Nueva estrategia del crimen organizado
8 de Abril de 2013

El narcotráfico cambia su ruta para introducir drogas a Honduras

03:37PM  -  Redaccion  

Los capos ahora hacen vuelos cortos con escalas en Panamá y Nicaragua para luego entrar con avionetas fumigadoras a La Mosquitia hondureña, así evitan ser detectados por los radares.

Las bandas de narcotraficantes han modificado su estrategia para introducir drogas a Honduras por vía aérea.

Cambiaron sus rutas al hacer más cantidad de vuelos cortos en vez de las grandes trazas kilométricas desde América del Sur e identificaron nuevos puntos en tierra para mover drogas a Honduras.

Operadores de justicia que combaten este flagelo investigan este nuevo mecanismo al que los traficantes se han visto obligados a recurrir ante los controles aéreos militares en el sector del Caribe, zona por donde más se trasiega la cocaína y otros estupefacientes.

EL HERALDO conoció este modus operandi que muestra cómo los traficantes de alucinógeno se adaptan para continuar con sus caravanas de narcóticos, según información conocida de fuentes secretas.

Nuevas operaciones

De acuerdo al monitoreo de trazas aéreas de narcotraficantes del Comando Sur de Estados Unidos, en 2011 se registraron 104 vuelos con drogas que ingresaron al país, un 80 por ciento de los 120 que se identificaron en toda la región.

Para 2012 la cifra de narcoavionetas que entraron a Honduras bajó a 63, es decir, hubo una merma de un 35 por ciento.

Esta merma no significa que se haya reducido el número de narcoavionetas que vienen al país, sino que hay otras rutas por las que ahora transitan los traficantes.

Los narcos tradicionalmente han recurrido a vuelos directos desde América del Sur, principalmente de Venezuela, para meter droga a Honduras.

La ruta es de unos centenares de kilómetros que tarda unas seis horas en recorrerse.

Pero en 2012 se aumentó la vigilancia en el Caribe, fortalecida por un centro de operaciones y monitoreo que tiene Estados Unidos en República Dominicana.

Igualmente, los derribos de narcoavionetas por parte de la autoridad militar de Honduras han sido otros disuasivos para que los traficantes no utilicen la misma ruta en el cielo para hacer el trasiego.

En 2012 fueron derribadas unas cinco narcoavionetas, y la Fuerza Aérea Hondureña admitió ser responsable de un derribo.

Vuelos con escalas

Fuentes consultadas por EL HERALDO indicaron que ahora los traficantes, en vez de hacer un solo vuelo directo a Honduras, con las naves cargadas con droga hacen escala en Panamá y Nicaragua, con el fin de aumentar el sigilo de sus movimientos y no ser detectados.

Las avionetas, normalmente modelos Cessna, se están introduciendo a La Mosquitia de Nicaragua, cuyo territorio selvático abarca la parte de la Mosquitia hondureña.

Cuando ingresan a Nicaragua descargan los kilos de coca y los introducen en avionetas pequeñas tipo Pony 235, que normalmente se usan para fumigación.

Las fumigadoras hacen vuelos cortos y a baja altura para no ser detectados e ingresar con sigilo a La Mosquitia hondureña, para posteriormente continuar la ruta hacia Estados Unidos, el mayor consumidor de droga en el mundo.

Otra forma de traficar consiste en que después de que la avioneta llega a Nicaragua traslada la droga en lanchas por ríos hacia Honduras.

Según un mapa de rutas aéreas de droga, las narcoavionetas salen de Venezuela, principalmente de zonas aledañas al Lago de Maracaibo y el sector noroccidental de esa nación.

Los estados de donde más salen vuelos son Lara, Falcón. Trujillo, Zulia, Mérida, Táchira y Apure, entre otros, de acuerdo a la localización hecha por investigadores de países de la región.

