Tegucigalpa, Honduras

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos reveló este lunes un informe en el que destaca que entre 2014 y 2015 se han registrado 51 hechos atentatorios a la libertad de prensa.

La revelación se hizo en el marco del Día Mundial de la Libertad de Prensa.

El informe, que fue avalado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), registra en este período la muerte violenta de al menos 14 personas vinculadas a los medios de comunicación.

Los hechos

Según el informe, presentado ayer en Tegucigalpa, de estos 51 hechos, siete fueron amenazas, dos atentados, tres agresiones, un rapto, dos asaltos y tres casos de persecución contra comunicadores.

A esto se suma el cierre de un programa radial y la confiscación de un medio de comunicación.

El documento también muestra que en ese período hubo dos casos de decomiso de equipo, cuatro sentencias condenatorias, dos sentencias absolutorias, tres audiencias de conciliación y cuatro limitaciones a la libertad de expresión.

También la condena contra un periodista, la querella contra un director de noticias (Julio Ernesto Alvarado).

Las muertes

Los registros del Conadeh establecen que de las 14 personas víctimas mortales, siete laboraban en radio, cuatro en televisión, dos eran propietarios de canales de televisión y uno que combinaba su labor como productor de televisión y locutor de radio.

Cabe destacar que las 14 víctimas eran hombres y de estos, 13 murieron por ataques con armas de fuego y uno con arma blanca.

De acuerdo al informe, solo en cuatro casos las autoridades encargadas de la seguridad en el país capturaron a los supuestos responsables.

No obstante, algunos fueron dejados en libertad horas después.

Zonas geográficas

Los incidentes se reportaron en nueve departamentos del país.

Tres murieron violentamente en Yoro, dos en Olancho y tres en Francisco Morazán.

Copán, El Paraíso, Cortés, Comayagua, Islas de la Bahía y Lempira reportaron un muerto cada uno.

En el evento se hizo la petición a los entes de seguridad para que adopten medidas preventivas efectivas a fin de garantizar la vida y la integridad física de los periodistas y comunicadores sociales.

Al analizar la situación jurídica de los 51 casos de violación a la libertad de prensa, el 94 por ciento está en la impunidad.