Plan de seguridad
13 de Agosto de 2013

Honduras: La policía comunitaria será controlada con sistema GPS

05:07PM  -  Redaccion  

El plan presentado por Arturo Corrales contempla una contratación de 4,500 nuevos policías, acercamiento de los agentes a la ciudadanía y mayor y estricto control para agentes y oficiales.

Una policía comunitaria altamente equipada y con un riguroso sistema de control le hará frente a los criminales a partir del 1 de septiembre.

Al menos eso es lo que contempla un plan en materia de seguridad presentado ayer por el gobierno para evitar que siga la escalada de asesinatos y el derramamiento de sangre en el territorio nacional.

A cinco meses de que finalice el actual período de gobierno, el plan fue dado a conocer por el Comisionado Nacional de Defensa y Seguridad, Arturo Corrales, al rendir un informe sobre sus primeros 100 días al frente de la Secretaría de Seguridad.

Corrales anunció “un golpe de timón” que comprende la puesta en el escenario de una policía comunitaria que se desempeñará en base a planificación y resultados.

Con este esquema la Policía funcionará a través de 18 Unidades Departamentales de Policía (Udep), 10 Unidades Metropolitanas de Policía (UMP), 170 distritos policiales y 450 unidades policiales comunitarias.

De esta manera la población tendrá la oportunidad de conocer quiénes son los agentes policiales asignados en cada posta y además se garantiza en un 100 por ciento la supervisión del personal que se desempeña en la institución.

Y es que el plan establece la creación de dos Centros Nacionales de Operaciones que funcionarán uno en Casamata y otro en las instalaciones de la Secretaría de Seguridad para vigilar las acciones de agentes y oficiales de la Policía Nacional.

Con este esquema se pretende recuperar la confianza de la población frente a la institución, sumida en una profunda crisis a raíz de la vinculación de sus miembros con el crimen organizado y el narcotráfico.

Estricto control

El secretario de Seguridad informó que viene un estricto proceso de control de los recursos humanos y materiales de esa institución que implica el uso de tecnologías como el Sistema de Posicionamiento Global (GPS).

Para este efecto, ya se distribuyeron 3,000 teléfonos celulares con GPS y 500 aparatos adicionales de GPS para patrullas, para mantener un control, en tiempo real, durante las 24 horas del día, de los recursos y el personal de la Policía. Estos aparatos ya cuentan con cinco años de servicio prepagados de voz, datos y texto ilimitados y funcionarán exclusivamente entre el personal que los porte.



Los dos Centros Nacionales de Operaciones que funcionarán en la capital son los que se encargarán de monitorear el desempeño de los recursos humanos y materiales de Seguridad.

“Habrá control al 100 por ciento de la ubicación de los oficiales con responsabilidad territorial, control al 100 por ciento del personal policial en turno, control en tiempo real de todas las incidencias delictivas y de tránsito en el país con su respectiva georreferenciación”.

El plan fue presentado la mañana de ayer en el Salón Morazán de Casa de Gobierno al presidente Porfirio Lobo, con la participación de funcionarios, diplomáticos, cooperantes, sociedad civil y otros sectores del país.

“Que se espera que cada posta policial y distrito, su acción comunitaria policial, tienen que visitar las escuelas, visitar los negocios, visitar las canchas deportivas, acciones de orden y seguridad, tránsito, vigilancia, patrullaje, acciones de investigación”.

Según datos del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), hasta mayo del año en curso el promedio de muertes violentas era de 20 por día en el país.

Corrales afirmó que se han comprado 175 nuevos vehículos para la Policía a través de la Tasa de Seguridad al tiempo que anunció que se trabaja en la adquisición de 300 motocicletas, 5,000 chalecos antibalas y equipo de inteligencia de alta tecnología para combatir los secuestros y la extorsión.

“Se pasó de un Inspector General de la Policía y tres asistentes a un Inspector General de la Policía y 50 oficiales de inspección; si queremos mantener control y seguimiento de una fuerza de 15 mil hombres, ocupamos tener una inspección para que todos los días se cumpla la tarea que se asigna ese día”.

Se anunció además una inversión de 120 millones de lempiras para el mejoramiento de las instalaciones policiales.
Planillas

En el informe sobre sus primeros 100 días, el Comisionado Nacional de Defensa y Seguridad reveló los resultados de dos censos realizados uno en mayo y otro en julio al interior de la Policía Nacional.

En el caso de mayo, dijo, se levantaron 39,760 declaraciones juradas que fueron escaneadas y digitalizadas y señaló que se logró conocer la ubicación de los policías, sus datos generales, su número de placa, arma asignada y todo el inventario de la institución.

Durante el primer censo se confirmó que en la planilla de pago de mayo habían 14,472 policías, pero solo fueron censados 8,406 elementos, lo que significa la existencia de 6,066 plazas fantasmas.

En un segundo censo elaborado en el mes de julio, en el que personal de Seguridad salió a buscar a cada Policía y a levantar un perfil de cada uno, de una planilla de 12,805 elementos se logró encontrar a 9,350 policiales, es decir, aún existían 3,455 plazas “fantasmas”.


Consultado sobre el paradero de estos recursos y los responsables de esta irregularidad, Corrales respondió que su labor consiste en mirar hacia adelante y recuperar la confianza de los hondureños hacia la institución.

En un informe el secretario de Seguridad dijo que esa institución tiene una capacidad presupuestaria para 15,655 plazas para policías, por lo que anunció que ya se está trabajando en el proceso de reclutamiento de 4,500 elementos que serán incorporados a la estructura policial.




“Hay personas que por alguna razón en el tiempo fueron abandonando sus puestos de trabajo y nos permite de inmediato proceder a reemplazarlos para tener el máximo posible de policías en la calle y esto se tiene que hacer todas las semanas”.

En el informe, Corrales aseguró que “sí hay una política de Estado y que sí hay un plan” para hacerle frente al crimen y la violencia durante lo que resta de gobierno en el país.

También hizo referencia a las proyecciones del Observatorio de la Violencia de la UNAH respecto a los homicidios del 2013, que dio a conocer ayer en exclusiva EL HERALDO, al señalar que este año la cantidad de homicidios estaría bajando a 6,699. El año anterior la cantidad de homicidios fue de 7,172.

“En su gobierno, Presidente, se le dobló el lomo a la bestia, el punto de inflexión ha ocurrido, ha sido doloroso”, apuntó.

Ver más noticias de Al Frente

( )