Informe del Departamento de Estado
9 de Abril de 2013

Debilidad institucional vulnera guerra contra el narcotráfico

03:39PM  -  Redaccion  

Reporte establece cómo el abandono del Estado ha generado que los narcotraficantes colonicen puntos de Honduras. Otro informe detalla cómo operan el cartel de Sinaloa y Los Zetas en Honduras.

SERIE 2/3

La debilidad de las instituciones encargadas de impartir justicia y la falta de presencia del gobierno convierten a Honduras en vulnerable al tráfico de drogas, según un informe del Departamento de Estado de Estados Unidos.

“La región es vulnerable al tráfico de drogas debido a su lejanía, la limitada infraestructura, la falta de presencia del Estado y la debilidad de la aplicación de las leyes instituciones”, según el reporte.

Estos y otros señalamientos están consignados en el reporte de marzo de 2013 sobre Estrategia y Control del Volumen de Droga de la Oficina de Asuntos Antinarcóticos, en el que se destaca un capítulo sobre el tráfico de drogas en Honduras.

El territorio hondureño es, remarca el documento, la principal zona de tránsito de la droga en la región centroamericana, ya que el 80 por ciento de los alucinógenos que llegan a Estados Unidos pasan antes por Honduras.

Esta cantidad de droga que pasa por Honduras es uno de los factores que desencadena una escalada de violencia que se refleja en la tasa de homicidios, que en 2012 fue de 85.5 por cada 100 mil habitantes, la mayor del mundo.

“Honduras es un país principal de tránsito para la cocaína, así como algunos precursores químicos, y medicinas sintéticas”, se acota.

La infraestructura limitada en diversos puntos es aprovechada por los narcotraficantes para meter por aire y mar la droga, principalmente por el sector de La Mosquitia y el resto del litoral atlántico.

“El transbordo se hace en el atlántico norte, en la región costera, facilitado por vuelos consecutivos, así como tráfico marítimo y el movimiento por tierra sobre la carretera panamericana”, apunta el informe.

El gobierno de Honduras no tiene como política, alentar o facilitar la producción y distribución de sustancias ilícitas, estupefacientes o psicotrópicas u otras sustancias controladas, o el blanqueo del producto de transacciones de drogas ilegales. Sin embargo, Honduras siguió luchando con la corrupción del sector público en 2012.

Honduras cuenta con varias fuerzas que combaten el tráfico de drogas, como el Consejo Nacional contra el Narcotráfico (CNCN); Dirección de Lucha contra el Narcotráfico DLCN); Policía Nacional, y la Secretaría de Defensa.

En el ámbito jurídico, el Ministerio Público y el Poder Judicial son los actores de los procesos legales contra las actividades del narcotráfico, pero, como lo apunta el informe, han tenido un accionar débil.

Cartel de Sinaloa

Mientras, el informe Organizaciones de Tráfico de drogas en Centroamérica: Transportistas, Carteles Mexicanos y Maras, de 2010, hecho por el Woodrow Wilson International Center for Scholars, identifica los sectores en donde el cartel de Sinaloa, el más poderoso grupo de narcotráfico de México, opera en Honduras.

“En Honduras, estos agentes (de investigación) dicen que facciones de Sinaloa trabajan estrechamente con transportistas en Olancho y cerca del Golfo de Fonseca”, apunta el documento.

Igualmente, el cartel de Sinaloa apoya candidaturas de alcaldes en departamentos de Copán, Santa Bárbara y Cortés y otras provincias fronterizas con Guatemala.

“Y hay informes que un alcalde a menudo cierra la ciudad a extraños cuando organiza conciertos con grupos de música norteña que llegan de México”, asegura el documento.

Estos sectores son “áreas que ellos (narcotraficantes del cartel de Sinaloa), también las usan para el almacenaje y las actividades de tráfico”, dice el informe.

Los Zetas

Los Zetas, el sangriento grupo criminal que rivaliza con el cartel de Sinaloa, también se ha acentuado fuertemente en Honduras, dice el reporte que también ubica geográficamente las zonas de las que se han apoderado.

“Según fuentes de inteligencia locales en Honduras, Los Zetas, sobre todo funcionan en Olancho y Cortés”, acota el documento que reseña algunas capturas de miembros de Los Zetas en el norte de Honduras.

El Departamento de Estado asegura que el 79 por ciento de las narcoavionetas que salen de Venezuela pasan primero por La Mosquitia Honduras, descargan droga y luego el alucinógeno es llevado a Estados Unidos.

“México recibe la mayor parte de la atención de los medios de comunicación (por la guerra contra el narcotráfico) y la mayor parte de la ayuda estadounidense, pero el Triángulo del Norte -Guatemala, El Salvador y Honduras- comparten un promedio de asesinatos que aproximadamente doblan el de México”, dice el reporte.

El tráfico de drogas en estas tres naciones de Centroamérica se agudiza por los “ espacios grandes ingobernados y la mayor proximidad a México”.

Cada vez es más común que hijos de hacendados ligados al tráfico de droga se conviertan en poderosos empresarios de ganado y otros rubros de la agroindustria.

“Varias fuentes de inteligencia mencionan que terratenientes grandes cada vez más entran en el negocio (de la droga), estos terratenientes aparecen ser más importantes”, destaca el reporte.

Transporte

En Honduras, muchos transportistas de droga han sido criminales con antecedentes en el robo de carro y ganado, se asegura en el informe. En el sector de Colón, Yoro y Olancho hay bandas de narcotraficantes que mueven la droga en conexión con transportistas de Guatemala, se señala.

También “hay un cruce sustancial de grupos de transporte en la región, sobre todo en el sur de Honduras, específicamente en el Golfo de Fonseca”.

Los puntos de la alta incidencia de homicidios también coinciden con las áreas de actividad de tráfico de droga. Estos incluyen la costa del norte de Honduras, la frontera este de El Salvador y las selvas del norte de Guatemala.

Decomisos

Las autoridades hondureñas reportaron en 2012 el decomiso de 22 toneladas de cocaína, una cifra reducida si se considera que a estados Unidos llegan unas 800 toneladas de esa sustancia y la mayoría pasan por el territorio nacional.

En el informe de logros de 2012 de la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico se reportó el decomiso de 179 kilos de base de cocaína y 2,037 kilos de clorhidrato de cocaína.

Asimismo, se incautaron 1,045 kilogramos de pseudoefedrina.

En cuanto a bienes muebles se aseguraron 130 carros y decomisaron 44 automotores.

Otras confiscaciones consistieron en 6 lanchas, 7 cuatrimotos, 2 motos acuáticas y 1 aeronave.

Al menos 44 propiedades, entre casas, haciendas y mansiones también fueron aseguradas mediante proceso de la Ley de Privación de Dominio de Bienes de Origen Ilícito.

La DLCN capturó a 34 personas en operativos antidrogas, de las que 30 son hondureños y el resto de diferentes nacionalidades.

El año pasado las autoridades de la Fuerza Aérea de Honduras hablaron de la posibilidad de crear una zona de exclusión aérea en regiones utilizadas por los narcotraficantes para descargar droga.

Esta medida solo fue una simple propuesta que quedó en el olvido, así como una legislación que autorizaría del derribo de narcoavionetas.

+ El narcotráfico cambia su ruta para introducir drogas a Honduras

Ver más noticias de Al Frente

( )
Edición Impresa      2014-10-24 00:27:48

Cárcel de por vida a quien atente contra altos funcionarios

ver la edición en pdf