Negligencia
22 de Junio de 2012

Techo del centro de salud se cae a pedazos

12:13PM  -  Alexis Espinal  

Los empleados se salvaron de que la madera y las láminas les cayeran encima. El problema ya es del conocimiento de las autoridades.

Pedazo a pedazo se está cayendo el techo del Centro de Salud con Médico y Odontólogo, ubicado en el barrio Las Colinas, de esta ciudad.

El personal tuvo que salir corriendo ayer cuando gran parte del cielo raso se desprendió.

Por tal razón el personal del centro ha dejado de atender a los pacientes.

Hace dos años que se viene pidiendo que se repare este centro, pero las autoridades no le han puesto la atención necesaria.

“Es una injusticia que están haciendo con nosotros ya que necesitamos un servicio de salud para personas que no podemos pagar un médico privado, por eso venimos a estos centros”, dijo muy molesto el paciente Juan Alcántara.

Este problema es viejo, y las autoridades tanto municipales como de salud ya saben y no han querido realizar las reparaciones, lamentó el paciente.

Mientras tanto, la enfermera Reyna Lilian Ordóñez dijo que gracias a Dios que el hecho sucedió en horas de la tarde, cuando no había pacientes.

Explicó que el techo se cayó porque la madera y las láminas estaban muy húmedas y no soportaron el movimiento de una gran cantidad de palomas que ahí habían anidado.

La enfermera pidió a las autoridades que hagan algo por este centro que cada día se cae a pedazos. “Según vemos, en poco tiempo no tendremos techo. Si es que no hay presupuesto nosotras estamos dispuestas a realizar actividades para buscar los fondos para que se pueda mejorar este centro”, dijo Ordóñez.

Las autoridades de Salud ya están enteradas de este problema “y ahora les invitamos a que vengan para que le podamos buscar una solución al este problema”, exigió la enfermera.

Hace dos año, para reparar el techo, se había hecho un presupuesto de 26 mil lempiras pero dos años después tiene un costo de 100 mil lempiras.

A esta situación se suma el mal estado del sistema eléctrico donde varios de los focos no encienden y los ventiladores no funcionan.
En este centro se atiende entre 30 y 60 pacientes diarios.

Será esta gente la que pagará las consecuencias de la negligencia gubernamental. Al inicio de este año, la dirección regional de salud informó que repararía este centro, pero el dinero lo desviaron para otro centro que estaba en peor estado.

Ver más noticias de Regionales

( )