada a nivel cultural y turística.

Son unos 500 inmuebles construidos en 36 manzanas de territorio las que custodian el legado histórico colonial de la ciudad de Comayagua. Este espacio abarca unas 40 cuadras. En esta misma fracción del casco urbano residen unas 2,000 familias.

El total de habitantes promedio en esta zona es de unas 10,000 personas. Este porcentaje poblacional representa de forma aproximada el 2.5 por ciento de la población del municipio.

Para el alcalde Carlos Miranda, Comayagua es dos ciudades en una: la ciudad histórica, que es el casco antiguo colonial, y la ciudad moderna, que se desarrolla y crece a la par de los tiempos. Para recuperar el centro histórico ha sido necesario invertir más de 800 millones de lempiras en la última década, según autoridades municipales. El financiamiento se ha logrado con el gobierno local y cooperantes internacionales.

Ciudad colonial

En esta ciudad colonial que describe el munícipe aparecen antiguas casas que aunque aún no son visitadas por los turistas en su interior por ser utilizadas como establecimientos comerciales, sí son apreciadas en sus fachadas, al momento de visitar el centro histórico.

La comunidad en sus inicios fue conformada con una plaza mayor en el centro de donde se originan calles orientadas hacia los cuatro puntos cardinales, y rodeada de ocho manzanas, dejando una de ellas, al este, en su totalidad para la iglesia catedral, un lote al norte para el cabildo, la esquina suroriental para el clero y el nororiental, frente al cabildo, para el fundador de la villa.

Es en esta esquina opuesta de la alcaldía, en las instalaciones de la Oficina Municipal de la Niñez, Adolescencia y Juventud, donde se construyó la casa del capitán Alonso de Cáceres, vivienda que décadas más tarde fue propiedad del extinto Mario Felipe Castillo, destacado historiador de Comayagua.

La casa en la actualidad es propiedad de la comuna al ser heredada por Castillo, sitio donde se pretende instalar el Museo de las Tradiciones.

La casa pasa abierta al público de lunes a sábado, pero las visitas son escasas.

Otra de las viviendas con una historia cautivadora está ubicada al este de la Plaza Central León Alvarado, inmueble que fue propiedad de Victorina Estefanía Berlíos, una acaudalada mujer que se dedicaba a prestar dinero y entre sus clientes se encontraba el gobierno.

En la parte superior de la puerta de la casa aún se aprecian las iniciales VB.

“Cuenta la historia que la señora Victorina Berlíos llegó a prestar dinero al gobierno”, manifestó Ever Villanueva, guía turístico.

Las transacciones comerciales no han cesado en esta vivienda, pues en los últimos años ha funcionado un negocio de helados, refrescos, dulces y otras golosinas. A diario unas 120 personas visitan el local.

La vivienda en la actualidad es conocida como la Casa Castillo, una de las más vistosas de la plaza central y de los negocios más reconocidos.

La casa aún pertenece a la familia Berlíos.

Templos

Recorrer el centro antiguo de Comayagua sería inimaginable sin llegar a sus plazas e iglesias católicas.

La primera iglesia de la comunidad aún en pie se llama La Merced, ubicada frente a la plaza del mismo nombre.

De forma posterior entre 1563 y 1711 se conformó la iglesia Catedral de la Inmaculada Concepción, una de las iglesias del país más visitadas por nacionales y extranjeros.

Este recinto religioso es considerado como uno de los templos más grandes construidos durante la colonia.

Se tardaron 65 años para construir esta iglesia y fue edificada con arena, piedra y cal.

En su interior posee retablos de madera con bañados de oro, que han sido restaurados así como pinturas religiosas antiguas.

Entre estas pinturas destaca la del Cristo de Salame, único en el mundo por su nombre. Un obispo que era el dueño de la imagen antes de partir manifestó: “dejo para la iglesia el Cristo de la sala mía”, y las personas entendieron mal la frase bautizándolo como el Señor de Salame, que se ubica entre las siete imágenes de Cristo más antigua, de las existentes en Honduras.

