Perdidos en el poder
Sábado 22 de diciembre de 2012

“Biberón” y “El Sisimite”, la misma “Melcocha”

05:06 pm  - Octavio Carvajal 

Los de ayer son los mismos que hoy roban, matan y mienten. Decían repudiar al ladrón y ahora son la misma “Melcocha”. El fraude y lo trasnochado no son más que inventos.

El fraude y lo trasnochado no son más que inventos.
El fraude y lo trasnochado no son más que inventos. (Sergio Chiuz)
Tegucigalpa,

Honduras

Cuando el mostrenco nos mortificó durante casi cuatro años, “El Sisimite”, en plena llanura lo acusaba de nefasto, maquiavélico y bayunco por violar la Constitución, que ahora en su codicia por el poder la toma de mundana con rabieta de palurdo creyendo pazguato al pueblo hondureño.

Parece mentira que hace menos de cuatro años, en tiempos del “caballo”, “El fogonero” llegó ilegal al Congreso Nacional, pues su cuñada, por ser magistrada, le impedía optar a ser “padre de la patria”.

Hoy, con todo el dinero del pueblo, “El Trinquetero” compra a quien sea y lo que sea. Alimentar su borracho ego nos costó un ojo de la cara. El hombre dice que “ganó” la candidatura oficialista en un proceso viciado.

Muchos se preguntan hacia dónde nos lleva este porfiado muchacho apoyado por “biberón” y bendecido casi todos los días por el familiar político de “mi papaíto” que se resiste a creer en la traición por temor a decir “me duele”.

El que se fue nomás era bribón de “cuatreros”. “El Lámpara”, de la mano del “Cambio Ya”, demuestra que violar la Carta Magna, cerrar un medio de comunicación o callarle para siempre la boca a un periodista será tan fácil como “volarle la cabeza” a cuatro magistrados.

Y nadie brinca. Los de ayer, son los mismos que hoy roban, matan y mienten. Decían repudiar al ladrón y ahora son la misma “Melcocha”.

El fraude y lo trasnochado no es más que invento. Juntos tienen una orgía constitucional.

OFICIALISTA. Lo fuerte que dice ser el candidato del gobierno, es simple cubo de hielo en pleno desierto. Cuando alguien sin escrúpulos violenta todo tipo de ley, quita y pone, demuestra su debilidad en el armario.

El querido del Presidente está claro que su objetado “triunfo” con toda una maquinaria de “billete”, lo hace ver muy rompedero y desgastado para noviembre de 2013. Quien no sea su “chupamedias” al carajo. Jetear al pueblo es lo de menos.

Todavía no hemos salido de la crisis política, el descrédito y la deuda impagable en que nos dejó el gorrino libre y sin cárcel y, hoy tenemos a un silencioso con cara de yo no fui, hundiéndonos por su lío interno de ser Presidente por las malas o por las malas.

Tras “ejecutar a los magistrados”, los militares llegaron en manada, como siempre obedientes y no deliberantes para garantizarle al comandante general que su cabeza está firme, aunque la de 8 millones de hondureños esté a merced de los delincuentes.

Los llama, los sienta como niños de kínder y le juran por la patria que buscarán la armonía que él mismo rompió junto al impoluto presidente del hemiciclo que ni duerme soñando con el sillón presidencial.

El “malcriado” alega que tiene videos y grabaciones que compromete a los exmagistrados, pero no los presenta ante la inútil fiscalía para que los meta presos, si son vencidos en juicio. Hechor y consentidor tienen la misma paga.

El “bolito” sin corte, niega ser parte del madrugón y supersónicamente sale catrín en cadena de radio y televisión casi de la mano con los nuevos “golpistas”.

Un dirigente del Consejo Central Ejecutivo del Partido Liberal señaló a El Heraldo Digital que “El Lámpara” Hernández, hizo danzar millones de lempiras para poner sus piezas en la Sala de lo Constitucional.

En cambio, “El Biónico” nunca escuchó la canción “Súmate cachureco”. Felicitó al insaciable “Tortillero” quien, según recordó, le regaló veinte lempiras siendo niño, dejando entrever que desde pequeño le daba por callejear para comprar conciencias.

Es como no tenerle miedo a “la sucia” a pesar del mayúsculo cadejo en que nos tiene con su particular y embotado apetito por la presidencia de la República. Quien se oponga al maligno opresor, morirá.

Han caído imperios, reyes, dictadores, genocidas y acá pinches y malos gobernantes, llenos de odio y de rencor, pero fríos en el robo y calculadores en el fraude.

“El Señor está pendiente de la conducta del hombre; no pierde de vista ninguno de sus pasos. Al malvado lo atrapa su propia maldad; su propio pecado lo sujeta como un lazo. Su indisciplina lo llevará a la muerte; su gran necedad, a la perdición; la justicia libera a los hombres rectos, pero la codicia aprisiona a los traidores”, Proverbios 5:21,22, 23 y 11:6.

Ver más noticias de Crímenes

Edición Impresa      20/04/2014

¡ÚLTIMO CHAPUZÓN!

ver la edición en pdf