Testimonio
6 de Septiembre de 2012

Hondureño en Costa Rica: El temblor más fuerte que he sentido

01:09PM  -  Redaccion  

Aunque en Costa Rica los sismos son muy comunes, el potente movimiento telúrico de ayer provocó alarma en varias comunidades. "Después de unos segundos comencé a ponerme nervioso", comentó.

Workers of the Congress wait at the National Park in San Jose after a powerful 7.6-magnitude earthquake struck near the Pacific coast of Costa Rica on September 5, 2012 briefly knocking out power and communications and triggering tsunami warnings.  AFP PHOTO/Rodrigo ARANGUA
Workers of the Congress wait at the National Park in San Jose after a powerful 7.6-magnitude earthquake struck near the Pacific coast of Costa Rica on September 5, 2012 briefly knocking out power and communications and triggering tsunami warnings. AFP PHOTO/Rodrigo ARANGUA

El terremoto registrado el miércoles por la mañana en Costa Rica fue "el temblor más fuerte que he sentido" en más de una década, relató a ElHeraldo.hn un hondureño que reside en San José, la capital del país centroamericano.

Aunque en Costa Rica los sismos son muy comunes, Rogelio Umaña, de 37 años, originario de Honduras, afirma que el movimiento telúrico provocó alarma en varias comunidades.

"Estaba en una reunión de trabajo en una de las salas de la oficina, en un tercer piso. Comencé a notar movimiento en la mesa y gradualmente el movimiento subió. Los vidrios de la sala comenzaron a sonar y un pichel con agua y unos vasos cayeron y se quebraron con el movimiento", relató el hondureño.

De acuerdo a Umañan, el edificio donde labora es seguro en caso de temblores, como todas las estructuras de esa nación, que se construyen bajo un código asísmico.

"Al pasar lo más fuerte bajamos a la zona de seguridad frente al edificio según procedimiento", continuó.

El terremoto tuvo una magnitud de 7.6 grados en la escala de Richter, según el Servicio Sismológico de Estados Unidos, y pese a que se registró en la península de Nicoya, sobre la provincia turística de Guanacaste, en el Pacífico, sacudió todo el país.

"Fue sin lugar a dudas el temblor más fuerte que he sentido en todo mi tiempo viviendo aquí. No sufrí ningún daño material y mantuve la calma, aunque después de unos segundos que no paraba sí comencé a ponerme nervioso", señaló.

Umaña confirmó que el terremoto alteró las actividades diarias en algunas comunidades, por lo que algunas empresas decidieron mandar a sus empleados a las casas
para tranquilidad de los más nerviosos, mientras la mayoría esperaba que no hubieran réplicas y se revisaban posibles daños.

No obstante, las actividades en el Gran Área Metropolitana (San José, Alajuela, Heredia y Cartago) "siguieron normal", comentó.

Ayer, la embajada de Honduras en San José informó que no se reportaban compatriotas afectados, de los tres mil residentes en Costa Rica.

Ver más noticias de Pais

( )
Edición Impresa      2014-10-22 01:08:42

Los hermanos Valle Valle trasladados al batallón

ver la edición en pdf