Llamado de atención
15 de Febrero de 2012

Educación en Honduras preocupa a Unesco

10:35AM  -  Mario Cerna  

Migración, deserción, repitencia y baja matrícula en jornadas nocturnas son temas a solucionar. La relación entre escuelas y la Unesco data desde mediados de la década de los 90.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) expresó ayer su preocupación por los índices de deserción y repitencia en el sector educativo público.

La secretaria permanente de ese organismo internacional en Honduras, Hilda Muñoz Tábora, dijo que “vemos con suma preocupación la situación de la deserción escolar, la repitencia, la falta de matrícula del nivel medio en la jornada nocturna y por la migración, porque también está afectando la educación”.

Muñoz Tábora se pronunció en esos términos en el lanzamiento del programa bianual que la Unesco desarrollará en Honduras con unas 35 escuelas asociadas.

Recientemente el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) reveló que durante 2011 el sector educativo público registró un seis por ciento de repitencia y un tres por ciento de deserción.

“Son temas fundamentales que se deben atender y resolver”, dijo la secretaria permanente.

“Todas las acciones que emprendemos desde la oficina de la Unesco van orientadas a fortalecer la nueva Ley Fundamental de la Educación, creemos que la situación de la educación puede cambiar con esta nueva norma”, sentenció.

En ese sentido, la representante comentó que la Unesco capacitó cerca de 20 mil maestros en todo el país en temas de informática y redes, con la intención de que estos profesores puedan dar clases de computación una vez que se equipen los centros con computadoras, tal y como manda la nueva ley.

“Hacemos un llamado a los directores y maestros en general para que cambien de actitud, para que nos unamos y podamos sacar adelante la educación del país”, solicitó.
Proyecto de la Unesco

Muñoz Tábora comentó que este año lanzaron el proyecto bianual para fomentar la lectoescritura, es decir, impulsar una mayor lectura y una mejor escritura del español.

Para eso la Unesco otorga cierto financiamiento y apoyo de material educativo a las escuelas asociadas, “en 2012 no sabemos de cuánto será el apoyo porque se sumarán dos escuelas”, dijo Muñoz Tábora.

Nohemy de Tobar, directora de la Escuela Ramón Rosa, comentó que “hemos visto resultados muy positivos en la implementación de estos programas bianuales, sobre todo porque hay una participación activa entre padre de familia, alumno y maestro”.

Tobar recordó que la relación entre escuelas y la Unesco data desde mediados de la década de los 90.

Las escuelas que son asociadas de la Unesco, en su mayoría, son guías técnicas de aplicación y de ensayo de todo el país.

“El proyecto del año pasado se enfocó en conocer e imitar a un hondureño ilustre, donde cada escuela resaltó una persona importante de su comunidad que se haya destacado por sus aportes a la educación”, amplió.

Ver más noticias de Pais

( )