No se puede olvidar el tesoro que sostiene en su torre, considerado como el reloj más antiguo de América, desde donde miles de personas en los últimos años le han dado la bienvenida al nuevo año, al marcar la medianoche del 31 de diciembre.

Unos tres años después de iniciar la edificación de la catedral arrancó la construcción de la iglesia San Francisco y siete años más tarde la edificación de la iglesia San Sebastián.

La última en edificarse fue la iglesia La Caridad, pues data de entre los años 1629 y 1645.

Para Monseñor Roberto Camilleri, Comayagua es también la capital de los obispos, pues ha contado con 34 obispos a la fecha.

“La presencia de los monumentos de la fe, que son los templos, son recuerdos constantes del Señor que esta ante nosotros”, dijo Camilleri.

Magnicidio

Unos 600 metros atrás de la catedral está ubicada la casa donde Francisco Morazán celebró su fiesta de bodas en octubre de 1825. Sin embargo, el local es más identificado porque allí funcionó una de las clínicas y laboratorios médicos más importantes de Comayagua y en la actualidad es utilizado por un hospital privado.

La vivienda en su interior consta de más de siete cuartos, un solo pasillo y en el centro un jardín.

Esta edificación está a una cuadra de distancia de donde vivió José Trinidad Cabañas, lugar donde ahora funciona el museo donde en unos meses se mostrarán datos históricos de los próceres nacionales.

A unos 40 metros al oeste de la casa donde sucedió la fiesta de la boda de Morazán se ubica el edificio donde se registró el único asesinato de un presidente de Honduras.

Se trata de la casa donde fue asesinado por su guardia presidencial el expresidente de la República de Honduras, José Santos Guardiola, el 10 de enero de 1862.

La edificación del primer magnicidio es ahora el centro de mando y dirección de la jefatura regional de Policías.

La vivienda consta de más de seis salones y cada uno está ocupada por oficinas policiales y dormitorios.

Orden de importancia

Estas viviendas, aunque conservan un valor histórico, han sido categorizadas en una estructura menor que las iglesias, dijo Miriam Zapata, historiadora. Según Zapata, La Caxa Real, Palacio Episcopal, Sala Capitular, Casa Cabañas y las cinco iglesias mantienen la categoría de monumentos nacionales.

Los bienes inmuebles del casco histórico han sido enlistados por categorías desde la A a la J, valor de acuerdo con los rasgos históricos que conserva.

La categoría A, como las iglesias no pueden ser demolidas y modificadas sus estructuras originales.

Turistas

Unos 350 turistas llegan cada mes a la comunidad para visitar el casco histórico. Una de las nuevas atracciones que ofrece Comayagua es el museo de Arte Religioso, reinaugurado el mes anterior, con la exposición de platería, esculturas, pinturas muebles y documentos históricos.

El Museo de Comayagua es otro de los monumentos nacionales que guardan en sus salas vestigios lencas. Este lugar es visitado por 1,500 a 2,000 personas cada mes.

Legado

Además del centro histórico de la ciudad de Comayagua, en el departamento otros municipios también guardan vestigios de la colonia, entre ellas las comunidades del sector sur.

Entre ellos el municipio de la Villa de San Antonio, comunidad que posee uno de los templos coloniales mejor conservados.

En condiciones contrarias se encuentran el templo Cristo Negro de Esquipulas de Esquías, que data del siglo XVI. La iglesia presenta varias grietas en paredes y techos debido a que fue construida en un terreno inestable.

En el departamento de Comayagua existen más de 25 iglesias en su mayoría datan de los siglos XVI al XVIII, según autoridades locales.

Ver más noticias de Regionales

( )
Edición Impresa      2014-12-19 22:06:53

Salario en la maquila aumentará 6.5% en 2015

ver la edición en pdf