Opinión
12 de Septiembre de 2012

Álvarez: Lo peligroso no es el aeropuerto Toncontín

01:13PM  -  Redaccion  

"Que el pueblo juzgue qué es lo que hemos dicho antes y qué es lo que estamos diciendo ahora por razones políticas”, dice el alcalde de Tegucigalpa.

El alcalde Ricardo Álvarez, líder del Frente Ciudadano en defensa de Toncontín, es del criterio que en Honduras no es una terminal aérea la que representa el peligro para las personas.

A juicio del funcionario municipal, lo que sí es un peligro en el país es la inseguridad, el desempleo y la falta de oportunidades.

“En Tegucigalpa hay más asesinatos todos los días que accidentes aéreos”, recordó.

La reacción la brindó el edil municipal en una radio emisora local, luego de que diera por reactivada la organización que defenderá a capa y espada el aeropuerto.

En su comparecencia, Álvarez reiteró su apoyo irrestricto para que la capital no pierda su aeropuerto internacional.

Acusó que las medidas en contra de la terminal aérea siempre son a favor de intereses políticos, económicos y de grupos, pero nunca en favor de los capitalinos.

Por esta razón indicó que sin importar quién sea el que esté al frente de la titularidad del Ejecutivo, o la persona que atente contra las actividades del aeropuerto, siempre estará listo para defenderlo.

Las intenciones políticas para el edil capitalino son claras: “Por llevarse de encuentro a Ricardo pretenden dejar al pueblo que vive aquí en la capital sin aeropuerto, y esto es algo injusto”, calificó.

Agregó que su lucha por Toncontín es la lucha de más de un 1.5 millones de capitalinos, y “defenderé el aeropuerto hasta el día en que me muera”, afirmó.

Señaló que si Tegucigalpa se quedara sin su aeropuerto
internacional, de llegar a convertirse en presidente de Honduras, el mismo día le entregará la categoría.

Aceptar que la terminal aérea funcione solo para vuelos domésticos está alejado del verdadero principio para el cual fue formado el frente cuidadano.

El alcalde ve en la concesión del aeropuerto de Comayagua una oportunidad para el gobierno, ya que a su criterio los gastos para la construcción de Palmerola los hará la empresa concesionaria y no el Estado.

¿Si al Estado no le va a costar un centavo la construcción de Palmerola, cuál es el problema en mantener las dos instalaciones con los mismos servicios disponibles?, cuestionó.

De la misma forma se preguntó ¿quién está detrás de esta concesión?, ¿a quién se busca proteger con esto?

Álvarez fue enfático y reiteró que no está en contra de que se construya Palmerola, pero sin afectar las actividades que durante 92 años ha realizado el aeropuerto Toncontín.

Ver más noticias de Metro

( )