“Incursión inminente”

Los cuerpos de inteligencia que luchan contra la droga en la región centroamericana y de América del Sur han divido la ruta de los narcovuelos en cuatro áreas para optimizar el nivel de seguimiento por radar.

Cuando en un vuelo se identifica un posible cargamento de droga se denomina como área de vuelo sospechoso y cuando la avioneta está por llegar a la frontera de un país entra a una sección denominada “incursión inminente”.

Debido a la modificación de rutas aéreas de narcotráfico en Honduras, las autoridades nacionales han tenido menos reportes de incursiones inminentes al territorio.

“De nada sirve tener esta información a mano si los operadores (de justicia) no tienen la logística para hacer las intercepciones”, mencionó un funcionario de una agencia antidroga de Honduras.

En los primeros tres meses de 2013 han aterrizado 12 narcoavionetas en el territorio nacional, una cifra baja si se considera que a la misma fecha de 2012 se contabilizaban al menos 30 aterrizajes.

Igualmente, no se reportó ningún aterrizaje de avioneta con drogas durante la Semana Santa pasada, cuando anteriormente esa época era una de las predilectas para la introducción de narcóticos vía aérea.

La temporada de verano es cuando más tráfico de droga por aire se da, ya que los capos aprovechan los cielos despejados para movilizarse sin mayores obstáculos.

En invierno el tráfico se reduce porque la proliferación de huracanes, tormentas y frentes hacen más difícil la navegación por aire, así como la distribución por tierra, ya que, debido a las lluvias, el terreno se vuelve fangoso en La Mosquitia.

El 79 por ciento de los vuelos con drogas que salen de América del Sur pasan por La Mosquitia de Honduras, según un reporte del Departamento de Estado (INCSR Report 2012).

Honduras no cuenta con un radar propio que le permita monitorear la ruta de vuelos sospechosos y obtiene solamente la información que proporciona Estados Unidos, la que no siempre es fluida y en el momento oportuno.

La ayuda del radar estadounidense fue bloqueada temporalmente en 2012 debido a que aviones de la Fuerza Aérea Hondureña ( FAH) derribaron una supuesta narcoavioneta cerca de Islas de la Bahía. Este hecho generó malestar en la Fuerza Aérea Hondureña.

Cifras conservadoras de operadores de justicia estiman que a Estados Unidos ingresan unas 800 toneladas de drogas al año, de las que el 50 por ciento pasa por Honduras.

En el mar

El 30 por ciento del tráfico de drogas en la región se hace por aire y el 70 por ciento por mar, según organismos que atacan este delito.

De las 946 lanchas que ingresaron a Honduras con drogas por el océano Pacífico y el Atlántico en 2011, un total de 245 pasaron por las costas hondureñas.

Para 2012 la cantidad de trazas por los dos océanos fue 967.21, de las cuales al menos 300 llegaron a las costas nacionales.

No obstante, en 2012 solo hubo una media docena de intersecciones de narcolanchas en el Caribe y el Pacífico.

El trasiego marítimo en la región sube con el pasar de los años, pues en 2006 las trazas de lanchas en la región fueron 286. La cifra de los últimos siete años es de 3,552 narcolanchas, que se movieron en las costas de Centroamérica y México.

Lucha

La Fuerza de Tarea Antidroga de Honduras (FTAH) es el órgano interinstitucional que por mandato de ley planifica y ejecuta las acciones contra el tráfico de estupefacientes.

Está integrada por la Dirección Nacional de Lucha contra el Narcotráfico (DLCN), Fuerza Aérea de Honduras (FAH), Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), Fuerza Naval de Honduras (FNH) y el Ejército.

Las autoridades de Honduras reportaron en 2012 la incautación de más de 5,000 kilos de cocaína y cerca de 20,000 kilos de pasta de pseudoefedrina para la fabricación de éxtasis.

Ver más noticias de Al Frente

( )
Edición Impresa      2014-10-24 00:27:48

Cárcel de por vida a quien atente contra altos funcionarios

ver la edición en pdf