Inseguridad
14 de Junio de 2012

Atlántida, Cortés y Copán, los departamentos más violentos de Honduras

12:07PM  -  Redaccion  

Para combatir el delito, en especial los homicidios, las autoridades policiales implementarán estrategias encaminadas a prevenir las acciones delincuenciales en contra de la población en los diferentes departamentos de Honduras.

TOPSHOTS
A bullet is seen next to the corpse of a woman who was suffocated with adhesive tape to the mouth and nose and which at first sight appeared to have no gunshot wounds, in Tegucigalpa, on June 13, 2012. Tegucigalpa, along with the northern city of San Pedro Sula -- known as the Crime Capital -- are two of the world's most violent cities.   AFP PHOTO/Orlando SIERRA
TOPSHOTS A bullet is seen next to the corpse of a woman who was suffocated with adhesive tape to the mouth and nose and which at first sight appeared to have no gunshot wounds, in Tegucigalpa, on June 13, 2012. Tegucigalpa, along with the northern city of San Pedro Sula -- known as the Crime Capital -- are two of the world's most violent cities. AFP PHOTO/Orlando SIERRA

La violencia que como un látigo revestido de luto azota a los hondureños parece estar generalizada. Sin embargo, son cinco los departamentos que más sangran debido a la imparable criminalidad.

Según el recuento de la tasa de homicidios de la Policía Nacional y que abarca los primeros cinco meses del año, es decir de enero a mayo de 2012, los departamentos de Atlántida, Cortés, Copán, Ocotepeque y Yoro son los que concentran la mayor tasa parcial de homicidios.

El informe de la Secretaría de Seguridad, al que tuvo acceso EL HERALDO, establece que entre enero y mayo de 2012 en Atlántida hubo 228 muertes que en relación a los 421,023 habitantes lo posicionan con una tasa de 54.15, es decir, el departamento con la mayor tasa de homicidios del país.

El segundo puesto lo ocupa Cortés, que con un número de 1,650,370 habitantes y 803 muertes tiene una tasa de homicidios de 48.96.

Los de menor tasa

Entre los departamentos donde se contabiliza la menor cantidad de víctimas mortales a causa de la criminalidad se encuentran los departamentos de Gracias a Dios e Islas de la Bahía.

En los primeros cinco meses de 2011, en Gracias a Dios solo se registró el deceso de seis personas, mientras que en estos primeros cinco meses del año solo se reportan dos decesos violentos que, cotejados con los 93,441 habitantes, le significó una tasa de 2.14, la más baja de los 18 departamentos.

Este dato llama poderosamente la atención sobre todo porque de nadie es desconocido cómo este departamento se ha vuelto presa de la narcoactividad con el tema de las embarcaciones y las aeronaves que llegan a ese territorio.

En tanto, los 13 fallecimientos que hubo en Valle y comparados con los 176,269 habitantes, lo posicionan como el segundo departamento con la tasa parcial menos significativa, con un 7.38.

Preocupación

Las cifras de muertes violentas, que son elevadas a pesar de las acciones conjuntas que se realizan entre los miembros de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas con la denominada “Operación Relámpago”, que abarca las principales ciudades del país, son muestra de preocupación para las autoridades. Los registros oficiales establecen que en los primeros cinco meses de 2011 el promedio mensual de homicidios fue de 603.

Mientras tanto, en el mismo período de 2012 fue de 563.8. En el caso el promedio diario para 2011 fue de 20.1 homicidios, en el 2012 bajó a 18.8.

El director de la Policía Nacional, Juan Carlos “El Tigre” Bonilla Valladares, explicó que para bajar los índices de violencia y en especial los homicidios, “se van a implementar nuevas estrategias”.

“El objetivo es prevenir que se presenten actos delictivos que terminan con la muerte de las personas y es por eso que los nuevos jefes de la Policía que se han nombrado tanto en las metropolitanas como en las departamentales, tienen instrucciones precisas de realizar operativos con la mayor cantidad de elementos y estar de forma permanente al servicio de la comunidad, que es a la que nos debemos”, reiteró Bonilla Valladares.

