Zarpazo al estado de derecho
12 de Diciembre de 2012

Congreso de Honduras asesta golpe técnico a la CSJ

02:19PM  -  Redaccion  

Diputado de Unificación Democrática y miembro de la comisión que investigó la conducta de los magistrados, Marvin Ponce, revela que tras el golpe técnico está el interés político del presidente del CN, Juan Orlando Hernández. + Ver fotogalería

El Congreso Nacional de Honduras aprobó esta madrugada la destitución de cuatro de los cinco magistrados de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, en una acción que fue calificada de ilegal y atentatoria contra el estado de derecho.

La determinación habría contado con la venia del presidente de Honduras, Porfirio Lobo, quien según trascendió extraoficialmente se reunió con el titular del Congreso Nacional, Juan Orlando Hernández, y los miembros de la Junta de Comandantes, antes que la moción fuera presentado al plenario legislativo.

Los magistrados separados por el CN, presidido por Juan Orlando Hernández, quien arribó al pleno de la Cámara Legislativa a eso de la 1:30 de esta madrugada, son José Francisco Ruiz Gaekel, Rosalinda Cruz Sequeira, Gustavo Enrique Bustillo Palma y Antonio Gutiérrez Navas, los que fueron propuestos por el Partido Liberal, diputados que con posiciones en contra de la decisión alegaron que el Congreso Nacional no tiene la facultad de destituir a magistrados de la CSJ y las causales que se esgrimieron no son válidas y atentatorias a la separación de poderes.

La acción calificada de “aberrante” por parte de diputados de oposición fue antecedida de un intenso cabildeo del presidente del Congreso, Juan Hernández, con diputados nacionalistas, entre propietarios y suplentes, de la UD, de la Democracia Cristiana, y hasta de diputados liberales.

Los diputados nacionalistas Antonio Rivera Callejas, Daniel Flores y Mario Barahona se manifestaron en contra. Rivera Callejas cuestionó que en menos de 24 horas se elaboró un informe para tomar esta decisión que no está apegada a derecho. Subrayó que “los diputados no tenemos la facultad de destituir a los magistrados de la Corte”.

La destitución se discutió a escasas horas de que el pleno de la Corte Suprema de Justicia resuelva sobre la inconstitucionalidad del decreto 89-2012, declarado ilegal por el voto de los cuatro magistrados destituidos.

En total, 110 diputados habrían firmaron la moción, según el diputado Jefrey Flores, de la bancada nacionalista.

Mientras el presidente de la bancada liberal, José Alfredo Saavedra, afirmó que la determinación tiene el "único proósito de amedrentar a otro poder de Estado como lo es el Poder Judicial. No tienen estas atribuciones el Congreso Nacional de aprobar o improbar las sentencias emitidas por la Corte Suprema de Justicia".

Mientras unos trabajamos, otros conspiran

El presidente del Congreso Nacional, Juan Orlando Hernández, inició la sesión a la 1:35 de la madrugada y de inmediato pasó a tocar el tema de la destitución de los magistrados.

Indicó que el pueblo hondureño debe ver la sesión como una defensa a la población que clama seguridad.

"Es una decisión dificil porque el país paso hace algunos años por una gran controversia, pero la seguridad es la preocuipación principal del pueblo hondureño. Es preocupante lo que hemos detectado, es prácticamente una conspiración y estamos obligados a debatir este tema", dijo

Añadió que "no es posible que siga esta ola delicuencial, mientras unos trabajamos otros conspiran, afirmó sin detallar en qué consiste dicha conspiración".

"Reconozco y ustedes reconocen que la gran cantidad de policías son buenos. Tenemos que trabajar de la mano de estos policías buenos que no le tienen temor a las pruebas de confianza. Tenemos que seguir profundizando hasta encontrar a los responsables de esta conspiración. En mi conciencia hay paz y tranquilidad porque estoy consciente que el pueblo quiere volver a vivir en paz. Me sorprende los alcances de estos cuatro magistrados", acotó.

Tensión

El Congreso se cubrió anoche y la madrugada de este miércoles de un mar de incertidumbre, tensión y zozobra durante largas horas, mientras en los corridos del Palacio Legislativo se especulaba de todo.

La tensión se volvió más profunda cuando en forma repentina las inmediaciones del edificio del Legislativo fueron militarizadas, así como los edificios de la Corte Suprema de Justicia y de la Casa Presidencial.

En el interior del Congreso, en uno de los salones, se mantuvieron reunidos en privado por varias horas los miembros de la bancada del Partido Nacional, de donde se generaban rumores de enfrentamientos verbales entre el presidente del Congreso, Juan Hernández, y el diputado Oswaldo Ramos Soto, quien ya vivió un mal precedente cuando fue destituido como presidente de la Corte Suprema de Justicia en 1991.

Sobre la actuación histórica del CN, el mismo presidente del Legislativo ha reiterado en público que así como se destituyó a Ramos Soto, al fiscal general Ovidio Navarro, al procurador Leonardo Matute y al expresidente Manuel Zelaya, puede despedir a magistrados de la CSJ.

Los hechos están enmarcados en la
decisión del Congreso de aprobar, la noche del lunes, la creación de una comisión para investigar la conducta administrativa de los magistrados de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, por haber declarado inconstitucional el decreto 89-2012 para la depuración de la Policía.

Ponce revela interés político de JOH en golpe a Corte

Por su parte, el vicepresidente del CN, Marvin Ponce confirmó en el receso de la sesión que "el punto de partida es la destitución de los magistrados que no han cumplido con su trabajo".

"Está conociéndose el informe de la conducta de los magistrados de la Corte, que conduzca a la aprobación o improbación del pleno", dijo al noticiero TN5.

La decisión, según Ponce, obedece a una inminente crisis política a raíz de las recién pasadas elecciones internas que se celebraron en Honduras, aunado a la declaración de inconstitucionalidad del decreto de depuración policial.

El diputado de la UD aseguró que existen "conflictos al más alto nivel" y dio a entender que los cargos vacantes en la CSJ serán repartidos entre "Yani (Rosenthal del partido Liberal) y el partido Nacional".

"Está en juego el tema de las elecciones que acaban de pasar, grupos de poder que quieren mover piezas para parar este proceso", añadió, al tiempo que explicó que de acuerdo a la cúpula oficialista, de no separar a los magistrados, peligraría la candidatura de Juan Orlando Hernández.

La separación de los magistrados se registraría a pocas horas de que el ex precandidato Ricardo Álvarez anunciara que presentará un recurso ante la Corte Suprema
para que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) realice el conteo voto por voto.

De acuerdo a la Constitución de Honduras, los magistrados del Poder Judicial deberán permanecer en su cargo por un período de siete años, pudiendo ser reelectos y solo podrán ser separados por muerte, incapacidad o sustitición por causa legal.

Ver más noticias de Al Frente

+   Noticias relacionadas con Congreso de Honduras asesta golpe técnico a la CSJ
( )
Edición Impresa      2014-12-19 22:06:53

Salario en la maquila aumentará 6.5% en 2015

ver la edición en pdf