Remodelación
25 de Junio de 2012

El viejo Redondel de los Artesanos volvió a la vida

12:15PM  -  P. Calix/ N. Eguigure  

El famoso rincón de Palmira, inaugurado en 1973, se convirtió a partir de ayer en un centro destinado a la promoción de la cultura y sano esparcimiento para los capitalinos y visitantes.

Desde este domingo la capital de Honduras dispone del primer espacio dedicado exclusivamente a la cultura y esparcimiento.

Se trata del Redondel de los Artesanos ubicado en la colonia Palmira, que tras un proceso de remodelación y rescate vuelve a ser un espacio vivo de recreación y destinado a la convivencia ciudadana.

La iniciativa de transformar este redondel, surgió ante la necesidad de los vecinos que demandaban darle otro enfoque a un lugar que no estaba siendo bien utilizado.

Hace una década este sitio que surgió para ser un sitio de reunión de personas y la comercialización de artesanías los fines de semana, perdió el sentido para el cual fue creado.

Luego de su inauguración, niños y adultos disfrutaron ayer de la nueva plaza, como el lugar perfecto para escapar de la rutina diaria.

Rescate urbano

Bajo la política de Animación de Espacios Públicos, se instaló una recreovía en la zona, la que, acompañada con un programa totalmente cultural, revivieron el viejo sitio que vivió cuatro décadas en el abandono.

El fomento a la cultura no se quedó atrás. Grupos musicales interpretaron ritmos folclóricos que invitaron a todos a revivir la chispa de ser catrachos.

Durante la inauguración del redondel, que ahora alcanza la categoría de parque, se contó con la participación del Embajador de España en Honduras, Luis Belzuz de los Ríos, quien aseguró el apoyo incondicional de la nación europea a los programas de recuperación de espacios públicos.

“Es necesario devolverle a la población los espacios para ellos, donde se le facilite la oportunidad de presenciar eventos culturales al aire libre.

Con la remodelación del Redondel de los Artesanos se abre paso a la convivencia colectiva de la ciudadanía y se promueve la seguridad pública”‚ resaltó el diplomático.

En el renovado parque se colocaron stands de productos artesanales -que evocaron la razón del porqué lleva ese nombre- y un miniteatro de títeres, con el objetivo de atraer la atención de chicos y grandes.

Muchos padres de familia revivieron sus años de infancia al jugar con sus hijos a saltar la cuerda, bailar trompos e intentar maniobras en los zancos, elaborados con latas.

De igual manera, los visitantes degustaron de ricos platillos de comida nacional e internacional y de dulces preparados por productores locales.

La remodelación

El proyecto se concretó en 44 días, uno menos que lo programado, pues inicialmente se había planificado para 45 días, el mismo contó con una inversión de tres millones de lempiras.

“El objetivo era retomar el espacio y convertirlo en una zona que tenga todas las condiciones necesarias para que sea disfrutado por niños, adultos, y acondicionarlo para tal fin”, informó Arturo Suárez, de la gerencia del Centro Histórico de la Alcaldía Municipal.

Para efectuar este proceso se aprovechó el potencial existente del área como los robustos árboles de Guanacaste y Castaño sembrados hace años.

Para el acondicionamiento de los espacios se utilizó material natural existente en el país.

“Dentro del diseño surgió la idea de la multiplicidad, de hacer algún tipo de simbolismo, de utilizar material del país y que todo tenga su razón de ser. Al inicio algunos vecinos se pronunciaron en contra, pero ahora vemos que la obra habla por sí misma”, apuntó Suárez.

Es así como en algunas áreas se pensó en utilizar barro triturado, para evocar el nombre de Redondel de los Artesanos.

Para entrar al parque se recorre un camino elaborado por adoquines de varios colores, con los que se buscó representar la variedad cultural, idiosincrasia y las diversas formas de pensar de los capitalinos.

En cuanto al piso, está elaborado con concreto estampado, también se dotó de mobiliario urbano como bancas, lámparas, las que proporcionarán un carácter evocativo con la intención de despertar en la población el sentimiento de añoranza de recuperar la ciudad y la sensación de vecinos.

También se logró restaurar el busto del insigne pintor primitivista José Antonio Velásquez, el que se encontraba en avanzado deterioro. La recuperación de esta obra estuvo a cargo del escultor Alex Galo.

El Redondel de los Artesanos quedó acondicionado para ser un espacio donde se realicen eventos culturales, como presentaciones de teatro de calle, conciertos de jazz, música folclórica, exposiciones de arte o artesanías entre otras.

“Con la recuperación de este espacio que anteriormente se había perdido, lo convertimos en un espacio vivo para la ciudadanía, la cultura, crecimiento en el centro histórico”, declaró Álvaro Ortega, director del Centro Cultural de España (CCE).

La gerencia de Turismo de la Alcaldía Municipal preparó un programa para la inauguración del proyecto.

“Queremos que los capitalinos vengan a disfrutar en familia. Que se sientan orgullosos de disponer de espacios orientados a la cultura, a la diversión, que tanta falta hacen en esta ciudad”, declaró Gustavo Cruz, titular de la Unidad de Turismo de la Alcaldía Municipal.

Ver más noticias de Metro

( )