Calidad educativa
17 de Enero de 2012

CN aprobó Ley Fundamental de Educación

10:13AM  -  Faustino Ordonez  

Este sistema de desconcentración permitirá al Estado saber, por primera vez, cuántos maestros trabajan para el ministerio de Educación.
Comisión Técnica supervisará el cumplimiento de la ley.

El Congreso Nacional aprobó por unanimidad de votos la noche del lunes la Ley Fundamental de Educación que sienta las bases para obtener, a corto y mediano plazo, cambios profundos en el sistema educativo que supone mejores niveles de cobertura, de calidad y de infraestructura.

Los diputados debatieron los últimos 23 artículos que hacían falta y tardtaron más de cinco horas para darle vida a este cuerpo jurídico que unifica, en uno solo, la educación primaria con el ciclo común de cultura general; convierte en universidades las trece escuelas normales e introduce la tecnología en la mayoría de centros escolares, entre otras innovaciones. Hasta el jueves anterior se habían aprobado
68 artículos de los

91 que contiene la ley.

Entre otros beneficios amplía la educación gratuita y obligatoria a todos sus niveles, incorpora el kínder y las clases de inglés y cívica a todos los niños de las escuelas públicas, los maestros tendrán título universitario a mediano plazo y los padres de familia vigilarán la labor de los profesores.

Además, los maestros recibirán su sueldo pagado por las oficinas departamentales, con lo que se supone terminarán las causas para decretar las detestables "asambleas informativas", que si bien es cierto han sido un instrumento de presión para el pago justo de salarios atrasados, también han generado un irreparable daño a los educandos.

Este sistema de desconcentración permitirá al Estado saber, por primera vez, cuántos maestros trabajan para el ministerio de Educación.

Consecuentemente, la nueva ley asegura el cumplimiento de por lo menos 200 días de clases por año, de no hacerlo implica que no puede continuar el siguiente año lectivo.

Previo al inicio de la reunión, la Junta Directiva del Congreso, presidida por Juan Orlando Hernández, recibió a los directores de las escuelas normales que le ofrecieron su respaldo a la idea de convertirlas en universidades pero, al mismo tiempo, patentizaron su preocupación porque este cambio significa un alta erogación en infraestructura.

José Cecilio Baide, director de la Escuela Normal Mixta "Pedro Nufio", dijo que por ahora solo cuatro normales están en condición de cumplir con este propósito: las ubicadas en Tegucigalpa, La Esperanza, Danlí y occidente.

Comisión técnica

El titular del Congreso anunció la creación de una Comisión Técnica que supervisará el cumplimiento de la Ley Fundamental de Educación que estará integrada por los trece directores de las normales y también se encargará de la transición de estos centros hacia un nivel universitario.

"Reitero mi compromiso de que les heredemos a las futuras generaciones un mejor sistema educativo, con una excelente formación del docente", dijo Hernández.

La Ley Fundamental de Educación, que sustituye a la Ley General de Educación, aprobada en 1966, establece que a partir de 2018 el Estado solo contratará maestros con nivel universitario para impartir clases en el sistema básico de uno a noveno grado.

Una de las novedades de la nueva ley educativa es que vuelve obligatorio los niveles de la educación prebásica, básica y secundaria pero no establece sanciones contra los padres de familia que no manden sus niños a la escuela.

Sin embargo, el gobierno anunció una serie de programas sociales que servirán de incentivo a los padres y a los niños para mandar a sus hijos a la escuela.

La vieja tradición de los padres de mandar a sus hijos a pasar por lo menos el sexto grado será sustituida por el noveno grado.

En cadena nacional de radio y televisión, el presidente del Congreso destacó que la nueva ley "debe ser el motivo para un cambio de actitud de todos los hondureños, para que aprendamos a enfrentar el mañana con esperanza y optimismo, porque un pueblo educado es un pueblo preparado para superar cualquier reto".

"La revolución educativa es hoy una realidad, y sus efectos van a cambiar radicalmente la forma cómo los hondureños vemos la vida", dijo Hernández.

Ver más noticias de Pais

( )