El alto oficial recordó que en los primeros cinco meses de este año se registró un promedio aproximado de 540 muertes violentas y “eso hay que tomarlo como referencia para el trabajo que vamos a realizar en nuestra gestión al frente de la Policía Nacional a partir de este momento hacia adelante” .

“El objetivo es reducir las muertes y eso lo vamos a hacer a través de las acertadas acciones que se hagan en cada una de las jefaturas departamentales, por lo que eso lo vamos a medir con resultados porque no se puede hacer de otra manera”, reiteró “El Tigre” Bonilla.

Mayor incidencia

Los oficiales que ocupan cargos de dirección en la Policía Nacional están conscientes de que los lugares con mayor incidencia de homicidios son el sector norte y en especial el departamento de Cortés, al igual que los departamentos de Copán y Francisco Morazán y de forma específica el Distrito Central.

En estos lugares es donde se van a focalizar las diferentes acciones y contrarrestar la delincuencia, no solo los homicidios, sino que las diferentes modalidades de la delincuencia.

Para realizar las acciones que lleven al combate de la criminalidad es que se ha seleccionado a oficiales jóvenes a quienes “hay que darle la responsabilidad” para que hagan bien su trabajo en cada una de las jefaturas departamentales y con ello bajar la incidencia delictiva que ha crecido en los últimos años.

“Ya lo hemos dicho en reiteradas ocasiones, lo que se pretende con las nuevas asignaciones es que se den respuestas y proteger a la sociedad en los diferentes departamentos o regiones que se encuentren”, reiteró Juan Carlos Bonilla.

Sin embargo, considera que para desarrollar bien dichas labores, se debe contar con el apoyo de la sociedad en general, porque no se puede hacer nada solo con las autoridades policiales.

Rutas críticas

Por su parte el comisionado Alex Villanueva, director de la Policía Preventiva, considera que al conocer cuáles son los lugares donde existe la mayor incidencia delictiva que deja como resultado más de 500 homicidios al mes, lo primero que se debe hacer es trazar “una ruta crítica” para desarrollar el trabajo de prevención.“Se le debe devolver la confianza a la ciudadanía para que puedan denunciar.

Las estadísticas que se manejan es que la población no está denunciando y necesitamos recuperar esa confianza”, recomendó Villanueva.

Considera que las denuncias que hagan los miembros de la sociedad permitirán reducir no solo las estadísticas de muertes violentas, sino las modalidades delictivas en las distintas áreas.

“Para combatir la delincuencia nos debemos sentar y hacer un diagnóstico por zonas y trabajar en esa dirección”, dijo.

El comisionado Alex Villanueva explicó que hay regiones en donde se identifican ciertas modalidades delictivas y “es hacia allí donde vamos a trabajar”.

De entrada, hay que desarrollar un diagnóstico y trabajar en la planificación y en la ejecución, pero para eso se debe desarrollar una supervisión, porque no seremos de escritorio, sino que estaremos in situ en cada uno de los lugares, prosiguió el jefe de la Policía Preventiva.

También reconoce que para desarrollar el trabajo que se pretende, existen limitantes.

Entre ellas es la parte tecnológica, al igual que equipo y vehículos, pero que eso se va a compensar con “un mayor compromiso de los policías en el campo de las acciones”.

“A partir de ahora se verá una mayor presencia de policías a pesar de que se ha reducido el recurso humano y habrá una disposición diferente en cada una de las escenas”, aseguró Villanueva. Recordó que ha hablado con los nuevos oficiales que tendrán el mando en las direcciones y jefaturas por lo que la orden del día es “trabajo y más trabajo y cero escritorios”.

Ver más noticias de Al Frente

( )
Edición Impresa      2014-10-30 22:54:15

Térmicos venden más caro a ENEE y compran barato para sus casas

ver la edición en pdf