Fosdeh
5 de Enero de 2014

Honduras: Medidas dispararán la inflación

06:45PM  -  Kelssin Vasquez  

Mauricio Díaz, coordinador del Foro Social de la Deuda Externa, dice que el paquete fiscal dejará 100 mil nuevos pobres.

La población comenzó a resentir en su bolsillo los efectos fiscales de pagar un 15 y 18% de Impuesto Sobre Ventas (ISV) al comprar productos básicos y mañana lo sentirán aún más cuando compren la gasolina a casi 100 lempiras por galón en la capital.

Con el impacto de la nueva Ley de Ordenamiento de las Finanzas Públicas, Control de las Exoneraciones y Medidas Antievasión
aprobada por el Congreso Nacional el 20 de diciembre de 2013 y publicada el jueves 2 de enero de 2014, el gobierno proyecta recaudar “16,000 millones de lempiras”.

Gloria Pérez, coordinadora del Comité Hondureño para la Defensa del Consumidor (Cohdeco), apuntó que las pastas, la salsina, el aceite vegetal y otros alimentos y productos básicos, que ahora las amas de casa los compran con un 15% de ISV.

Ante la vigencia de un histórico paquete de medidas fiscales, entidades de la sociedad civil solicitan al nuevo gobierno del presidente electo, Juan Hernández, que tengan “misericordia” con el pueblo hondureño.

“Utilizamos este término teológico más que económico ante el impacto que tendrán la aplicación de estas medidas fiscales entre las familias más pobres del país”, clamó Mauricio Díaz Burdett, coordinador del Foro Social de la Deuda Externa de Honduras (Fosdeh).

Díaz criticó al gobierno del “humanismo cristiano” y al Congreso Nacional por elevar el Impuesto Sobre Ventas de un 12% a un 15% (alza de 3%) y la eliminación de una importante cantidad de productos integrados en la canasta básica de alimentos que ahora están gravados.


Se impacta, en un alza al precio de las llamadas de la telefonía móvil y la televisión por cable.

Además, se reforma y reduce el subsidio eléctrico que beneficiaba a más de 500,000 familias “pobres” que consumían hasta 150 kilovatios horas.

En este sentido, estos hogares comenzarán a recibir la factura eléctrica. Como medida de compensación se les entregará a través de una institución bancaria 120 lempiras sí, y solo sí, consumen 75 kilovatios hora al mes.

Por otra parte, Díaz expresó que el impacto de este “paquetazo” será tan intenso que generará -según estimaciones de la Secretaría de Finanzas- unos 3,000 millones de lempiras en inflación por el encarecimiento de los precios de productos básicos como la comida, los carburantes, la energía eléctrica entre otros.

“Mandarán, con estas medidas, a la pobreza a más de 100,000 hondureños”, indicó.

Para el Fosdeh, el alza de 25 centavos de dólar (alrededor de 5.19 lempiras) que se le aplicará al precio de las gasolinas y el diesel, también tendrá un impacto directo en el costo de los producción y distribución de la comida
de una manera directa e inmediata.

Según la Comisión Administradora del Petróleo (CAP) el nuevo precio para el galón de la gasolina superior es de 99.28 lempiras; gasolina regular, 92.16; querosene, 75.36 y para el diésel, 90.80.


El alza récord, además, es para el cilindro de 25 libras del Gas Licuado de Petróleo (GLP) que se cotizará a 290.35 lempiras.

Un ajuste inédito

El representante por Honduras del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), Noé Pino, estimó con base a cifras oficiales, que el impacto económico de las referidas medidas será de entre 3 y 4% del Producto Interno Bruto (PIB) 388,706 millones de lempiras.

“Este es el ajuste fiscal más alto aplicado por gobierno alguno en la historia de Honduras. Los paquetes fiscales anteriores oscilaban entre un 1 y 1.5 % del PIB”, dijo Pino, quien fue el presidente del Banco Central de Honduras (BCH).

Por su parte, el coordinador del Fosdeh indicó que el impacto de este “paquetazo” será de una intensidad similar al ajuste estructural del decreto 1890 aprobado durante el gobierno del entonces presidente Rafael Leonardo Callejas.

Empresarios

Al respecto, la presidenta del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Aline Flores, dijo que “estas medidas a todos los tienen asustados, porque están viendo cosas que quizás van más allá de lo que realmente puede ser un impacto o no en la economía”.

La empresaria fue del parecer que algunos comercios y supermercados se tardarían entre 15 y 21 días para etiquetas los miles de productos con el nuevo precio ajustado por el 15% de ISV.

Ver más noticias de Pais

( )