Deducciones a maestros durante diez meses
15 de Marzo de 2012

Hacen negocio con deducciones de los colegios magisteriales en Honduras

10:57AM  -  Redaccion  

Secretaría de Educación no autorizó que las deducciones salieran a través de la banca privada, pero sí permitió que se realizaran a través de una “empresa” que ahora también funciona como cooperativa + Comisiones sostienen la empresa

Más de 15 millones de lempiras ha recibido la empresa de servicios múltiples Comunidad Cristiana, en los últimos diez meses, solo por las comisiones que le han pagado los colegios magisteriales por tramitarle en el gobierno las deducciones de los maestros.

El 21 de marzo de 2011 el presidente Porfirio Lobo ordenó a la Secretaría de Educación no realizar las deducciones para los colegios magisteriales, que se hacían mensualmente en el pago del salario a los maestros.


“La secretaría de Educación ya no hará deducciones a los maestros porque no es una obligación del Estado, por lo que los maestros de ahora en adelante irán a pagar voluntariamente sus cuotas por concepto de afiliación y préstamos personales a cada colegio magisterial”, dijo en aquel entonces Alejandro Ventura, ahora exministro de Educación.

Explicó que las únicas deducciones que haría el gobierno a unos 69 mil maestros serían las obligatorias, como las correspondientes al Inprema, al sistema bancario nacional y cooperativas. Incluso, como el Colegio de Profesores de Educación Media de Honduras (Copemh) buscó sacar las deducciones a través de la banca privada, la Secretaría de Educación advirtió que esa pretensión era ilegal.

Incumplimiento

Sin embargo, el mandato del presidente se cumplió nada más durante dos meses -marzo y abril del 2011-, posteriormente, en mayo, la Secretaría de Finanzas comenzó a retener las deducciones, nada más que no salieron a nombre de los colegios sino a nombre de una organización denominada Social de Desarrollo Comunidad Cristiana, cuyo presidente es el señor Noé Glorimiro ávila Moreno, actualmente empleado del Colegio Profesional Unión Magisterial de Honduras (Coprumh).

En la Secretaría de Finanzas se conoció que a pesar de que tenían la prohibición de realizar las deducciones, estas se reiniciaron por orden de las autoridades de Escalafón, pero ya no salían a nombre de cada colegio, sino a nombre de la organización Social de Desarrollo Comunidad Cristiana.

En los estados de cuenta que la Subgerencia de Recursos Humanos Docentes (antes Escalafón) provee a los maestros constan las deducciones a nombre de esta organización social de desarrollo que cobra mensualmente a los colegios magisteriales entre el 5 y el 6 por ciento por concepto de pago de comisión. Solo el 2 de diciembre recién pasado, el Primer Colegio Profesional Hondureño de Maestros (Pricphma) le pagó a esta organización privada 638,246.10 lempiras únicamente por la comisión de noviembre.

La comisión que también mensualmente le paga el Colegio Profesional Superación Magisterial Hondureño (Colprosumah) supera los 900 mil lempiras y la del Coprumh es superior a los 310,000 lempiras, según dirigentes de estos colegios que tienen conocimiento de las transacciones.

Una certificación mostrada por ávila Moreno, que le fue extendida por la Secretaría de Industria y Comercio, establece que la organización Social de Desarrollo Comunidad Cristiana, se trata de una empresa y así lo dice la certificación presentada: “Empresa de Servicios Múltiples Comunidad Cristiana” creada en 2008.

Por las comisiones cobradas al Colprosumah, Pricphma, Sinprodoh (Sindicato Profesional de Docentes Hondureños), Coprumh (Colegio Profesional Unión Magisterial de Honduras) y Colpedagogosh (Colegio de Pedagogos de Honduras), en los últimos 10 meses esta empresa ha logrado obtener en comisiones por más de 15 millones de lempiras.

Cabe destacar que cuando la empresa de servicios múltiples Comunidad Cristiana suscribió el contrato con las organizaciones magisteriales fungían como presidentes Joel Almendárez por el Colpedagogosh, Bertín Alfaro por el Sinprodoh, Armando Gómez por el Pricphma, Edwin Oliva por el Colprosumah y Edgardo Casaña por el Coprumh.

Negocio

Sin embargo, en la actualidad esta empresa, que no está inscrita en el Registro Mercantil, opera también como una cooperativa de préstamo, pero su actividad tampoco está registrada en el sistema cooperativo del país.

Sin embargo, las comisiones que recibe por lograr que la Secretaría de Finanzas retenga y traspase las aportaciones de los colegios magisteriales sirven para prestar -al cinco por ciento de interés mensual- a los mismos profesores.

