Análisis
20 de Enero de 2014

Año escolar 2014 arranca con déficit

04:29PM  -  Mario Cerna  

Porfirio Lobo y sus ministros fueron incapaces de dar respuesta a las necesidades del sistema. Según Educación, se necesitaría un presupuesto de 60,000 millones para atender este déficit.

El año escolar 2014 arrancará con importantes cambios académicos, pero al mismo tiempo iniciará con grandes falencias y una deuda histórica en el área de infraestructura.

El gobierno del Porfirio Lobo Sosa, junto a los dos ministros de Educación, Alejandro Ventura y Marlon Escoto, que administraron el sistema en los últimos cuatro años, no fueron capaces de satisfacer las necesidades primarias de los centros educativos.

Las escuelas y colegios comenzarán a impartir clases a partir del 1 de febrero, pero lo harán con los mismos problemas de siempre. En cuatro años, no hubo cambios.

De momento se informa de un déficit de 400,000 pupitres.

Eso significa que un 20 por ciento de la población estudiantil que se matriculará en este año lectivo deberá sentarse en el piso, cajas de cartón o asientos hechizos de madera para recibir clases.

El ministro de Educación, Marlon Escoto, informó que este año se espera un registro de dos millones de niños, niñas y jóvenes en el sistema.

“Es un déficit de 400,000 pupitres los que tenemos actualmente, en 2013 se compraron únicamente 18 mil pupitres”, dijo Juan Pérez, gerente administrativo de la Secretaría de Educación.

Para hacer frente a esta penosa situación, el Congreso Nacional determinó ayer que el 100 por ciento de la madera ilegal que se decomise será entregada a los centros penales para que los privados de libertad fabriquen mobiliario escolar.

Faltan aulas

A la problemática de falta de pupitres también se suma la carencia de aulas escolares.

Ariel López, jefe de infraestructura de la Secretaría de Educación, calcula que el déficit de aulas es de 4,000 en todo el país.

Honduras tiene 24 mil centros educativos, que operan en unos 13 mil edificios.

Las autoridades de Educación afirmaron que en la región occidental del país se desarrollaron proyectos de construcción de aulas, pero definitivamente reconocen que hace falta muchísimo más.

López indicó que adicionalmente a la falta de aulas, los centros educativos se encuentran en una situación lamentable.

Mencionó, para el caso, que en el 90 por ciento de las escuelas y colegios no funcionan los servicios sanitarios.

A esto se debe sumar la falta de energía eléctrica y agua potable.

El gerente administrativo afirmó que “es imposible” dar atención a todas las necesidades del sistema con el actual presupuesto.

Recordó que al menos un 75 por ciento de los recursos que recibe la institución se destina al pago de sueldos y salarios de docentes.

Este año, la Secretaría de Educación recibirá cerca de 23 mil millones de lempiras para operar.

Cada mes, los maestros devengan cerca de mil millones de lempiras por concepto de sueldo.

“Ocuparíamos cerca de 60,000 millones de lempiras de presupuesto para cubrir todo ese déficit”, aseguró el gerente administrativo.

Otro de los problemas que enfrentarán los centros educativos es la falta de textos escolares.

El año anterior, las autoridades educativas hicieron un gran esfuerzo para dotar de material didáctico, pero fue insuficiente.

Apoyo internacional

Ante la incapacidad local para atender la demanda en infraestructura escolar, el gobierno ha tocado la puerta de los países amigos.

Ana Cristina Zepeda, miembro de la Comisión de Transición en Educación del gobierno de Juan Orlando Hernández, dijo que ha existido una buena respuesta de la comunidad internacional para apoyar el sector educativo.

Zepeda calificó de “relevante” el apoyo que tendrá la educación nacional a través de los países amigos.

“Ellos han dado muchos aportes en la evaluación, la calidad educativa y la infraestructura, que son temas muy importantes para el país en general”, apuntó.

Marlon Escoto ahondó que se ha previsto que en los cuatro años siguientes la cooperación internacional aporte 6,877 millones de lempiras.

Esa inversión podría elevarse con los nuevos proyectos a ejecutarse con entes financieros y el apoyo que se pueda obtener del Global Partnership for Education.

Pero de los 6,877 millones de lempiras ya se tiene un presupuesto de la siguiente forma: salarios a docentes, 610 millones anuales, es decir 2,440 millones en todo el período del nuevo gobierno; para infraestructura y mobiliario escolar habrá 2,084.

Para desarrollar todo el plan maestro de infraestructura se requieren 14 mil millones de lempiras.

Ver más noticias de Pais

( )
Edición Impresa      2014-10-30 22:54:15

Térmicos venden más caro a ENEE y compran barato para sus casas

ver la edición en pdf