Belleza hondureña
16 de Septiembre de 2012

Honduras: Las diosas de las fiestas patrias en imágenes

01:15PM  -  Alejandra Canales  

Las palillonas iluminaron con su belleza y carisma el bulevar Suyapa y la pista olímpica del estadio Nacional. Sus cadenciosos movimientos, al ritmo de la música de banda, fueron la atracción del desfile

Con diminutos corsettes engalanados con detalles y los colores insignes de nuestro pabellón nacional, finos textiles que moldeaban a la perfección su escultural figura, sin importar la altura del tacón de su calzado y el calor que arropó la mañana, las palillonas iluminaron con su encanto los desfiles patrios 2012.

Y es que junto a las bandas de guerra, las bastoneras se han convertido en el alma del desfile y la representación de la belleza femenina catracha.

Casi al filo de las 9:00 de la mañana, las primeras beldades en ingresar a la pista olímpica del estadio Tiburcio Carías Andino, luego de un largo recorrido por el bulevar Suyapa, fueron las estudiantes del instituto Senderos de Luz.

Desde el inicio, este grupo de jovencitas se adueñaron de los aplausos y la admiración del público, y fieles a la tradición se llevaron a la pista al presidente Porfirio Lobo para contagiarlo con sus cadenciosos movimientos de punta y otras ejecuciones de la banda de guerra de su colegio.

Minutos después, las siguientes en brillar fueron las palilonas del instituto Santa Mónica, que para este año cubrieron sus juveniles siluetas con un atuendo en color azul bandera con sobrios detalles en blanco que resaltaban sus atributos femeninos.

Al calor de abundantes piropos, silbidos y simpáticas frases que hacían honor a su belleza, las jovencitas del instituto Jarimer hicieron su ingreso a la pista y como todas unas embajadoras del civismo hondureño rindieron el tradicional saludo a las autoridades locales y demás invitados especiales ahí presentes, mientras el público se deleitaba fotografiando sus sincronizados movimientos.

Las más aplaudidas

Arrancando más de un suspiro y desatando una furia de aplausos entre la concurrencia, el ramillete de chicas del instituto Renacimiento también formó parte del lucido espectáculo impregnando de brillo y glamour el estadio nacional con un hermoso traje en color plateado y azul.

Su cabello cuidadosamente recogido, con un moño sujetado de una frondosa estrella en color azul, despertó la admiración de los presentes.

Posteriormente y honrando su característico uniforme estilo marinero, las guapas estudiantes del instituto Alpha vistieron un entallado traje en color azul marino y blanco acompañado de una cola y boina del mismo tono.

Su participación contagió de nostalgia a la primera dama Rosa Elena de Lobo, quien también formó parte de la comunidad de alumnas de esta institución.

A lo largo del recorrido, las jovencitas realizaban toda clase de acrobacias y contagiosos movimientos al son de ritmos folclóricos y populares que tocaban las bandas de guerra de sus institutos.

La jornada fue extenuante. El desfile duró casi 12 horas, pero las diosas, las reinas del desfile, no borraron su sonrisa hasta que presentaron su espectáculo ante las autoridades dentro del estadio Nacional.

Ver más noticias de Al Frente

( )