Conflicto
25 de Diciembre de 2011

Ninguna muerte ocurrida en el Bajo Aguán fue aclarada

09:57AM  -  Redaccion  

Casi cincuenta personas han perdido la vida desde 2009.

Está por terminar el año y los operadores de justicia no fueron capaces de esclarecer ninguna de las casi cincuenta muertes que en los dos últimos años han ocurrido en la conflictiva zona del Bajo Aguán.

Las autoridades del Batallón Xatruch anunciaron que tenían en su poder cien órdenes de captura, pero la mayoría de los casos tenían que ver con gente involucrada en el robo de frutas y en la invasión de tierras de propiedad privada.

Muy poco se sabe sobre los responsables materiales e intelectuales de la muerte de 22 campesinos, 15 guardias de seguridad, dos policías, un militar, un juez y cinco particulares, según un recuento extraoficial que lleva EL HERALDO. Sin embargo, fuentes campesinas alegan que los muertos, en el caso de su gremio, son más.

El 2 de agosto de este año asesinaron al presidente del Movimiento Auténtico Renovador Campesino (Marca), Secundino Ruiz Vallecillo, y tres semanas después sicarios a sueldo le quitaron la vida al vicepresidente del Movimiento Unificado Campesino del Aguán (MUCA), Pedro Salgado.

El Aguán se ha convertido en la zona más violenta y en la sede de uno de los conflictos más delicados de la historia agraria.

Fue en diciembre de 2009 que 28 grupos campesinos se tomaron más de 20 fincas cultivadas de palma africana propiedad de Miguel Facussé.

El conflicto se prolongó hasta a mediados de ese año, cuando que el Congreso Nacional emitió un decreto autorizando al Ejecutivo la compra de las tierras de Facussé en poder de los campesinos.

Las tierras no han sido pagadas al empresario agrícola, quien recibirá más de 500 millones. El conflicto se ha prolongado a otros empresarios, que han perdido fincas que el gobierno deberá pagar.

Ver más noticias de Pais

( )