EE UU
20 de Marzo de 2013

Líderes hondureños se reunirán con senadores

03:27PM  -  Redaccion  

El gobierno aún no se ha pronunciado sobre las reformas anunciadas por Estados Unidos.

Con las reformas promovidas por el presidente Barack Obama para otorgar un estatus legal a los 11 millones de migrantes ilegales que residen en Estados Unidos, las organizaciones hondureñas esperan que muchos compatriotas puedan gozar de este beneficio.

Los líderes hondureños
de diversos Estados se reunirán el próximo 10 de abril con el senador republicano Rafael Edward "Ted" Cruz y el demócrata Luis Gutiérrez para que apoyen una propuesta que le dé los beneficios a los hondureños en menor tiempo que el que se propone con la actual reforma.

El Grupo de los 8 plantea que por 10 años los aplicantes estén bajo el estatus de no migrante, para luego optar por la permanencia legal. Además tendrían que esperar otros tres años para iniciar el proceso de naturalización.

Sin embargo, la intención de los líderes hondureños es que los migrantes ilegales puedan obtener un estatus legal similar al que concedió Estados Unidos en 1987 bajo el Acta de Ajuste para Nicaragüenses y Alivio para Centro América (Nicaraguan Adjustment and Central Relief Act) o Ley Nacara por sus sigla en inglés.

La Ley Nacara otorgaba residencia permanente a los nicaragüense, salvadoreños y guatemaltecos por la ayuda que prestaron a los Estados Unidos durante la Guerra Fría, pero que no incluyó a los hondureños.

La presidenta de la Fundación Hondureña Humanitaria-Nueva York, Rosario Murillo, explicó que esa es una buena ley para los inmigrantes que no están bajo ningún régimen de protección, pero no para los connaciones que están bajo el
Estatus de Protección Temporal (TPS por sus siglas en inglés).

"A los hondureños no les conviene porque tendrían que esperar 13 años más para legalizarse, por eso pedimos una ley parecida a la Nacara", dijo.

La propuesta presentada por el Grupo de los incluye que los migrantes paguen una multa por el tiempo que han vivido de manera ilegal en Estados Unidos.

En ese sentido explicó que "los hondureños ya han pagado bastante, porque pagan sus impuestos al gobierno estadounidense, aunque no reciben los beneficios como el seguro social".

La reunión con estos senadores es un segundo paso dado por las organizaciones, que ya se presentaron ante el presidente Obama un día antes de la investidura de su segundo mandato.

El presidente del Concilio de Irving, Texas, de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC), Jorge Rivera, asistió al evento y entregó la carta en la que se solicita esta reforma.

"Esperamos que la considere y que la firme para beneficio de los hondureños, con su firma no es necesario nada más", dijo Rivera.

Pero en este lucha, los líderes hondureños han tenido que refugiarse bajos los esquemas de los salvadoreños y nicaragüenses, porque los gobiernos de estos dos países están trabajando para que se logre la reforma.

"Hasta abogados pagados por el Estado tienen los salvadoreños y sus gobiernos están trabajando fuertemente para que logre la reforma", comentó Rivera.

Por el contrario, el gobierno hondureño aún no se ha pronunciado sobre las acciones que tomará para que los compatriota cambien su estatus legal.

Los líderes hondureños coinciden en que es necesario el apoyo del gobierno para que las acciones que realicen para mejorar la situación migratoria de más de un millón de catrachos tengan mayor impacto.

Además de Murillo y Rivera, se espera que asista a la reunión el presidente de Unidad Hondureña-Washington, Julio Gagno-Pleytez, y de la Organización Hondureña Integrada Francisco Morazán, Francisco Portillo, entre otros.

Ver más noticias de Hondurenos en el mundo

( )
Edición Impresa      24/10/2014

Cárcel de por vida a quien atente contra altos funcionarios

ver la edición en pdf