Homenaje
Jueves 24 de enero de 2013

Damas forjadoras de valores en la mujer hondureña

11:28 pm  - Alejandra Canales 

Con su valioso aporte a la sociedad, estas damas edifican la dignidad de las féminas en nuestro país.

Tegucigalpa,

Honduras

Quizás entre estas damas no figura ninguna actriz, modelo, esposa de un presidente, princesa, lideresa política ni mucho menos alguna que haya recibido la causa de canonización.

Sin embargo, su valioso aporte a la sociedad, específicamente en su intensa lucha por defender causas a favor de la mujer hondureña, hace que sobre ellas pese una corona que indudablemente las convierte en unas verdaderas soberanas.

Como un tributo al importante papel que desempeñan las féminas en nuestro país, en el marco de la conmemoración del Día de la Mujer Hondureña, nuestra portada de hoy exalta la labor de Rosario Córdova, Patricia Arias, Emma Mejía y María Virginia Díaz, cuatro damas que a través de la institución, programa o proyecto a su cargo apoyan el crecimiento y desarrollo de la mujer en todos los ámbitos.

Decididas a fomentar la creación de distintos espacios y plataformas para que la mujer goce del ejercicio pleno de sus derechos en nuestro país, de manera incansable con sus iniciativas se han propuesto edificar una verdadera cultura de valores y dignidad en la vida de muchas mujeres que por distintas razones aún viven en condiciones de desigualdad, discriminación, subordinación y opresión en todos los niveles.

Promover el arte femenino, autoestima y violencia doméstica son las áreas de mayor enfoque en el trabajo que realizan nuestras entrevistadas.

Emma Guadalupe Mejía: una luz que enciende esperanza

Dentro del campo de género, doña Emma Guadalupe Mejía Sabonge es la directora institucional de ADP y ha trabajado de una manera integral, siendo la fundadora de la primera Casa Refugio en Honduras (1993-2006), un recinto para mujeres e hijas/os víctimas de violencia doméstica, y además creó un Hogar de Orientación Materno Infantil a Adolescentes Embarazadas (2000-2003).

Su lucha ha sido una de las mayores fortalezas con las que cuentan muchas mujeres en el país, ya que a lo largo de sus 23 años de trayectoria a través del programa Acción para el Desarrollo Poblacional orienta sus esfuerzos hacia la prevención, atención y erradicación de la violencia por razones de género.

A su criterio, en Honduras se necesitan espacios de comprensión y apoyo sobre el tema de autoestima para que las mujeres se sientan capaces de dirigir y manejar su propia vida. Hoy por hoy, el legado de esta dama quedará grabado en el corazón de muchas féminas que forman parte de uno de sus mayores proyectos: La Luciérnaga, una microempresa de fabricación develas artesanales que fue impulsada por A.D.P. 1999 para mujeres víctimas de violencia y abusos por su condiciones de género.

María Virginia Díaz: impulsando permanentemente la participación ciudadana y política de la mujer

María Virginia Díaz, coordinadora de proyecto del CEM, se dedica a trabajar en bienestar de la mujer hondureña desde hace 7 años, cuando llegó al Centro de Estudios de la Mujer en Honduras, postulándose con una investigación sobre el tema de mujer y VIH.

Actualmente es la coordinadora de proyectos del centro de CEM, una institución sin fines de lucro con más de veinte y cinco años de reconocida trayectoria política, que lucha por una sociedad inclusiva, sin violencia, en la defensa y promoción de los derechos humanos de las mujeres, fomentando la participación ciudadana y política de las féminas en todos los ámbitos, con equidad de género y justicia social.

Desde hace ocho años, esta entidad realiza trabajos con las mujeres privadas de libertad, planificando acciones de promoción y defensa de sus derechos humanos, con el fin de mejorar la calidad de vida, potenciar los liderazgos femeninos para la defensa se sus derechos, asesoramiento jurídico-legal a las internas y acciones dirigidas a mejorar las condiciones de salud de las mujeres en condición de reclusas de la Penitenciaría Nacional Femenina de Adaptación Social (PNFAS).