La única entidad magisterial que no trató con esta organización fue el Copemh. Su presidente Jaime Rodríguez relató que durante un mes ellos sacaron las aportaciones a través del Banco de los Trabajadores, que les cobraba 5 lempiras por la aportación de cada afiliado, por lo que el Copemh solo pagaba 60,000 lempiras.

Pero luego el entonces ministro Alejandro Ventura ordenó que se detuviera esa actividad por parte del Banco de los Trabajadores. Ante tal situación, el Copemh comenzó a buscar otras alternativas; “para sorpresa nuestra llegó al Copemh un señor que se llama Noé ávila, que es el representante de una asociación cristiana de desarrollo, o algo parecido, a decirme que ellos sí podían hacer esa deducción, pero que él, a diferencia del Banco de los Trabajadores, que nos cobraba 5 lempiras por cada afiliado... ellos cobraban el seis por ciento del monto total. El banco nos cobraba aproximadamente 60 mil lempiras mensuales, pero esa cooperativa nos estaba cobrando 540,000 lempiras”.

“Cuando le preguntamos a don Noé por qué tan alto, porque nos parecía que era algo descabellado, él nos manifestó que la mitad de ese dinero se queda en sobornos en Escalafón y en Finanzas y de la otra mitad él tenía que pagar un empleado y lo que sobrara era una parte para mí y otra para él”.

“A mí me tocaban de 120,000 a 125,000 lempiras mensuales sin ningún tipo de recibo, control o algo, sino que era dinero en efectivo. En ningún momento creemos nosotros que el dinero de Copemh debe ser utilizado para bolsillos particulares o para enriquecer al presidente o a ningún otro afiliado”.

Esto ya fue denunciado ante las autoridades centrales del gobierno, si no han hecho nada es porque no han querido o porque aquí prevalece la impunidad. Rodríguez sostuvo que sus aseveraciones las sostiene públicamente y las mantendrá ante los tribunales en caso de un llamado.

Reinicio

Finanzas reinició la ejecución de las deducciones en mayo de 2011. Según funcionarios de esa secretaría, Finanzas solo cumplió con lo que le mandó Escalafón (hoy Subgerencia de Recursos Humanos Docentes). En mayo, cuando se reiniciaron las deducciones, la subgerente de recursos humanos Docentes era Miriam Ochoa.

Según Ochoa, cuando llegó a la subgerencia, el 15 de febrero de 2010, “la cooperativa (Empresa de Servicios Múltiples Comunidad Cristiana) ya tenía el trámite hecho, en el gobierno anterior ya le habían dado todo el trámite, en Escalafón ya tenía el autorización”. Además “yo no podía detener los procesos que ya estaban, como funcionaria lo que tenía que hacer era seguir”.

Recordó que en marzo de 2011 recibió un oficio del entonces ministro de educación, Alejandro Ventura, donde se le ordenaba no recibir los discos compactos (CD) para tramitar las deducciones de los colegios magisteriales, lo cual ella considera fue ilegal porque el Estatuto del Docente establece que la Secretaría de Educación debe realizar esas retenciones.

“El señor ministro ahí erró, no sé, por órdenes del señor Presidente de no hacer las deducciones, pero es algo ilegal lo que hizo él al mandar ese oficio”.

¿Entonces era ilegal la orden del presidente Porfirio Lobo?, se le consultó. “sí, porque la ley ya lo establecía, que es el Estado por medio de la Secretaría de Educación el que tiene que hacerle las deducciones a los colegios magisteriales”, contestó.

Si había una orden de no hacer las deducciones a los colegios magisteriales, entonces ¿por qué se ordenó hacerlas a nombre de la Empresa Servicios Múltiples Comunidad Cristiana? a lo que Ochoa respondió: “en el oficio se ordenaba que no le recibiera los cd a los colegios magisteriales y no decía a otra organización”, por lo cual se le recibieron los cd a esa asociación, ya que tenía su pin dado por la Secretaría de Finanzas, respondió.

Recordó que durante un mes una parte de las deducciones a los maestros salieron a nombre del Banco de los Trabajadores y por eso la sacaron de la subgerencia el 27 de junio de 2010.

“Me dijo el señor ministro que era por orden del señor Presidente porque yo había permitido las deducciones de los colegios magisteriales por medio del Banco de los Trabajadores, algo que yo no sabía si era de los colegios magisteriales, porque los cd no los puedo ver antes, sino hasta que ya se aplican las deducciones uno lo puede ver en el sistema, yo no puedo adivinar si algo iba de los colegios magisteriales porque estaba a nombre del Banco de los Trabajadores”.

Ver más noticias de Al Frente

( )
Edición Impresa      2014-12-17 22:12:07

Fin a la guerra fría entre EEUU y Cuba

ver la edición en pdf