Hace un año se inició un trabajo con las internas del centro penal del municipio de La Paz, La Paz, donde se logró realizar una feria de salud para brindar una atención integral, segura y gratuita a las 19 mujeres internas del centro penal y a las féminas de las diferentes comunidades aledañas. En esta obra se contó con el apoyo de la Embajada de Holanda, One World Actiony, la colaboración de mujeres líderes locales y la ayuda del personal médico de esta región.

A través de los distintos proyectos e iniciativas que promueve el CEM, María Virginia Díaz, Suyapa Martínez, directora de esta institución, y el resto de miembros que apoyan sus causas se logra uno de sus propósitos fundamentales, que es contribuir a eliminar todas las formas de discriminación contra la mujer hondureña, trabajar para mejorar su condición y lograr una inclusión legítima dentro de la sociedad actual.

Rosario Elena Córdova: una dama dedicada a apoyar el arte femenino

La labor de doña Rosario Córdova, directora ejecutiva del IHCI, en su gestión como directora ejecutiva del Instituto Hondureño de Cultura Interamericana es un espejo real de lo que representa la difusión del talento femenino en nuestro país.

 Y es que desde hace varios años esta dama, con el apoyo de la prestigiosa institución a su cargo, promueve, reconoce y difunde las diferentes manifestaciones del arte de varias mujeres hondureñas, impulsando el salón de arte femenino, abriéndole espacios compartidos en las bienales, tanto de pintura como escultura, y las demás acciones que tienen que ver con una mayor participación de mujeres.

Desde su punto de vista, en esta entidad a su cargo no solo ha logrado compartir espacios, sino que además ha incorporado dentro de su dinámica de trabajo el hecho de compartir ideas, opiniones, conceptos y hasta sueños institucionales con el resto de su equipo de trabajo también conformado por varones. Y es que la dirección ejecutiva siempre ha estado dirigida por mujeres, participación que ha enriquecido la institucionalidad generando una armonía y reconocimiento sincero en la actividad laboral, educativa y artística cultural.

“Sobrevivir al olvido desde los diferentes espacios de participación es uno de los retos más importantes que menciona doña Rosario. Para ella, la seguridad, conocimiento, responsabilidad, perseverancia y capacidad ilimitada de brindar amor en todas sus manifestaciones son aspectos vitales para que las féminas hondureñas brillen dentro y fuera del país.

Patricia Arias: una vida para ayudar a las mujeres a desarrollar su capacidad

Es una dama que ha sufrido, llorado y amado con la mayor intensidad que se puede llegar a querer a un ser, pero pese a todas las circunstancias difíciles que le ha tocado atravesar, la tierna sonrisa que la caracteriza jamás desaparece de su rostro.

 Patricia Arias, gerente de ComunicArte, se dedica a edificar la dignidad de muchas mujeres hondureñas y a sembrar en ellas la esperanza a través de su trabajo intenso en las áreas de motivación, autoestima y liderazgo.

Luego de descubrir el verdadero propósito de su vida, Patricia le retribuye al Divino Creador su restauración ayudando a que otras damas desarrollen su capacidad de enfrentar sus adversidades mediante el reforzamiento de la Palabra de Dios con la implementación de talleres, capacitaciones y seminarios que de alguna manera transforman su mente con pensamientos claros y positivos sobre ellas mismas y su entorno, haciéndolas sentir que no están solas.

 Su visión de ayudar a otras damas surge cuando trabajó en la Fundación Infantil Ronald MacDonalds, donde percibió que muchas veces la madres requerían mayor apoyo que su niño. Considera que la mujer hondureña es muy diligente y esforzada, pero que su mayor reto está en descubrir quién es y actuar como tal, además de propiciar un verdadero encuentro con Dios, que marque su vida como lo hizo con ella.

Ver más noticias de Vida